Día de patriotas
Comparte con tus amigos










Enviar

El tándem formado por Mark Wahlberg y Peter Berg regresa para contarnos otra historia real. Una historia basada en el atentado ocurrido en Boston en abril de 2013, durante su famosa maratón. El film también se adentra en la investigación posterior de los grupos policiales para atrapar a los autores, en una cacería humana a lo largo y ancho de la ciudad de los Celtics. De todo ello os hablo en esta crítica de Día de patriotas.

“Hay que coger a esos hijos de puta antes de que vuelvan a actuar”.-Tommy Saunders.

Crítica de Día de patriotas

Desde su primera colaboración juntos, en 2013 con ‘El único superviviente’, Peter Berg y Mark Wahlberg se han convertido en un baluarte de solidez cinematográfica, en lo que se refiere a historias basadas en sucesos reales. En “El único” nos contaron el cruento suceso de la operación “Red Wings” en Afganistán. Tan sólo tres años después se embarcaron en dos proyectos también basados en hechos reales: uno de ellos a propia petición de Wahlberg y tras la retirada del realizador J.C. Chandor, me refiero a Marea negra’. El otro proyecto era el que Berg quería hacer, ‘Día de patriotas’, cinta que llegó a estar considerada para la carrera de los Oscars.

Expuesto esto, confieso que ‘Día de patriotas’ es la peor de las tres colaboraciones de actor y director. Ahora bien, esto no quiere decir que sea mala, ni mucho menos, el resultado final es bueno, pero quizás ese es el problema, que sólo es bueno… cuando sus otras colaboraciones fueron de un nivel superior.

De entrada, lo que ha caracterizado a Berg en este tipo de films es que siempre ha sabido mezclar la emoción con la intensidad, algo que aquí sólo se alcanza en determinados momentos… a diferencia de las ya citadas ‘El único superviviente’ y ‘Marea Negra’.

En relación a lo anterior, el guión con el que trabaja Berg no tiene el suficiente grado de empatía, más que nada por la falta de profundidad y desarrollo de personajes (por ejemplo, poco se sabe del personaje de John Goodman, salvo que quiere a toda costa detener a los autores, o del personaje de J.K Simmons del que prácticamente no sabemos nada hasta el final del film). Esto le da un cierto puntapié a la cinta puesto que no explora a sus protagonistas. Sin embargo, el realizador se las ingenia para impregnar el suficiente suspense y drama para no perder al espectador a lo largo de los 132 minutos de duración. Y todo gracias a un puñado de secuencias como la del atentado o la posterior persecución de los culpables que nos devuelven al mejor Peter Berg.

Es en ese tramo final donde Berg culmina la cinta gracias a su enorme narrativa y dirección. Es ahí donde consigue superar el escollo del libreto sobre sus personajes, dar un empaque más sólido al film y rematar cierta parte de la faena.

Hablando del reparto cabe destacar a Mark Wahlberg y resaltar que su personaje es ficticio; al parecer fue creado por el director en base a diferentes policías reales que intervinieron en el suceso. Además, el resto del casting y, pese al aspecto ya comentado del libreto, sí que consigue lucir gracias a su carisma y probada competencia. No en vano estamos hablando de nombres como los de John Goodman, J.K. Simmons, Kevin Bacon o Michelle Monaghan. Pero bueno, es claro que con un mejor tratamiento de personajes el film habría sido más memorable.

Por último, tampoco se puede destacar mucho la banda sonora de Trent Reznor y Atticus Ross (autores de las últimas BSOs de David Fincher, que sustituían a Steve Jablonsky al estar este ocupado en la quinta entrega de la franquicia ‘Transformers’). Su música no termina de funcionar y conseguir los elementos emocionales o de suspense de la propuesta, cosa que si conseguía Jablonsky en sus dos anteriores colaboraciones con el director nacido en NY.

En conclusión.
Acabo ya esta crítica de Día de patriotas, la peor (que no mala) de las tres colaboraciones entre Mark Wahlberg y Peter Berg. Resulta la más pobre en términos de guión y aprovechamiento de actores, sin embargo, cuenta con ciertas set-pieces, cierto trabajo de suspense y un clímax lo bastante competente. Además, Mark Wahlberg y el carisma de su reparto sacan a la cinta y la elevan, si no a lo más alto, dentro de un margen de entretenimiento y buen cine.

Tráiler de Día de patriotas