Batman vuelve
Comparte con tus amigos










Enviar

El murciélago, el pingüino y la gata. Continúan las aventuras de Batman en esta particular visión de Tim Burton que nos trae de vuelta al “Mejor detective del mundo” en la que resulta (a fecha de este artículo) la película más oscura del personaje: particularmente por lo que el director quiso hacer con Pingüino y Catwoman. ¡Bienvenidos a la crítica de Batman vuelve!

Batman vuelve

Crítica de Batman vuelve

Tras el éxito que fueBatman (Tim Burton, 1989) y WB conocer el estilo de Tim Burton (por lo cual le mantuvieron a raya) esta vez con ‘Batman vuelve’ le dieron rienda suelta. De ahí entonces los cambios. Por eso terminó siendo una película demasiada oscura. Por esto fue que la siguiente, Batman Forever(Joel Schumacher, 1995), cambiaría de director y de rumbo…pero esa ya es otra historia para esa reseña.

Ya, en principio, Tim Burton hizo algunos cambios radicales en la mitología de Batman. Particularmente, el hacer de Joker el responsable de la muerte de los padres de Bruce Wayne. Pero fue llegar a “Vuelve” cuando, definitivamente, hizo lo que quiso. Entre las más grandes libertades está (curiosamente) el origen de el Pingüino donde, según los cómics (y antes del “New 52”), Oswald Cobblepot era un niño de mamá que lo obligaba a cargar un paraguas todo el tiempo en caso de que lloviera para que no muriese de neumonía como su padre. Por ser ya de por sí bajito y con una nariz tan alargada los niños le molestaban y le pusieron el apodo de “Pingüino”, quien terminaría por convertirse en el líder una comunidad criminal y usaría su club (Ice Lounge) como tapadera para sus negocios. Inclusive, para el film, se le otorgó una apariencia totalmente grotesca y hasta temible. Una apariencia que, personalmente, me gustó. Más aún con un Danny DeVito en una de sus mejores interpretaciones bajo tal cantidad de maquillaje y demás que lo hacían irreconocible.

danny-devito-penguin

Hablando de villanos, debemos continuar con la gata, Catwoman. Otra vez con un origen diferente al de los cómics, en el cual (antes del ya citado “New 52”) era una dominatrix que se dedicaba a eso para sobrevivir y obligada también por su novio. No es hasta que le sucede algo terrible a su hermana que opta por aprender artes marciales y, eventualmente (inspirada por su instructora en defensa personal), decide dejar esa vida de prostitución, enfundarse un traje y convertirse en la Catwoman que todos conocemos. Independientemente de las alteraciones, lo que es innegable es la maravillosa interpretación de Michelle Pfeiffer. No solamente hizo del personaje algo muy diferente a lo ya visto en la serie de Adam West, sino que consiguió hacer de Selina Kyle una mujer fuerte, sensual y que caminaba la delgada línea que hace de ella ni heroína ni villana.

Catwoman

Entre esa secuela y la primera de Batman prefiero esta. Siempre ha sido de mis favoritas. Será porque tiene a mi villano predilecto de Batman. Será porque también se incluye a Catwoman. Será porque ahora son dos los enemigos a enfrentar. Pero, sobre todo, porque pese a lo rara que resulte para muchos, debido al estilo único del director, lo cierto es que con los comienzos de Batman ya establecidos nos podemos mover a otros nuevos personajes, la historia fluye de mejor manera (continuada) y llena de acción. Tanto es así que el videojuego (yo lo pude jugar para SNES) está considerado como de los mejores “beat´em ups” gracias a lo que tuvimos en el film.

Siempre pensé que la película era tan buena que todos disfrutaban con ella. Para mi sorpresa luego descubrí que no fue así. Que de hecho resulta un tema de debate para los fans. La discusión es de si es buena o no. Sin punto medio. Precisamente por los toques de Burton donde, además de lo criticable de los cambios a los orígenes de los villanos se le va de las manos (¿?) con pingüinos usados como ejército cargando cohetes en sus espaldas. Y he puesto signos de interrogación entre paréntesis porque sabemos que en los cómics cualquier cosa es posible… aunque supongo que trasladarlo al cine quedó como ridículo.

Catwoman y Pingüino

Ya me faltaría por hablar de dos elementos claves que también retornan a esta segunda parte. Cada uno indispensable: Michael Keaton y Danny Elfman. Keaton no quería volver pero logró ser convencido asegurándole que Tim Burton dirigiría. Y si no hablo de él es porque, para sorpresa de muchos, hizo tan bien de Bruce Wayne/Batman que se da por sentado su aporte. Por su parte, el compositor Elfman nos trae una banda sonora en la misma línea que la primera ‘Batman’. Así pues, basta con mencionar a ambos brevemente. No porque lo hagan mal ni repetitivo… sino porque mantienen el nivel.

Batman vuelve

Conclusión.
Sí, ‘Batman vuelve’ pasa a ser más una película de Tim Burton que una película de Batman; aunque yo discutiría a favor que, justamente, el estilo de este director le sienta como una guante al universo del “Caballero oscuro”. Pero, con todo eso, es un muy buen film. Puede que guste más o menos pero lo cierto es que fue la última buena entrega de entonces. Nadie debería dejar de verla y que cada cual forme su propia opinión.