El proyecto de la bruja de Blair
Comparte con tus amigos










Enviar

‘El proyecto de la bruja de Blair’ fue una película pionera. Hablamos de la cinta que abrió las puertas a todas las demás posteriores de «falso documental». Una serie de películas grabadas «cámara en mano» y la gran mayoría del mismo género: terror.

«Hay algo o alguien en este bosque con nosotros»

El Proyecto de la Bruja de Blair

Crítica de El proyecto de la bruja de Blair

Últimamente me he puesto a pensar que, cada cierto tiempo, aparece una película de terror impresionante. Un film que define a una generación. En los 70 tuvimos El Exorcistay en los 80 Poltergeist’. Más recientemente, a comienzos del 2000, apareció el fenómeno de The Ring’. Finalmente, para mi generación bien podría ser El proyecto de la bruja Blair’ ya cerrando la década de los 90.

Si fuésemos a juzgar esta película sólo por su apariencia diríamos que es imposible que fuera tan destacada como consiguió serlo. Para empezar, no es una película en el sentido práctico de la palabra. Se trata de un falso documental grabado con videocámaras en constante movimiento. Tan es así que llega a causar mareos la primera vez que la ves. Y, sobre todo, no muestra nada terrorífico. Entonces, ¿cómo es posible que cause miedo?

Antes que nada debemos situarnos en el contexto en el que se produjo la película. ‘El proyecto de la bruja Blair’ se vendió como si fuera algo real. Los productores se encargaron de crear toda una historia y mitología al respecto. Todas estas «historietas» fueron mucho más allá de la escasa información que se ofrecía en la película. Para tener acceso a la misma había que visitar la página web oficial donde, poco a poco, iban filtrando información y haciendo creer que todo era verdad. Así fue cómo se corrió la voz creando una expectación ante el estreno de “los videos descubiertos”. Videos que se iban a exhibir en los cines.

El Proyecto de la Bruja de Blair

Tal fue la reacción de las personas que el fin de semana que se abrió la página web recibió unas 110.000 visitas. Así pues, cada cierto tiempo se iba actualizando y la ansiosa gente se enganchaba más al darlo todo por hecho. Luego tenemos la historia en sí de la película. Es fácil creerse lo que nos presentan… por absurdo que pueda parecer. Lo cierto es que todos nosotros, en algún momento, hemos escuchado una historia de miedo/leyenda urbana de este tipo. Inclusive, habremos experimentado alguna situación “sobrenatural”.

Los actores hacen un trabajo muy destacado que consigue meternos en su piel. Básicamente fueron ellos mismos, es decir, no interpretaron ningún personaje. Además, sus emociones resultan casi reales, ya que los productores se encargaron de aislarlos y no interactuar directamente con ellos. Tanto los actores como la producción se encontraban separados. Estos últimos se encargaban de dejarles comida para que la encontraran. Además, los sorprendían con las situaciones que se pueden ver en el film.

El factor miedo se deja a nuestra imaginación. Siempre se ha dicho que mientras menos se muestre algo en una película de terror más miedo causa. Un ejemplo de esto esAlien, el octavo pasajero’. Aquí vemos cómo realmente es posible crear pavor con sólo montones de piedras y ramas colgando de árboles en forma de personas (los llamados «humanoides»). En ningún momento vemos a la bruja de Blair y ni falta que hace… Finalmente, el desarrollo de la historia nos mete de lleno en ella. Estamos con los personajes desde el momento que se preparan para el viaje. Los vemos haciendo el documental y, eventualmente, el descenso hasta su perdición.

El Proyecto de la Bruja de Blair

Conclusión.
Finalizo ya esta crítica de El proyecto de la bruja de Blair, un film que supuso un enorme éxito. Y más importante aún es que consiguió causar verdadero pánico en el espectador utilizando básicamente nada. Tal fue su impacto que, al momento de rodar los créditos finales confirmando que se trataba de una película, muchos aún insistían en que se trataba de un hecho verídico. Les garantizo que si la ven solos, en el más absoluto silencio, conseguirá ponerles la piel de gallina.

«Tengo mucho miedo»

El Proyecto de la Bruja de Blair

Curiosidades.
-La película se hizo con un presupuesto de $60.000 y solamente en los EEUU generó unos ingresos de 140.539.099 $.
-Durante un tiempo existió un pack en Zona 1 llamado The Blair Witch Experience. Este pack, por poco más de $20, incluía la película original, su secuela (‘El libro de las sombras’ que también incluía la banda sonora), un collar con el emblemático “stickman” (las figuras hechas de ramas) y tres juegos de ordenador.
-Para saber cómo sería la bruja Blair, vean la imagen de cierre de esta reseña. Se trata de la figura que Todd McFarlane diseñó para su colección de figuras de terror.

La Bruja de Blair