Aliados
Comparte con tus amigos










Enviar

Robert Zemeckis nos lleva a la Casablanca de 1942 para unir a Brad Pitt con Marion Cotillard. Por separado, ella es una espía de la resistencia francesa y él es un espía de la inteligencia inglesa. Juntos son… ‘Aliados’.

“Mis sentimientos son auténticos. Por eso funciona”.-Marianne Beauséjour.

aliados-casablanca

Crítica de Aliados

Creo que es obligado empezar esta crítica de Aliados con una breve referencia al mundo rosa de Hollywood. Comento esto porque esta fue la película que supuso el fin al famoso matrimonio de Angelina Jolie con Brad Pitt. Fueran o no ciertos los rumores de infidelidad (que me importan más bien poco o nada) lo cierto es que ‘Aliados’ quedó “marcada” en este sentido. Y ahora veamos que nos ofrece Zemeckis en esta nueva producción.

Y lo que nos ofrece Robert Zemeckis, con un buen e interesante guión de Steven Knight (Redención’, 2013), es una mezcla de géneros que funciona bastante bien. Aquí tendremos romance, espionaje, thriller y drama. Todo ello con “dos películas” (o dos partes) al precio de una.

aliados-ametralladora

Todos los géneros comentados en el párrafo anterior se dan la mano en la relación que mantienen los personajes de Brad Pitt (Max Vatan) y Marion Cotillard (Marianne Beauséjour) a lo largo de todo el film. Un film que se construye ofreciéndonos su relación en Casablanca y posteriormente en Londres. De ahí viene que tengamos “dos películas” al precio de una. 

La “primera película” sería la que se desarrolla en Casablanca. En ese tramo predomina el juego del espionaje. Un juego en dónde la preparación de los papeles de los espías en sus personajes debe ser máxima porque una torpeza conduce a la muerte (atención al “momento baraja” y a la fórmula del fosfato). La “segunda película” es la que tiene lugar (cambiando por completo de escenario) en Londres. Esta parte se engloba en el thriller con la intriga y la sospecha terminando por hacerse presentes. En ambas “películas” también hacen acto de aparición el drama y, sobre todo, el romance. Un romance que queda patente casi desde que Max y Marianne se conocen en Casablanca. Allí intimarán más allá de lo recomendable en el siempre peligroso terreno de los espías.

A nivel de la recreación de la época poco que objetar pues los productos de Zemeckis siempre son muy cuidados desde un punto de vista visual. No obstante, queda mejor retratado Londres que Casablanca. Más que nada porque la parte del metraje que transcurre en Inglaterra es bastante más larga que la otra con los bombardeos nazis incluidos. Ahora bien, en el film predominan claramente los interiores (el hotel, el piso, las oficinas de inteligencia…) sobre los exteriores (poco desierto, poco callejear por Londres…).

aliados-desierto

“No es un juego”… Espías como nosotros.

Al respecto del casting decir que este se apoya clarísimamente en los roles de Brad Pitt y Marion Cotillard. Quitando a sus personajes, apenas hay uno o dos relevantes, como puede ser el caso de Jared Harris. Poco reparto “importante” para un film de 124 minutos.

Entrando a valorar a la pareja protagonista, hay que dejar claro que la que más brilla es Marion Cotillard. La actriz francesa hace suya la película desde el momento en que aparece. Marion destaca por la gran espontaneidad y credibilidad con la que dota a su personaje de Marianne Beauséjour. En la introducción he empleado una frase suya que describe perfectamente su labor en el film como actriz y la de su personaje como espía en Casablanca: “Mis sentimientos son auténticos. Por eso funciona”. Otro diálogo de la película que puede servir para describir su trabajo aquí es cuando el personaje de Brad Pitt le dice eso de: “Eres muy concienzuda” y ella le responde: “Por eso todavía sigo viva”. No encontrarán mejores definiciones para el gran trabajo de Marion Cotillard en ‘Aliados’.

Por su parte, Brad Pitt se muestra superado por Cotillard y bastante “acartonado” en la parte de la cinta que transcurre en el protectorado francés. Posteriormente, cuando la acción se traslada a Londres, ya se va soltando más para terminar a buen nivel. A destacar que, por circunstancias del guión, se ve obligado a recitar algunos diálogos en francés (en la VO, naturalmente).

aliados-pareja

Finalmente, otros intérpretes que puedo citar serían Jared Harris y Lizzy Caplan. El primero dota de autoridad y mando a su rol de Frank, el superior de Max Vatan en la inteligencia inglesa. Y la segunda se deja ver poco en su papel de Bridget, la hermana lesbiana de Max. Y no hay más intérpretes que puedan tener una mayor relevancia interpretativa. El resto del casting queda limitado a apariciones concretas y/o puntuales a lo largo del film con más o menos importancia. Por ejemplo, un desfigurado Matthew Goode.

aliados-fiesta

En conclusión.
‘Aliados’ es una película que recupera con buenas maneras el gusto por el cine clásico de espías. Un film que se apoya de manera total en un destacado guión y en el trabajo de su pareja protagonista. Una dupla en la que sobresale una entregadísima Marion Cotillard naturalmente metida en su papel de Marianne Beauséjour.

Tráiler de Aliados