Crónicas de Terrormolins 2014, maratón y palmarés
Comparte con tus amigos










Enviar

Crónicas de Terrormolins 2014, maratón y palmarés.

Buena es la valoración que, siendo este mi primer año en el Festival de Cine de Terror de Molins de Rei, hago una vez finalizado el mismo. La jornada del viernes estuvo marcada por los pases de todos los cortometrajes a competición, el pase especial de cortos del pasado Fant Bilbao y la entrega de premios, entre los que cabe destacar el “Méliès d’Argent” para ‘Ghost train’, de Lee Cronin, que también se hizo con el Segundo Premio y el de los Mejores FX y Maquillaje. El Primer Premio recayó sobre ‘Piano’, de Cho Young-Jun. El Palmarés de Terrormolins aún no se ha cerrado del todo, pues aún falta por saber cuál será el Premio del Público al Mejor Cortometraje, y para poder seguir votando, gracias a Filmin pueden verse online y ser valorados todos y cada uno de ellos. Así que, ¡a votar!

Y cinco días después de haber dado su pistoletazo de salida, por fin llegó el ansiado momento de la Maratón. Ocho propuestas (1 cortometraje + 1 retrospectiva + 6 películas de la Sección Oficial) que, con sus más y sus menos, funcionaron como colofón final perfecto para el festival.
A eso de las 20 horas comenzamos con ‘Let Us Prey’ (Brian O’Malley, 2014), película irlandesa que puede recordar al planteamiento del ‘Asalto en la comisaría del distrito 13’ de John Carpenter (1976), pero que se convierte rápidamente en un caos argumental a modo de batiburrillo de ideas bien escogidas pero mal expuestas. Se salva únicamente la genuina Pollyanna McIntosh, dispuesta a ser la nueva reina del grito del XXI, y algún que otro momento gore que arrancó los aplausos de un público ávido de carne fresca.

A continuación, vivimos un breve parón para dar a conocer el palmarés de la mano del jurado. Los miembros que han pasado a decidir quiénes son los ganadores de la Cuarta Competición de Largometrajes de Terrormolins ha sido: Marta Armengou (crítica de cine), Pep Bonet (fotógrafo y cineasta), Marina Anna Eich (actriz y productora), Miguel Ángel Font (director de cortometrajes), y Nacho Vidal (actor, productor y director). ¿Los ganadores? Pues claramente dos de las películas que un servidor ya auguraba: ‘Autumn blood’ y ‘Living Dark’. Este es el resultado final del Palmarés de Terrormolins 2014:

-Mejor Película:
‘Autumn blood’, de Markus Blunder.
-Mejor Director:
Markus Blunder por ‘Autumn blood’. Mención Especial del Jurado para David Hunt por ‘Living Dark’.
-Mejor Actriz:
Ashley C. Williams por ‘Julia’. Mención Especial del Jurado para Alexandra Essoe por ‘Starry eyes’.
-Mejor Actor:
Chris Cleveland por ‘Living Dark’.

Así pues, el terrorífico y visceral drama austríaco es el que consigue posicionarse como ganador dentro de un certamen en el que, como bien se ha dicho, ha reconocido el esfuerzo de la pequeña y solvente cinta de David Hunt con una “Mención Especial” y un premio al “Mejor Actor”. Por lo referente al galardón a la “Mejor Actriz”, un servidor se hubiera decantado por Alexandra Essoe como única ganadora. De la misma manera, pienso que ‘Starry eyes’ habría sido también una perfecta ganadora. Pese a ello, considero que los resultados del palmarés son muy acertados.

autumn-blood

Tras el receso, asistimos a la premier mundial del cortometraje de Pep Bonet, ‘Ponerse al día’, una historia filmada en exquisito blanco y negro por el tres veces ganador del prestigioso “World Press Photo”. Directa y suponiendo un aviso hacia aquellos perpetradores de bullying, consiguió arrebatar los aplausos de un público que ya estaba absolutamente preparado para que continuasen la maratón. Y así fue, pues tras la proyección, dio comienzo la premier española de ‘Exists’, la nueva producción de Eduardo Sánchez, una de las cabezas pensantes de la magistral El proyecto de la Bruja de Blair (Eduardo Sánchez & Daniel Myrick, 1999). Volviendo al found footage, el cubano presenta una de las mejores aportaciones que se han hecho en la historia del cine, junto a ‘Willow Creek’ (Bobcat Goldthwait, 2013), entorno a la leyenda del Bigfoot. Acción, algún que otro susto y una criatura que, más que ser mostrada cual espectáculo de feria se deja ver más bien poco, hicieron que el regreso de Sánchez al género fuese por la puerta grande. Y que siga así por mucho tiempo.

Tras leyendas mitológicas nos adentramos en un subgénero que, si bien podría estar bastante manido, demuestra que no está de capa caída: el rape & revenge. Nacidos a modo de exploit durante los 70’s, los productos en los que tras una violación (rape) una mujer decide tomarse la justicia por su mano a modo de venganza (revenge), parecían haber tocado techo con los I spit on your grave (originales, remakes y secuelas) y derivados. ‘Julia’ (Matthew A. Brown, 2014) se nos presenta como uno de estos productos al uso pero con alguna que otra variante que le otorga la diferenciación respecto a los demás: al aire en plan moderneo que transmite su banda sonora y una estética a lo dominatrix que roza el ciberpunk. Buena aportación a la que le falta algo de la mala hostia que caracteriza a todo rape & revenge que se precie, y en la que destaca Ashley C. Williams, la Julia del título, reconocida como la “Mejor Actriz” de esta edición.

julia

La película sorpresa fue, para un servidor, una auténtica sorpresa, pues no fue otra que ‘El destripador de Nueva York’ del gran Lucio Fulci. Quizá no su mejor película pero si una de las mejores en las que el realizador italiano supo plasmar el erotismo del que hizo gala en su filmografía, y qué mejor forma que hacerlo en un retrato sórdido de la Gran Manzana, en la que el sexo rezuma en los escaparates de los sex shops y la libido de un psicópata hace desatar un infierno para el policía encargado de llevar a cabo su seguimiento.

el-destripador-de-nyPoco puedo decir de la siguiente película. La co-producción entre Estonia y Letonia, ‘The Man in the Orange Jacket’ (Aik Karapetian, 2014), con un perturbador comienzo, no consiguió vencer a Morfeo, quien me acunó en el mundo de los sueños hasta que desperté con el plano final de la película. Una verdadera pena, pues lo poquísimo que vi, me encantó. Otra vez será…
Y por fin llegó una de las películas que más ansiaba ver de toda la edición: ‘Starry eyes’ (Kevin Kolsch & Dennis Widmyer, 2014). Definida como híbrido entre abrazo entre David Lynch y el Cronenberg más carnal, la cinta de los dos estadounidenses (también firmantes del guion) se convierte en una malsana alegoría del trasfondo existente en Hollywood. Una crítica hecha desde las entrañas hacia ese microcosmos que ya retrataron Lynch y Cronenberg (casualmente, los dos referentes cuando se piensa en el film de Kolsch & Widmyer) en ‘Mulholland Drive’ (2001) y ‘Map to the Stars’ (2014), respectivamente. Sumándole algo del aroma del cine de vertiente satanista que hizo furor allá por la década de los setenta y la brillante interpretación de Alexandra Essoe como Sarah, la actriz dispuesta a todo por ser una nueva estrella, hacen de ‘Starry eyes’ una de las mejores películas de género para un servidor (y con una recta final que no escatima en cuanto a momentazos gore magistralmente rodados) de este año.

Y llegó el fin con ‘I survived a Zombie Holocaust’ (Guy Pidgen, 2014), comedia zombie de bajo presupuesto que seguramente lograría entretener a los más noctámbulos (daba comienzo a las 07:15 de la mañana) pero que yo no fui capaz de quedarme a ver. Muchas horas despierto (pese a mi pequeña cabezada) disfrutando de cine, de buen cine en este caso. A eso de las 9 de la mañana daría por finalizada la 33ª edición de Terrormolins y los rayos de sol, alumbrarían La Peni a modo de despedida mi bautizo en el Festival de Cine de Terror de Molins de Rei que, desde ahora, será una de las fechas fijas marcadas en mi calendario hasta el fin de los tiempos.

orange-jacket-zombie-holocaust

Como siempre, ha sido un placer para mí poder contároslo todo desde Cineycine. Muchísimas gracias por leernos y…

¡¡Larga vida al fantástico!!