Crónicas de Sitges 2014, día 1
Comparte con tus amigos










Enviar

Crónicas de Sitges 2014, día 1.

Vuelve el Festival de Festivales, ¡por fin!
12 meses de espera han valido la pena. Tras dos días de madrugones para conseguir los tickets de las películas que previamente hemos seleccionado, a las 13 horas de este soleado 3 de octubre toca abandonar Barcelona para emprender camino a la que será la capital del fantástico durante 10 intensos días. Arranca la 47 edición del Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya, empieza Sitges 2014.

Tras el paseo hasta el Melià y encontrar la sala de prensa, acreditación en mano nos afincamos en la habitación de hotel a repasar la programación (en un año marcado por muchos futuros bombazos y películas muy esperadas) y ultimar los horarios.
Las calles de la localidad catalana rebosan de gente dispuesta a darlo todo por el cine de género, y la brisa del mar acompaña al soleado día a dar un paseo por los stands de merchandising instalados junto a la playa y que, como cada año, harán que vaciemos nuestros bolsillos (el mío, por lo menos).

Se oyen muy buenas impresiones sobre algunas de las películas que ya se han podido ver pero que nosotros disfrutaremos en la próxima jornada. Las ovaciones a ‘The Babadook’ (Jennifer Kent, 2014) y ‘The Target’ (Chang, 2014) se mezclan con lo que hemos oído de ‘[REC]4’ (Jaume Balagueró, 2014), encargada de inaugurar el festival y que durante el pase de la mañana ha dejado una sensación generalizada de indiferencia frente a la gran expectación que había causado.

No es hasta las 20:30 que, tras regresar a los cines Retiro (el alma de Sitges), empieza oficialmente para quien esto escribe esta tan esperada edición. Nicolás López, ya un asiduo del festival, regresa para presentar en calidad de productor ‘The Stranger’, dirigida por el uruguayo Guillermo Amoedo. Con reminiscencias a ‘Los viajeros de la noche’ de Bigelow, y apostando por buenas dosis de intensidad y dramatismo, presenta una trama en la que el vampirismo es presentado como una enfermedad. Como está pasando con casi todo el cine latinoamericano de género que está surgiendo, estoy seguro de que tendremos que tener en cuenta el nombre de Amoedo para un futuro, el cual se le augura bastante prometedor.

Tras el buen sabor de boca, toca el que se presuponía como plato fuerte del día. Previa presentación del director Jaume Balagueró en compañía de una desatada Manuela Velasco y de los actores Paco Manzanedo e Ismael Fritschi, se inicia el tercer y último pase de ‘[REC]4’, encargada un par de horas antes de ser la protagonista de la Gala de Inauguración (en la que Roland Emmerich recibió el Gran Premio Honorífico y donde se ha otorgado a ‘Alleluia’, de Fabrice du Welz, el Méliès d’Or a la Mejor Película Fantástica Europea y que podremos disfrutar antes de que acabe el festival), y que entre aplausos y risas ha sido disfrutada en su justa medida por el público del Retiro.
La cuarta parte de ‘REC’ decae por completo en comparación a las dos entregas originales, apartándose de la (cachondísima) comedia negra que fue [REC]3 y perdiéndose entre mucho ruido y movimientos de cámara epilépticos, amén de algún que otro homenaje a ‘Braindead’ e intentando dar una nueva vuelta de tuerca al origen de la infección (primero zombis, luego poseídos, ahora…) que no acaba de cuajar del todo. Ni frío ni calor, algo que no debería ser así cuando el subtítulo de la película no es otro que el de Apocalipsis. Una pena, la verdad.

Breve pero intenso podría ser la descripción de la primera jornada que, a la salida, muchos decidían continuar con una de las primeras maratones del festival mientras otros nos retirábamos a dormir, pues el segundo día se presenta potente.

Escucha nuestro último episodio del podcast