Wonder Woman: Número 4
Comparte con tus amigos










Enviar

Comentario de Wonder Woman: Número 4

Interesante tomo donde veremos una aventura de Diana joven en el número 0, y en el resto la veremos prepararse para rescatar al hijo/a de Zola. Así en estas páginas seguimos descubriendo la familia de Wonder Woman (tanto la que ha formado como nuevos miembros que conocerá), continuamos conociendo facetas de su personalidad, va adquiriendo nuevas habilidades, y Orión (nuevo dios) hace acto de presencia en Wonder Woman: Número 4. Todo esto a su vez que un misterioso personaje aparece y tendrá un papel muy importante en lo que está por venir.

Wonder Woman jovencita

Valoración.
Una vez más las aventuras de Diana vuelven a hacer las delicias de este hobby para mí. Siempre que sale un nuevo tomo entro a leerlo sabiendo que voy a encontrar algo de calidad y nunca me decepciona. De hecho, cada cuadro, cada personaje, cada página es un gustazo que no sé cómo explicar.

En esta ocasión, y como es la norma de estos números, a Wonder Woman le toca su número 0. Pero a diferencia de los otros números 0 que tengo (‘Green Lantern’, ‘Liga de la Justicia’, ‘Aquaman’) y de los que he leído (‘Batman’ y ‘Flash’) este ofrece algo absolutamente innovador, diferente, refrescante y sustancioso. Brian Azzarello decide, en lugar de contar los orígenes del personaje o algo sin importancia, ofrecernos una de las aventuras de Diana cuando era niña en plan “la Era Plateada” de DC Cómics. Absolutamente evidente tanto en la presentación de los diálogos como el dibujo… Dando como resultado algo único y siendo una aventura que realmente da gusto vivirla y que no se siente relleno o una pérdida de tiempo.

El resto de los cómics (13-15) continúan la segunda historia para la serie que ya había comenzado en el número 3. Así veremos cómo es la nueva familia de Diana cuyos miembros ahora son Zola, Lennox y Hera. Sí. Como acaban de leerlo. La reina de los dioses y enemiga de Diana termina bajo el cuidado de ésta. ¿Por qué se preguntarán? Porque debido a su situación actual, Diana, en su gran corazón, no podía permitir que pese a todo no tuviera dónde ir y sufriera; ¡dejando demostrado aquí su enorme capacidad para amar que la distingue de cualquier otro superhéroe.

Siracca

Encontraremos también en estos números unos cuantos personajes nuevos y muy interesantes. Por un lado Wonder Woman conocerá a un par de hermanos llamados Siracca y Milan (semidioses evidentemente). Mientras que por otro lado tenemos un ser sumamente misterioso del que no sabremos casi nada de momento (pero que jugará un papel muy importante en el futuro) y el nuevo dios Orión.

¿Quién es Orión? Orión es el hijo adoptivo de Highfather de Nueva Génesis (en la serie de La Liga de la Justicia/Ilimitada Ron Perlman hacía el personaje en VO); siendo su verdadero padre el imponente villano Darkseid. De momento, es tan poco lo que aporta a la historia que no se puede decir nada. A la espera de ver qué papel desempeñará. Sin embargo, no deja de ser sumamente interesante su participación ya que como bien he dicho se trata de un nuevo dios y como tal habrá qué ver cómo se desarrolla este personaje con los dioses griegos que forman parte del universo de Wonder Woman.

Habiendo hablado ya de la calidad del guión por parte de Azzarello solamente queda comentar el dibujo. Los artistas siguen siendo Cliff Chiang y Tony Akins. Chiang como siempre ofreciendo un trabajo espectacular. Atkins por su parte a manera general se acopla perfectamente al estilo de Chiang excepto cuando se trata de los rostros de los personajes; y particularmente Wonder Woman. Ojalá que en el futuro consiga mejorar ya que es su único fallo pero uno muy importante.

Orion

Conclusión.
Estamos ya en número 4 de Wonder Woman y los cómics no decepcionan. Si hay algo que los define es que son una maravilla. Quien esté siguiendo las aventuras de “La Princesa de las Amazonas” estará de acuerdo conmigo en el deleite que supone esta serie. Y quién no esté todavía leyendo estos cómics se está perdiendo algo realmente bueno. Eso sí, para empezar hay que leerlos desde el número 1 porque no se puede escoger cualquier otro tomo ya que la naturaleza misma del contenido depende de leerse desde el comienzo.