The Lords of Salem
Comparte con tus amigos










Enviar

Podemos definir el “aquelarre” como una reunión de brujas; en esta reunión se adora al macho cabrío a la vez que se realizan orgías y ofrendas varias para conseguir ciertos poderes. En el siglo XVII, en “los Juicios de Salem” (Massachusetts-EE.UU.) se sentenció a una serie de personas a la muerte por brujería. Ahora un grupo parece haber regresado con oscuras intenciones… son… ‘The Lords of Salem’.

“Tú eres el cuchillo con el que haremos sangrar a un Rey”.-Margaret Morgan.

Heidi Hawthorne

Valoración:
Personalmente entiendo que el cine está o debería estar para algo más que para mostrar en la gran pantalla las filias, fobias, alucinaciones, provocaciones, bizarradas y demás que se le pasen por la cabeza al director de turno, en este caso Rob Zombie (‘La casa de los 1000 cadáveres’, ‘Los Renegados del Diablo’). No obstante, está claro que este particular y peculiar artista tiene su círculo de fans y es exclusivamente a ellos a los que pienso dirige especialmente sus películas… Ahora bien, el peligro de esto, es que el propio Rob Zombie se está limitando mucho su alcance, y el día que su peculiar visión del cine y de la vida deje de atraer a sus “seguidores” pues se le habrá acabado el pastel como se suele decir… bien haría, en consecuencia, en ir tratando de mirar más lejos… y es que, sino lo hace, lo que es ahora “su cine” tiene fecha de caducidad.

The Lords of Salem

Esta semana nos presenta en nuestros cines ‘The Lords of Salem’, un film con brujas, aquelarres y ciertas influencias innegables de películas como ‘La Semilla del Diablo’ de Roman Polanski. Pero mientras que el film de Polanski era superior… el de Zombie es inferior, netamente inferior. Y es que, ‘The Lords of Salem’ en general es una película aburrida, desagradable, de mal gusto, con personajes que aparecen y desaparecen porque sí… y tan provocadora que termina por sobrepasar la línea de la provocación para caer en la de la ofensa gratuita. Les explico ahora el por qué de cada una de estas características sin desvelar nada de la trama.

-Aburrida: el film dura 101 minutos que se hacen eternos. Y la verdad es que no empieza nada mal… pero antes de llegar a la mitad de metraje, el film se empieza a repetir, a repetir demasiado… tanto que uno empieza a mirar ya con ansiedad el reloj. Mal síntoma este para un film y más si es de terror/horror. Malísimo síntoma.
-Desagradable y de mal gusto: evidentemente no podemos pedirle a un film sobre brujas y aquelarres que sea ‘Mujercitas’… pero ¡vaya! hay escenas que bien se hubieran podido ahorrar de lo malsanas que son, y es que un buen film de terror/horror tampoco está reñido con cierto “buen gusto” en su exposición visual.
-Personajes que aparecen y desaparecen porque si: concretamente hay uno cuya aparición, desaparición y posterior salida otra vez a escena choca demasiado… y es entonces cuando uno se pregunta: “¿para qué?”… aquí lo dejo.
-Provocadora: es claro que Rob Zombie quiere provocar con su película. Mal síntoma también este si para que se hable de ti tienes que recurrir a esto… Además, una cosa es provocar y otra ofender de manera gratuita. Y hay escenas -cómo comenté al hablar del “mal gusto”– que en mi parecer están de sobra, y es entonces cuando al ver esas escenas uno se pregunta: “¿eran necesarias?”… Para mí, no lo eran, y más allá de la ofensa gratuita, su aportación a la trama de la historia que se nos cuenta es nula o casi nula…

The Lords of Salem

Toca ahora hablar del guión del film también escrito por Rob Zombie. Bueno, aquí no hay que devanarse muchos los sesos para saber que tenemos entre manos un guión repleto de obscenidades y blasfemias a punta pala… Son tantas las barbaridades que se dicen en el film que terminan por hastiar… es como aquel tipo que te cuenta un chiste gracioso y realmente al principio te sorprende y te ríes… pero claro, luego el tipo insiste una y otra vez con la misma gracia hasta que te termina por hartar (dicho esto último de forma suave…).

The Lords of Salem

Expuesto todos estos puntos negativos, quiero resaltar ahora algo positivo en ‘The Lords of Salem’. Lo positivo aquí viene de la conseguida atmósfera maldita que Rob Zombie recrea en el bloque de apartamentos dónde vive la protagonista. A destacar especialmente ese ominoso pasillo al final del cuál está el misterioso apartamento nº5… y alguna que otra macabra aparición (no cuenta en este apartado cierto “enano” que causa vergüenza ajena o carcajadas varias al recordarlo, lamentable y penosísimo engendro es decir poco…).
También destaca la siniestra BSO obra de Griffin Boice y John 5, que ya desde el inicio del film te va dejando mal cuerpo y de algún modo preparándote para lo que se te viene encima. O mejor dicho… lo que se le viene encima a Sheri Moon Zombie, a la sazón, esposa de Rob Zombie, con lo que todo queda una vez más en casa…

“Quiero volver a escuchar esa música. Hay algo que me preocupa”.-Francis Matthias.

The Lords of Salem

“En el nombre de Satanás”… El aquelarre de Salem.

En el párrafo anterior me referí a aquello de que “todo queda en casa”, y esto es así, y es así porque la película está protagonizada exclusivamente por Sheri Moon Zombie. Los demás personajes con importancia en la trama o sin ella están todos y todas subordinados/as a la esposa del director de Massachusetts. Veamos cómo le fue…

Sheri Moon Zombie da vida en pantalla a Heidi Hawthorne. Heidi es una “pinchadiscos” y locutora local, que con otros dos colegas forma parte del trío más famoso de presentadores de la emisora WIQZ de Salem. Mujer independiente, solitaria y extravagante verá como su vida torna en pesadilla al recibir un disco que viene firmado por un grupo llamado “The Lords”.
Ya desde que empieza la película con un semidesnudo de Sheri con generoso culo al aire… a uno le queda clarísimo que Rob Zombie va a dedicar la película a la exhibición por entero de su mujer: vestida con extravagantes abrigos, vestidos de flores estilo hippy, minifaldas de colegiala y botas… peinada con unas llamativas rastas, exhibiendo tatuajes, con gafas o sin ellas… en fin, a los que les guste la señorita Zombie van bien servidos con esta película. Ella lo es todo aquí. ¿Su actuación? Bueno, dejémoslo en que puede llegar a cumplir en determinadas escenas.

Sheri Moon Zombie

Por ‘The Lords of Salem’ también se dejan ver rostros antaño conocidos como los de Bruce Davison (de lejos, la mejor actuación del film aunque su personaje de Francis Matthias está absolutamente desaprovechado…) o María Conchita Alonso (papelillo irrelevante e insustancial como esposa del personaje de Davison). Los compañeros de emisora de Heidi van para el barbado Jeff Daniel Phillips y el añorado Ken Foree (tampoco cuentan mucho en el film, especialmente Foree). Y finalmente, tenemos a las antaño también más o menos conocidas: Meg Foster, Patricia Quinn y Dee Wallace en unos papeles bastante “agradecidos”.

The Lords of Salem

En conclusión:
Expuesto todo lo anterior, es clarísimo que ‘The Lords of Salem’ es un film EXCLUSIVAMENTE recomendado al círculo de seguidores del cine de Rob Zombie. El resto de espectadores/as bien harían en alejarse lo máximo posible de esta película que para mi gusto «no pasa el corte”… Cómo dice el refrán: “El que avisa no es traidor” y ustedes están avisados/as.

“Que sonido más jodido”.-Herman Salvador.

The Lords of Salem

Escucha nuestro último episodio del podcast