Hotel Transilvania 2
Comparte con tus amigos










Enviar

En 2012 el genial Genndy Tartakovsky nos sorprendió con ‘Hotel Transilvania’, un film animado que fue toda una golosina para los amantes de los monstruos clásicos de toda la vida. Posteriormente, y ya en el tramo final de 2015, nos invitó a reencontrarnos con todos los monstruosos amigos de… ‘Hotel Transilvania 2’.

“Es de colmillos lentos”.-Drácula.

hotel-transilvania-2-dennis

Crítica de Hotel Transilvania 2

Tras todo el festival de diversión, monstruos y guiños cinematográficos que había en Hotel Transilvania (Genndy Tartakovsky, 2012), se escondía un claro mensaje: no prejuzgar al que es diferente. Pues bien, esto mismo vuelve a suceder en ‘Hotel Transilvania 2’, es decir, debajo de todo su manto de diversión, monstruos, gags y demás… el mensaje, el nuevo mensaje de esta secuela vuelve a estar muy claro: no intentar convertir a alguien en lo que nosotros queramos. Esto es clarísimo y es algo que la propia Mavis le dice en un momento del film a Drácula: “No puedes convertir a alguien en lo que no es”.

También resulta bastante nítida otra lectura del film: la convivencia con los que son diferentes, aquí reflejada en las uniones entre monstruos y humanos pero extrapolable a la sociedad real y actual de nuestros días. Siempre he creído muy importante que los films animados destinados a los más pequeños de la casa contengan lecciones importantes, lecciones repetidas mil veces pero que nunca están de más, sobre todo, en estos tiempos.

Dejado claro las lecturas y/o mensajes que incorpora esta secuela, hay que decir que la misma, a pesar de que ya no goza del efecto sorpresa de su predecesora, sigue resultando una divertida propuesta para pasar casi 90 minutos con unos monstruosos amigos que, a nivel personal, ya echaba de menos.

hotel-transilvania-2-amor

La diversión a la que me he referido en el párrafo anterior está presente por la gran cantidad de gags (me gustaron, sobre todo, los protagonizados por Wayne más conocido como El Hombre Lobo, o los que hacen referencia al contraste en las relaciones entre humanos y monstruos) y referencias cinéfilas que se ofrecen en el film (atención al disfraz que se pone Jonathan para la fiesta de cumpleaños de su hijo Dennis) sin reparar en que las películas y/o personajes referidas/os sean o no de la competencia.

También las nuevas tecnologías harán acto de presencia en el film con los móviles de SONY, Internet, los whatsapp y demás. Ahora bien, en este punto es bastante criticable la publicidad encubierta que se ha hecho así misma SONY, más que nada porque llega a resultar cansino estar viendo cada tres por cuatro móviles con su marca. Mucho cante.

El estilo de animación y colorido es idéntico al que ya funcionó muy bien en la primera parte, y es que como se dice: “Si algo no está roto no lo arregles…”.

hotel-transilvania-2-moviles

Al respecto de los personajes, hay que decir que siguen siendo igual de divertidos y geniales que en el primer film… PERO… les pasa lo mismo que a la cinta, es decir, que ya no sorprenden, lucen menos y alguno casi podemos decir que ha perdido casi todo su brillo, como es el caso de Jonathan, convertido aquí en mera sombra tanto de Mavis como de Drácula. Un Drácula que sigue acaparando gran protagonismo que “comparte” con su hija Mavis y con sus amigos favoritos: La Momia, el Hombre Lobo, Frankenstein y El Hombre Invisible.

Entre los personajes nuevos hay que destacar al pequeño Dennis y al abuelo Vlad. Dennis es el hijito de Mavis y Jonathan, y resulta una criatura muy inocente y demasiado humano para Drácula, no obstante, Transilvania para Mavis: “Es el sitio perfecto para criar a un hijo”. Por su parte, el abuelo Vlad (un vampiro de la “vieja escuela”) luce bastante, y eso a pesar de no contar con tantos minutos en pantalla como yo esperaba. ¡Ojo! porque en España viene doblado por el gran Arturo Fernández que debuta en estas lides y que no lo hace nada mal con su mítica expresión de “chatín” incluida.

hotel-transilvania-2-vlad

En conclusión.
Finalizo esta crítica de Hotel Transilvania 2, una secuela ya sin la carta de la sorpresa a su favor pero que sigue manteniendo un buen nivel de entretenimiento y diversión. Si te gustó la primera película, entonces, deberías considerar el darle una más que merecida oportunidad a esta segunda parte, y comprobar así de primera mano cómo les ha ido a nuestros monstruosos amigos por esas tierras lejanas y misteriosas de Transilvania.

Tráiler de Hotel Transilvania 2