Carlitos y Snoopy: La película de Peanuts
Comparte con tus amigos










Enviar

Charles Monroe Schulz fue un famoso historietista norteamericano conocido mundialmente por sus tiras cómicas en las que conocimos a Carlitos y Snoopy. Ahora, y terminando el 2015, nos volvemos a encontrar con estos entrañables personajes en el cine. Es hora de coger las palomitas, sentarse en la butaca y ver… ‘Carlitos y Snoopy: La película de Peanuts’.

carlitos-y-snoopy-cine

Crítica de Carlitos y Snoopy: La película de Peanuts.
Ya han pasado 65 años desde que se publicase la primera tira cómica de ‘Peanuts’, la cual se vino publicando hasta el día de la muerte de su creador, Charles Monroe Schulz, el 12 de febrero del año 2000. Convertida ipso facto en un referente de la cultura popular estadounidense, tal fue su éxito que de ella nacieron la película ‘Snoopy, vuelve a casa’ (Bill Melendez, 1972), la serie ‘El show de Charlie Brown y Snoopy’ (1983-1985), y tres especiales para televisión, ‘Snoopy está por casarse, Charlie Brown’ (Bill Melendez, 1985), ‘El musical de Snoopy’ (Sam Jaimes, 1988) y ‘La reunión de Snoopy’ (Sam Jaimes, 1991). Paso ahora ya a ahondar en lo que nos ofrece este nuevo film en la crítica de Carlitos y Snoopy: La película de Peanuts.

carlitos-y-snoopy-schulz

De carácter costumbrista, se nos presentaba a Charlie Brown (rebautizado en España como Carlitos Brown), un niño un tanto nervioso e introvertido, y su forma de relacionarse con sus amigos del colegio, además de las aventuras (imaginarias o no) de su perro, un beagle llamado Snoopy, y el mejor amigo de este, un pájaro amarillo de nombre Woodstock (Emilio). De marcado carácter referencial para varias generaciones, han pasado ya catorce años desde la última aparición de Charlie Brown y Snoopy, y ahora han regresado de la mano de Steve Martino por la puerta grande.

carlitos-y-snoopy-magos

Steve Martino fue el director de ‘Horton’ junto a Jimmy Hayward en 2008, y de los dos cortometrajes de la ardilla Scrat de Ice Age’, cortometrajes titulados ‘Scrat’s Continental Crack-Up’ (Steve Martino & Mike Thurmeier, 2010) y ‘Scrat’s Continental Crack-Up: Part 2’ (ídem, 2011), y también se ocupó de la cuarta entrega de “La saga Ice Age” que llevó por título Ice Age 4: La formación de los continentes (ídem, 2012). Ahora, Steve Martino nos presenta un film que mezcla la animación tradicional con el 3D, acercando el universo de ‘Peanuts’ a las nuevas generaciones, además de ser un gran acierto de ejercicio nostálgico para los más mayores.

Siguiendo con la tónica cómico-costumbrista a las que nos tenía acostumbrados tanto la tira cómica de Schulz, como la serie y películas, volvemos a sumergirnos en el día a día de Charlie Brown, donde Lucie van Pelt sigue siendo la niña redicha de siempre, donde Marcia continúa llamando “Señor” a Peppermint Patty, donde Sally sigue pidiéndole ayuda a su hermano mayor Charlie con sus deberes, y donde Snoopy y Woodstock vivirán un sinfín de aventuras.

carlitos-y-snoopy-colegio

“Carlitos y Snoopy” es una de las películas de animación de este año, sin ninguna duda, y lo es ya sea por el carácter épico que toman la trama de Snoopy y Woodstock y su enfrentamiento al Barón Rojo, todo un homenaje al género de aventuras y bélico literario; o por la sencillez con la que la historia de Charlie y su nuevo amor platónico, la vecina pelirroja, va tomando forma a través de las constantes meteduras de pata del protagonista, tenemos el ejemplo clave de que el cine de animación no tiene por qué estar dulcificado (aprende, Disney), pues es en la vida real (donde también existe el gratificante mundo imaginario, como modo de representación de ideales y sueños) donde el universo de Charlie Brown y Snoopy siguen asentados.

carlitos-y-snoopy-baron-rojo

En conclusión.
Apta para niños y adultos, ‘Carlitos y Snoopy: La película de Peanuts’ se convierte en una de las máximas apuestas de este año, por lo que a estrenos navideños se refiere, y estoy seguro de que Charles Monroe Schulz estaría más que orgulloso de esta nueva adaptación de ‘Peanuts’ a la gran pantalla.