Jack el caza gigantes
Comparte con tus amigos










Enviar

En esta película un niño se hace la siguiente pregunta: “¿Qué pasará cuando vuelvan los gigantes?”… Bien, la respuesta nos la ofreció Bryan Singer con esta cinta inspirada en el cuento de Jack y las habichuelas mágicas. Es tiempo de aventura, es tiempo de que os detengáis unos minutos para leer esta crítica de Jack el caza gigantes.

“¿Acaso hemos pasado a ser leyenda?”.-General Fallon.

General Fallon

Crítica de Jack el caza gigantes

Tengo que empezar diciendo que disfruté “como un gigante” con esta película de Bryan Singer. Tras su fracaso comercial en EEUU estaba, como se suele decir, “con la mosca tras la oreja” respecto a lo que aquí podría encontrarme. Sin embargo, mis peores temores pronto se disiparon, la aventura propuesta me enganchó desde el principio y pasé un gigantesco rato de entretenimiento y diversión. Un rato que me hizo retrotraerme a aquellas tardes de Navidad de finales de los 80 y principios de los 90 cuando, gracias a la televisión y los videoclubs, descubrí cantidad de fabulosas y mágicas películas de aventuras y fantasía. Quizás, este fuera el principal problema del film, que es un film que pienso que su estreno habría encontrado mejor acomodo en épocas más mágicas y tendentes a soñar… y no en otras fechas en las que nadie cree en nada, y mucho menos en “gigantes y molinos de viento”. Ya lo dice en la cinta el propio padre del protagonista: “Sólo es un cuento Jack. Los gigantes no existen”.

Jack

Como he venido a exponer en el párrafo anterior, ‘Jack el caza gigantes’ es casi una película de “otra época” hecha con medios actuales. Una película que ofrece una fantástica y entretenida aventura que resulta muy disfrutable. Además, cuenta con unos gigantes bastante bien realizados (unos mejor que otros pero rayando a buen nivel general) y que también presenta momentos de diversión muy acertados (esa visita a la cocina de los gigantes, por ejemplo).

‘Jack el caza gigantes’ puede ser disfrutada tanto por pequeños como grandes, de hecho, si me apuran un poco, pues pienso que serán los mayores los que la saborearán más (hacer ver, en este sentido, que el film en USA fue calificado PG-13) por la nostalgia de recordar esas viejas y mágicas películas que veíamos antes, y cuyo máximo interés era ofrecernos un sano y agradable rato de enorme entretenimiento. Porque eso es lo que buscó esta película y en mi parecer lo consiguió sin mayores problemas.

Jack el cazagigantes

Otro punto a favor del film, y en conexión con lo anteriormente comentado, es que no insulta la inteligencia de su posible público menor de edad con tonterías o estupideces, sino que también les ofrece una aventura con la que sentirse implicados. Una aventura en compañía de un joven campesino y una joven princesa que no se comportan como los típicos tontos… ni hacen estupideces que busquen provocar la risa facilona de nuestros “locos bajitos”. Sí, es cierto que hay momentos divertidos protagonizados por los gigantes, pero ni siquiera estos se comportan tampoco como unos tarados de tropecientos metros de altura… sino que la diversión viene provocada por momentos y circunstancias muy puntuales, y realmente tampoco abundan… porque de lo que se trata es de presenciar una gran aventura: la aventura de Jack, Isabelle y sus amigos. Esta película me dio casi 2 horas de diversión con cierto sabor añejo. Bravo por ella.

Jack el cazagigantes

Mención aparte merecen los efectos visuales del film y la recreación del mundo de Jack y de los gigantes. Lo que se refiere a castillos, construcciones, cascadas, bosques y demás roza el sobresaliente. Al respecto de los gigantes, decir que son muchos los que se nos ofrecen (había más de los que me imaginé en un principio) y todos ellos están diferenciados unos de otros. En general, lucen francamente bien e interactúan notablemente con los personajes humanos. Es lógico que haya escenas o momentos más conseguidos unos que otros pero a nivel global creo que se ha hizo un muy buen trabajo con estos colosos. Refiriéndome ahora a la planta que crece de las judías, decir que el trabajo aquí fue un tanto irregular, en algunas secuencias luce muy bien pero en otras se nota un poco falsa, sobre todo, cuando los soldados trepan por ella y la cámara se acerca en detalle a la misma.

La BSO del film la firmó John Ottman, ofreciendo unas composiciones muy acertadas de tono aventurero y épico que alcanzan sus mejores momentos en la parte final del film.

Jack el cazagigantes

No son judías cualquiera. Son unas reliquias sagradas”… El Reino de Cloister.

En esta película destacaron fundamentalmente los papeles de Nicholas Hoult, Eleanor Tomlinson, Ewan McGregor, Stanley Tucci, Ewen Bremner, Ian McShane y Billy Nighy.

Nicholas Hoult y Eleanor Tomlinson dieron vida a Jack e Isabelle. Jack es un joven campesino bastante soñador que tiene problemas para seguir las responsabilidades marcadas por su tío. Isabelle, por su parte, es la joven heredera del Reino de Cloister que busca relacionarse más con su pueblo, y que está obligada por su padre a casarse con el siniestro Roderick.
Esta pareja de campesino y princesa funciona de manera aceptable. Habría sido deseable haber contado con unos jóvenes más carismáticos que Nicholas Hoult y Eleanor Tomlinson, pero justo es reconocer que salvaron más bien que mal la papeleta de ser la pareja protagonista de esta mastodóntica superproducción de gigantes.

Jack el cazagigantes

El que más destaca en la película indiscutiblemente es Ewan McGregor como Elmont, guardaespaldas principal de Isabelle. McGregor disfruta de su papel y roba de manera contínua planos a todos aquellos que se cruzan en su camino. Del resto, hacer mención a la buena labor de Stanley Tucci como el siniestro Roderick, Ewen Bremner como su irritante y principal esbirro (afortunadamente, Bryan Singer se dio cuenta de lo cargante que resultaba el personaje para el espectador/a y lo quitó pronto de en medio), Ian McShane como el Rey Brahmwell que sólo busca lo mejor para su hija (comentar que su armadura lo empequeñece y le roba porte físico) y Billi Nighy que fue la inspiración física para el jefe de los gigantes, el General Fallon, al que en el VO prestó su voz. ¡Ah! y también hubo un pequeño cameo del mítico Warwick Davis más conocido como “Willow”.

General Fallon

En conclusión.
Finalizo esta crítica de Jack el caza gigantes, un film que para mi fue una notable y disfrutable aventura que me sorprendió gratamente. Una cinta que me hizo recordar viejos tiempos pasados en los que todos éramos más inocentes y menos exigentes de lo que podemos ser hoy en día. No la dejéis pasar por alto, honestamente creo que merece la pena.

Tráiler de Jack el caza gigantes