Steven Seagal: Una cuestión de peso
Comparte con tus amigos










Enviar

Corría el año 1988 y un nuevo actor de acción nos sorprendía en las pantallas con una película tituladaPor encima de la ley‘. Era Steven Seagal, un consumado maestro de Aikido de constitución delgada y rostro inexpresivo que más adelante nos regalaría películas de la talla de ‘Alerta máxima’, ‘Alerta máxima 2’ oThe Glimmer Man‘…

seagal-portada-cocinero

Pero algo pasó…
Tras ‘El último patriota’ desapareció de escena, hasta que tres años más tarde, en 2001, estrenaba ‘Herida abierta’. Pero algo extraño pasaba, se le veía diferente, abotargado quizás… ¿Sería la edad?, sólo era el principio de una degradación física que alcanzaría cotas alarmantes en películas posteriores.
¿Qué había pasado con Steven Seagal? ¿Cómo un 7º Dan de Aikido con un físico envidiable había llegado a ese estado en tan poco tiempo?… Reconozco que hace ya una buena temporada que estoy intrigado por este tema, lo cual me ha llevado a un tortuoso camino de investigación que me atrevo a compartir con vosotros sin otro ánimo que el de aportar luz a este misterio.

Mis pesquisas acerca de ese extraño aumento de peso me han llevado a plantear una serie de posibles causas para este tipo de cambio en el metabolismo del actor. No es normal que un hombre maduro y educado fuertemente en una disciplina deportiva vea aumentado su peso de forma considerable en tan poco lapso de tiempo. Evidentemente no soy médico ni endocrino, tampoco tengo acceso a su historial clínico ni puedo afirmar si padece o no enfermedades que hayan propiciado este estado. Pero trataré de sugerir las posibles causas desde un punto de vista externo a la figura del artista. Hubiera preferido llamarle a casa y preguntarle “Eh, tio… ¿Comes demasiados cacahuetes o tienes otro tipo de problema?”. Pero como esa solución no es viable he de tirar de internet. Insisto en que este análisis carece de una base médica sólida por razones obvias, y en gran parte motivada por el mutismo de Steven Seagal.

steven-seagal-alerta-maxima

El tópico del zampabollos.
Cuando vemos a alguien que engorda de forma ostentosa solemos explicarlo con frases coloquiales del estilo “Claro que está gordo, come como un cabrón”. Es así como se ha gestado el mito del zampabollos, el tipo que repentinamente comienza a devorar de forma exagerada todo cuanto se le pone al alcance. Y claro, eso conlleva un irremediable aumento de peso.

Es una posible causa que no podemos descartar sin más, el amigo Steven ha sido sorprendido en comilonas públicas y también ha reconocido públicamente que como persona tiene sus debilidades en cuanto a comida se refiere (sobretodo los postres que él mismo prepara). Vamos, que le gusta el papeo más que a un tonto un lápiz… Ello ha propiciado que en líneas generales la gente no considere la existencia de misterio alguno, simplemente creen que Seagal come como un pollo glotón y por lo tanto está gordo.

Pero esta explicación tiene ciertas lagunas, porque si algo se sabe de su alimentación es que es vegetariano, o al menos así lo ha declarado en más de una ocasión. Ahora también es cierto que un vegetariano puede meterse tres tartas de manzana entre pecho y espalda cada día con los consiguientes efectos. Además, hay que señalar que su aumento de peso ha sido en parte el culpable de que no consiga papeles decentes, y eso nunca le ha interesado por razones obvias, lo cual me hace pensar que alguien como él le habría puesto freno.
Una dieta adecuada y un control nutricional eliminarían este problema en un tiempo razonable y sin demasiadas dificultades. Digamos que el sobrepeso o la obesidad en personas vegetarianas y con hábitos deportivos no es lo más habitual. Y aunque se pueda dar el caso, tratemos de ver este tema desde un punto de vista generalista.
El caso que nos ocupa no encaja en el típico cuadro clínico del tragón enfermizo, sino que parece más la consecuencia directa de una enfermedad o un trastorno del metabolismo.

steven-seagal-glimmer-man

Un problema hormonal.
Primero contemplé la opción del hipotiroidismo: la tiroides es una glándula endocrina situada sobre la traquea que regula el metabolismo, produce proteínas y regula cómo reacciona el cuerpo ante otras hormonas. El mal funcionamiento de esta glándula puede degenerar en hipertiroidismo (adelgazas) o hipotiroidismo (engordas). Tras consultar con un par de nutricionistas de confianza he de decir que generalmente el aumento de peso no suele ser elevado (menos de 10 kg.) y sólo en un pequeño porcentaje se considera factor desencadenante de la obesidad. No obstante conozco casos cercanos en los que un hipotiroidismo ha dado lugar a un sobrepeso considerable.
Otros casos en los que se puede dar este problema es cuando no se trata, pero se me hace difícil pensar que Steven Seagal no lo hiciera de ser diagnosticado. Y teniendo en cuenta que el cuadro clínico del hipotiroidismo incluye retención de líquidos, lentitud mental y cansancio…. Creo yo que se hubiera enterado, aunque no podemos dejar de tener en cuenta que en algunas de sus películas le hemos visto respirar pesadamente y mostrar síntomas inequívocos de agotamiento. Es por ello que a priori deberíamos dejar esta opción como algo posible.

Otra causa hormonal en la que pensé puede ser una alteración de la hipófisis o glándula pituitaria. Esta glándula controla a las demás, incluida la tiroides. Cuando no funciona de forma correcta se pueden producir alteraciones en el metabolismo, y una de ellas (y que viene al pelo) es el Síndrome de Cushing: esta enfermedad afecta a varios órganos y se caracteriza por una cara redonda y congestionada, acumulación de grasas en cuello y nuca, obesidad abdominal y extremidades delgadas. Cuando leía acerca de este síndrome no pude evitar pensar en Steven Seagal y la imagen que todos tenemos en mente. Es un vivo reflejo de estos síntomas, si bien puede ser casual. No sé, me extraña que no haya sido ya diagnosticado, porque este tipo de alteraciones hacen que acudas al médico quieras o no. Tengamos en cuenta que además de lo mencionado puede ir acompañado de diabetes, hipertensión, irritabilidad y episodios de ansiedad. En cualquier caso ya sería la segunda causa de origen hormonal a tener en cuenta.

steven-seagal-submerged

Steven no es el único.
Llegados a este punto me encontraba en un callejón sin salida, reflexionando acerca de si el caso de Steven Seagal era único o si por el contrario podía haber otros actores con este tipo de trastornos.
En la memoria tenemos frescos algunos casos como el de Marlon Brando o Kirstey Alley, pero es evidente que no encajan en el mismo perfil que el de un artista marcial, aparte que en ambos casos la causa reconocida era un ansia desmedida por la comida. Eso me ha llevado a concentrar la búsqueda en actores de cine de artes marciales. Dejando de lado a Sammo hung, que siempre ha tenido una constitución gruesa y ágil, me he topado con la figura de otro gran fostiador venido a menos. El para mi inolvidable Jeff Speakman, maestro de Kenpo y protagonista de películas como ‘Arma perfecta’ o ‘El experto’. Al parecer este hombre sufrió en sus carnes el SLCD (ignoro su traducción al castellano, ya me perdonareis), un trastorno que provoca que la sangre no procese la glucosa de forma apropiada y que lleva al cuerpo a un estado general de hinchazón, afofamiento y aumento de la papada y las mejillas.
Investigando he podido comprobar que de 1999 a 2002 el actor estuvo inactivo debido a este problema. Tras haber acabado la producción de la película ‘Hot Boyz’, Speakman se infló de forma considerable alcanzando un peso de 126 kg. (aunque algunas fuentes hablan incluso de 145 kg). No era la primera vez que le ocurría… Años atrás, durante el rodaje de ‘Street Night’ tuvo otro episodio, retrasándose el rodaje 15 meses hasta que se recuperó. Fue entonces cuando se planteó seriamente poner fin a su carrera debido a este problema. ¿Es posible que Steven Seagal esté sufriendo debido a un SLCD no diagnosticado? Pues es una seria posibilidad con los escasos datos de que disponemos, pero para variar todo son suposiciones.

seagal_gordo

Diagnósticos agoreros y alarmistas.
He podido observar que en la mayoría de foros donde se toca este tema siempre hay alguien que acaba apuntando a un cáncer o a cualquier otra enfermedad chunga. Pero esto es un tema delicado porque si bien se ha observado cierto aumento de peso en casos de cáncer de mama, el amigo Seagal no tiene ese problema por razones obvias. Y los demás tipos de cáncer producen de forma generalizada todo lo contrario, es decir, te quedas en los huesos. Por otra parte, ciertos tratamientos para enfermedades crónicas (y no necesariamente un cáncer) pueden llegar a producir sobrepeso. Pero claro, en ese caso estaríamos hablando de un tratamiento que dura demasiado. Esto sólo se sustentaría si el actor estuviera afectado de alguna enfermedad crónica que le exige un tratamiento de por vida. De nuevo nos encontramos ante un muro, ya que nada sabemos del estado real de su salud.

Por último podemos acudir a algo que ya ha golpeado a bastantes artistas, llevándoles a la muerte en algunos casos: El consumo de drogas: el caso quizás más famoso es el de Elvis Presley, que sufrió un aumento de peso paulatino e irreversible debido a una alimentación excesiva, causada por la ansiedad que le producía el consumo sistemático de metaanfetaminas, tranquilizantes y ansiolíticos.
La mayoría de la gente piensa que el engorde del Rey era debido a que comía de forma compulsiva y que su muerte era consecuencia directa de las drogas. Pero en realidad las drogas eran lo que le hacían comer y fue una obstrucción intestinal la que acabó con su vida mientras echaba las penas en el retrete.

Que Steven Seagal haya caído en el consumo de ciertas sustancias es una posibilidad nada desdeñable. ¿Por qué digo esto? Un fuerte retroceso en su carrera como actor, el fracaso de su faceta musical, el divorcio de su mujer, las acusaciones de maltratos o esa presunta conspiración del FBI puede haber sido suficiente para que este hombre haya caído en una adicción de este tipo para salir de un estado depresivo. Que pases de estrenar películas de cierto prestigio a rodar bodrios que acaban directamente en el DVD es algo que no todos los actores son capaces de asumir. Y que tu mujer te acuse de maltratador y pases a ser señalado por el dedo por todo el mundo no ayuda.

steven-seagal-attack-force

¿Es posible llegar a una conclusión?
Tras reflexionar y sopesar las diferentes posibilidades, es difícil obtener una única respuesta. Es cierto que a Steven Seagal le gusta comer y que siente ciertas debilidades, pero eso es algo que siempre ha sido así y nunca antes había tenido problemas.
También es verdad que el hombre se ha ido haciendo mayor, pero basta compararlo con otros actores como Van Damme, Stallone o Chuck Norris para deducir que eso no es una causa por sí sola. El sedentarismo podría propiciar un eventual sobrepeso, pero este tipo no para y sigue activo en su faceta de Sensei de Aikido…yo mismo llevo años practicando artes marciales y no suelo encontrarme con gente obesa. La causa más probable para mi es un trastorno en el metabolismo, ya sea por el SLCD o un hipotiroidismo. Ello explicaría que unos hábitos alimenticios que hasta cierta edad no le habían dado problemas se hayan vuelto en su contra de forma repentina. Es decir, esto es como si te zampas chocolate con churros cada día para merendar y de repente te diagnostican una diabetes. A partir de ese momento te quedan dos opciones: cambiar ciertos hábitos o tener el azúcar por las nubes. Por ahí creo que van los tiros… Él hace lo que siempre ha hecho, sólo que ahora su metabolismo no está reaccionando como antes.
La única alternativa que contemplo es que el amigo Seagal sufra alguna enfermedad que requiere un tratamiento de por vida. Los medicamentos en ocasiones pueden llevar a un estado similar. Lo mejor sería que el propio Steven Seagal se pronunciara y aclarara este tema a sus fans, pero no lo hace.

Dejo a cada uno de vosotros la decisión de elegir qué causa es la más probable. Hasta que el principal protagonista de esta historia hable no nos queda otra cosa que hacer que esperar.