Renacimiento: Liga de la Justicia de América: Números 14 y 15
Comparte con tus amigos










Enviar

Ha llegado el momento de despedirse de la JLA puesto que estos son los últimos números de la serie. Steve Orlando dice adiós con una última historia digna del comic. Por su parte, Miguel Mendoça y Hugo Petrus dibujan estas aventuras finales en Liga de la Justicia de América: Números 14 y 15.

Comentario de Renacimiento: Liga de la Justicia de América: Números 14 y 15

Antes de dar comienzo la última aventura hay que finiquitar la anterior. Así pues ‘Vida y muerte renovadas, conclusión’ es el comic que inicia estas grapas. Antes vimos cómo Batman aparecía ante la JLA en compañía de Dreamslayer para encomendarse a la misión de restaurar Angor. Es Canario Negro la que opta por acompañarlos. Estando allí los problemas surgen puesto que las cosas se complican más de lo esperado.

Dreamslayer de por sí no era capaz de traer de vuelta Angor y sus habitantes. Además se revela que un ser omnipotente llamado Intercesor es quien impide que el anterior villano logre su cometido. Para empeorar las cosas regresa Lord Caos. Este cree que él es la única esperanza del país. Como es de esperar un enfrentamiento tiene lugar para llegar a un desenlace muy satisfactorio.

‘El albor del tiempo’ es la historia que cierra el cómic y Steve Orlando lo borda. Es impresionante ver cómo con tan solo tres números el guionista es capaz de ofrecer un argumento de tanta calidad. La JLA se enfrenta al villano Cronos, quien es el antagonista principal del Átomo original. Este tiene previsto acabar con todos los superhéroes del mundo. ¿Cómo? Borrando la impronta del dios de los superhéroes: Ahl.

Se había establecido en el número 12 que un dios (“superhéroe”) había llegado a la Tierra en los albores del tiempo. En nuestro planeta, y donde había pisado y tocado con su mano por primera vez (Monte Justice/sede de la JLA), se convirtió en una impronta y es la razón por la cual la idea de los superhéroes se formó. Por tanto, si Cronos evita que ocurra jamás existirán los superhéroes.

Antes de continuar me gustaría hacer este apartado para hablar de Cronos. Este enemigo, como su nombre indica, basa sus habilidades en el tiempo. Sin embargo, no se dedica únicamente a viajar entre el pasado y el futuro a voluntad. También ha creado unos dispositivos que causan la manipulación del tiempo de manera individual y de modos muy creativos. Como único ejemplo, para no estropear la lectura, cuando Rayo se lanza sobre él (a la velocidad de la luz) Cronos consigue que el tiempo para dure siglos. Esto no sólo libra, evidentemente, al villano del ataque sino que Rayo mismo es capaz de sentirlo. Como él mismo dice: “Me sentía como si llevase años volando…”. Genial. Y para mayor amenaza… si Cronos ya detestaba a Ray Palmer (el Átomo original) todavía odia más a Ryan Choi por considerarlo un farsante e indigno del legado otorgado.

Después de establecer el argumento, y tener una batalla inicial en Monte Justice, es cuando la narrativa se traslada a los albores del tiempo. Aquí si bien se establece una nueva forma en la cual Cronos utiliza sus habilidades, lo cierto es que poco se ve por la manera en la cual se ha dibujado. También influye en esto el centrarse mucho en cierto lugar del que no puedo comentar… Y este es el único punto negativo que tengo al respecto. Por lo demás, una vez acabado el conflicto y los héroes de regreso al futuro/presente, finaliza el comic de manera muy positiva. Para los fans se dejan las puertas abiertas. Así pues, un próximo guionista podría retomar estas aventuras si lo desea y DC trae de vuelta el título.

Finalmente, este grupo ha pasado por mucho desde que se iniciara el cómic allá por el 1960. En un principio supuso, básicamente, una nueva versión de la Sociedad de la Justicia de América (JSA) en 1940. Se trató de reunir en un mismo título los superhéroes más importantes de DC. Con la llegada del New 52 (2011) la Liga de la Justicia supondría el comic que agruparía a los pesos pesados mientras que la JLA sería un comic separado. Entonces su agrupación se formó para hacer frente a la LJ. América. Con Renacimiento se recuperó el cómic esta vez con Batman como líder y con Canario Negro, Vixen, Rayo, Átomo, Killer Frost, Lobo y Aztek.

Conclusión.
Termino este comentario de Renacimiento: Liga de la Justicia de América: Números 14 y 15. El guionista Steve Orlando ha logrado un cómic que, sin ser sobresaliente, entretuvo siempre y recordaba en estilo a la JLA de los 90. Decidí leer estas grapas por Lobo y me alegra saber que, en general, mereció la pena.