Venganza (In the Blood)
Comparte con tus amigos










Enviar

La bella y mortal Gina Carano vuelve dispuesta a mostrarse de nuevo indomable e imparable. Ahora imparte justicia en un film de acción confeccionado a sus medidas. Junto a ella, un reparto de tipos duros y feos de la vieja escuela como Danny Trejo, Luis Guzmán o Stephen Lang. Cuando te arrebatan de tu lado lo que más quieres, haces todo lo que está en tu mano para recuperarlo. La sangre te hierve y el cuerpo te pide… ‘Venganza (In the Blood)’.

venganza-in-the-blood-amenaza

Crítica de Venganza (In the Blood)

John Stockwell, director de ‘Inmersión letal’ (2005), Turistas (2006) oMarea letal (2012), y ocasional actor, es el encargado de dirigir el segundo vehículo de acción específicamente creado para el lucimiento de Gina Carano. Aquí tenemos a una mujer tan bella como contundente a la hora de pelear y disparar. Lástima que ‘Venganza’ (In the Blood) se quede muy por debajo en todos los aspectos de Indomable (Steven Soderbergh, 2011). Aquella cinta de Soderbergh tampoco era un film notable, a pesar de ser el debut de la Carano como protagonista principal.

En ‘Venganza’, un título que visto el film se antoja totalmente erróneo y bastante confuso, conocemos a Ava. Hablamos de una joven que ha sido criada bajo una severa doctrina militar y marcial por su, ya desaparecido, progenitor (el siempre duro Stephen Lang). Precisamente, del padre sabremos algo por los brevísimos y poco aclaratorios flashbacks iniciales. Después de una adolescencia problemática, Ava parece haber encontrado la estabilidad al lado de un joven adinerado (papel para Cam Gigandet). Sin embargo, sus días de felicidad se verán truncados. Y todo cuando, en mitad de su luna de miel en la Isla de Punta Cana, su marido desaparezca en misteriosas circunstancias.

Respecto a la dirección, John Stockwell parece haber sido elegido porque ya es un director versado en films acuáticos. Al margen de unas cuantas imágenes de postal de vacaciones nada más aporta al film. Stockwell no sabe dirigir y/o delegar en las escenas de acción y sólo acierta en un tiroteo (aquel que termina con un personaje muriendo a espaldas de la cámara por un tiro de gracia, obra de la Carano, y salpicando con su sangre la lente de la cámara). De resto, su labor es totalmente desapasionada y aburrida. Al final termina dejando sola a su protagonista luchar contra los numerosos elementos en contra que se le presentan. Queda claro que el film se le hace muy pequeño a toda una colosa como Gina.

venganza-in-the-blood-tirolina

‘Venganza’ (In the Blood) es una Serie B de cajón de apenas 10 millones de $. Eso sí, el film pone rápidamente al espectador en situación. Ahora bien, a la vista de su resultado: o se ha hecho deprisa y corriendo, o ha sufrido unos problemas de post-producción importantes en lo que se refiere a cortes en el metraje o tijeretazos en el guión. Comento esto porque la trama está pobremente explicada y las escenas se suceden unas tras otras por inercia… sin que aporten gran cosa a nivel explicativo y argumental. Esto acaba, irremediablemente, tirando por tierra todo el esfuerzo puesto en la interpretación de Carano y en la búsqueda de su esposo.

Otro problema que sumar al anterior, es que las escenas de lucha, que deberían de ser el punto fuerte del film, apenas hacen acto de presencia. Y cuando lo hacen, el enfoque es demasiado oscuro. Además terminan siendo muy cortas y poco elaboradas. Una pega muy importante, sobre todo, teniendo en cuenta las grandes habilidades de su protagonista femenina.

venganza-in-the-blood-pistola

Junto a la Carano, encontramos a un buen número de intérpretes más o menos conocidos. Todos ellos quedan divididos en tres grupos, a saber: jóvenes que no llegaron muy lejos (Yvette Yates, Cam Gigandet), viejas glorias (Treat Williams, Stephen Lang) y actores de sobrada experiencia en personajes ambiguos (Luis Guzmán, Danny Trejo, Amaury Nolasco).

Ninguno de los citados en el párrafo anterior destaca sobre los demás. Quien más minutos acaba teniendo es Luis Guzmán (seguramente el de menos caché de todos los nombrados) quien da vida al sheriff del lugar. Un tipo que no parece muy dispuesto a investigar la desaparición del marido de la protagonista. Guzman interpreta a su personaje dejando al espectador en la duda de si es un perezoso, o tiene algo que ver con la desaparición. Por su parte, Cam Gigandet tiene a su cargo el rol de sufrida víctima. Ojo al buen buen golpe que se lleva al caer de la tirolina. También tendrá que ser salvado por su señora esposa en un par de buenas ocasiones.

Por otro lado está Treat Williams como el padre de Derek (Gigandet). De la misma forma que su personaje entra en escena en los primeros minutos, también toma las de Villadiego a mitad del metraje… yéndose de la Isla y desentendiéndose de su hijo. Mientras que los papeles de Trejo, Nolasco, Yates y Lang son de apenas dos escenas. El resto del metraje queda al servicio de la Carano y de Ismael Cruz Córdoba como Manny, el típico guía de viajes de toda peli de acción-artes marciales/terror que conoce el lugar y a todos los que viven allí. Y, por supuesto, dispone de tiempo libre para ayudar al héroe/heroína de la función porque no tiene otra cosa mejor que hacer.

venganza-in-the-blood-danny-trejo-gina-carano

En resumidas cuentas.
Concluyo esta crítica de Venganza (In the Blood), una floja cinta de acción con escasa de tensión y con unos leves toques de artes marciales. Su protagonista femenina es su máximo reclamo. Gina Carano tiene condiciones y merece un gran film de acción a su altura… esperemos que esté llegue pronto.

Tráiler de Venganza (In the Blood)

Escucha nuestro último episodio del podcast