Chicken Little
Comparte con tus amigos










Enviar

Esta película fue la primera que Disney realizó por ordenador después de que decidieran finalizar con las películas de animación tradicional. Su contenido deja bastante que desear al no ofrecer absolutamente nada que no se hubiera hecho ya antes. ¿El resultado? Una comedia infantil con referencias para el público adulto. Es el momento de conocer a… ‘Chicken Little’.

Clásico 46

Crítica de Chicken Little

Como ya he mencionado en la introducción, ‘Chicken Little’ fue la primera película enteramente generada por ordenador por parte de Disney, luego de la compañía haber decidido cerrar (por aquel entonces) el departamento de animación tradicional. Decisión tomada debido al “boom” que finalmente causaron las películas infantiles hechas a través de este medio. De esta forma, Disney pasó página de la animación más clásica, poniendo como excusa que la razón de sus fracasos en taquilla se había debido a que lo clásico era ya algo obsoleto.

Por lo visto, no se miraron el ombligo para comprobar que ‘Zafarrancho en el rancho’ (2004) fue un desastre de película (con independencia de su estilo de animación) y lo peor que Disney ha hecho como parte de su línea de Clásicos. Pero eso es historia para su respectivo artículo…

¿Recuerdan la época conocida como El Renacimiento Disney”? Sí, ese momento a partir del cual absolutamente todas las películas de animación decidieron emular el formato de musicales que les brindó tanto éxito. En ‘Chicken Little’ se revierte el proceso y es Disney quien decide copiar a todas las demás compañías que hacían películas de animación por ordenador. Lo irónico del caso es que en lugar de seguir como ejemplo a su propia (y reyes indiscutibles del medio) Pixar utilizaron a Dreamworks. Y ya veremos por qué lo digo.

Comenzar por decir que hablar de esta película como adaptación libre del “patito feo” es poco (y muchos se quejarían de Hércules). No hace falta decir que en la historia original no salía el patito feo (en este caso Patita… y ya aquí vamos mal). Pero claro, tampoco se desarrollaba en un pueblo cuyos habitantes animales van vestidos, han erigido edificios, manejan coches, tienen acceso a medios de comunicación y hasta poseen un cine. Por no hablar que tampoco aparecían extraterrestres que venían a destruir el planeta.

Desde aquí comienzo a hablar de los parecidos con ‘Shrek’. Y es que el film utiliza para su comedia referencias a la cultura popular. Por un lado tenemos películas a las que hace parodia: ‘La guerra de los mundos’, ‘King Kongy hasta ‘Indiana Jones: En búsca del Arca Perdida’ (de hecho, se muestra una escena del Arca cuando los habitantes del pueblo la ven en el cine). Ahora bien, donde más se notan las referencias es en su banda sonora, en la cual escucharemos canciones como “We Are The Champions”, “Wannabe”, “I Will Surive”, “It´s the End of the World (as we know it)” entre otras. Lo peor del caso es que en prácticamente todas las ocasiones suenan sin venir a cuento y de manera atropellada, y casi todas son cantadas por los mismos personajes.

Llegados a este punto apenas merece la pena que hable de los personajes… pero lo haré de manera breve. Chicken Little es un niño normal (si pasamos por alto el que tenga la voz de un joven/cuasi adulto) que se convierte en la burla del pueblo después de su comentario. Abby es la amiga que lo apoya. Ran el chico cobarde. Pez Fuera del Agua es mudo pero “guay” y el señor Gallo es un padre como tantos otros. Por lo que pueden comprobar nada los hace particularmente interesantes sino estereotipados.

Y ya ni hablar de la moraleja de la película: “el padre que siempre debe apoyar a su hijo” puesto que se pierde en toda la historia y cuando llegan los momentos donde se presenta quedan muy forzados.

Conclusión.
Finalizo esta crítica de Chicken Little, una película que en lugar de parecerse a lo que Disney siempre ha hecho pasa a ser una de todas las del enorme montón del género infantil/comedia que ya se han convertido en norma. Encima, lo peor que puede pasarle es que justamente lo que tendría que ser su punto fuerte es lo peor parado de ella (los chistes están demasiado vistos). La experiencia de verla resulta decepcionante.