Spirit: Indomable
Comparte con tus amigos










Enviar

Después de dirigir varias series de televisión para DreamWorks Animation, la directora Elaine Bogan salta a la gran pantalla. Y lo hace con esta película que nos trae toda una aventura protagonizada por tres jóvenes amazonas y un viejo amigo al que conocimos en 2002. Llegó el momento de volver a cabalgar a lomos de ‘Spirit: Indomable’.

“Sé que tienes un espíritu indomable. Te llamaré Spirit” (Fortu)

Crítica de Spirit: Indomable

En el año 2002 DreamWorks estrenó en cines ‘Spirit: El corcel indomable’. La película nos presentaba a un indómito mustang que vivía sus aventuras en la época del ya lejano oeste. Tiempo después, en 2017, la poderosa Netflix volvió a sacar del establo a Spirit dedicándole una serie de animación de varias temporadas. Me refiero a ‘Spirit: Cabalgando libre’. Esta ficción incluía hasta especiales interactivos y ampliaba el universo del caballo presentando nuevos personajes como Fortu, una activa chiquilla que trababa amistad con el mustang llegando incluso a convertirse en su jinete.

Los antecedentes a los que me acabo de referir son importantes a la hora de ver ‘Spirit: Indomable’, el primer film de Elaine Bogan. Y los antecedentes son importante porque este nuevo film se apoya en su práctica totalidad en la citada serie. De hecho, bien puedo decir que la película es como ver una edición extendida del primer capítulo de la misma. De los 20-25 minutos pasamos a un total de 88. A lo largo del metraje se repetirán escenas ya vistas en el primer episodio del show, se ampliarán tramas, se presentarán otras y se cambiarán algunas cosas. Para conectar serie y película se contó con Aury Wallington, la guionista del show televisivo.

Entre las novedades más importantes, y sin spoilers, puedo citar la introducción de un “prólogo” en el que veremos lo que le sucedió a la madre de Fortu. Por otro lado, el encuentro entre Fortu y Spirit prácticamente es idéntico aunque, lógicamente, más ampliado. Por su parte, los personajes también vienen a ser los mismos. Finalmente, entre los cambios destacados está el hecho de que ahora Fortu llega a Miradero para reencontrarse con su padre, un progenitor al que no ve desde hace unos 10 años, más o menos el tiempo pasado desde la accidental muerte de su madre.

Las temáticas tratadas son muy familiares y clásicas pero siempre bienvenidas. Para empezar tenemos el reencuentro padre e hija con el primero preocupado para evitar que con su pequeña se repita la misma tragedia que con su esposa. Este tema enlaza directamente con el legado de la madre de Fortu. Un legado que corre por la sangre de la jovencita deseosa de conocerlo y abrazarlo. Por supuesto, también está el irrompible vínculo de las nuevas amistades entre Fortu, Abigail y Pru. Y, finalmente, tenemos la emotiva relación que se establece entre Fortu y Spirit. En la misma convergen una chiquilla de carácter libre y entusiasta con un indómito caballo que es capaz de sentir y apreciar la nobleza. Ojo al homenaje a Cómo entrenar a tu dragón (2010) cuando Fortu y Spirit conectan.

Todo el contenido anterior tiene como marco natural los paisajes y época del oeste americano. Aquel oeste repleto de cowboys en el que los trenes o “caballos de hierro” empezaban a cruzar Norteamérica de un extremo a otro. Esto nos servirá para visitar muy variados escenarios. Escenarios como: Miradero, los cañones de rocas, bosques, praderas y hasta lomas ominosas. Personalmente aprecio mucho el hecho de disponer de un film de animación actual desarrollado en el oeste. Una época y un género que amo y que, actualmente, están muy abandonados.

La animación sigue lo visto en ‘Spirit: Cabalgando libre’ pero, naturalmente, mejorando muchísimo la misma. Es evidente que estamos hablando de una película para cines y de un trabajo de DreamWorks. Si queremos, un trabajo “menor” pero no exento de calidad. Destaca, sobre todo, el cuidado puesto en las tres niñas protagonistas y en sus caballos. También algunos escenarios y otros elementos están bien trabajados. No es un film top a nivel de animación pero sí que es una cinta que se ve con bastante agrado para los ojos.

En la música nos encontramos con la compositora Amie Doherty. Dato importante es que Amie es la primera mujer que compone una banda sonora completa para una película de DreamWorks Animation. Sus melodías destacan por sus tonos dulces pero también aventureros y mexicanos. Hay que destacar que Amie también compuso “Fearless-Valiente”, el hermoso tema principal que podemos escuchar en el film y en los créditos finales a dúo por Isabela Merced y Eiza González mezclando el inglés y el español.

“Esto es Miradero y aquí somos una piña”. Un pueblo llamado Miradero.

Entrando en el reparto de voces y personajes tengo que manifestar que la copia que vi estaba doblada al español. Esto es una pena porque, como veremos a continuación, el film cuenta con las voces de grandes artistas y me da rabia no haberlas podido escuchar. En cualquier caso ahondaré brevemente en los protagonistas.

En versión original a Fortu le pone voz Isabela Merced/Moner. Aquí tenemos a una chica totalmente vital, amistosa, valiente, curiosa y noble. Una jovencita que quiere descubrir el legado de su madre y que, a pesar de no haber montado nunca, no tendrá ningún miedo en subirse a lomos de Spirit. Por su parte, Jake Gyllenhaal es la voz de Jim Prescott, el padre de Fortu. Hablamos de un hombre bueno, trabajador y excesivamente preocupado por la seguridad de su hija. La familia Prescott se completa con la tía Cora a la que pone voz Julianne Moore (Anne Igartiburu para España). Cora es una mujer amable, educada y agradable que cuida de Fortu y su educación. Y no me olvido de Eiza González como Milagro Navarro, la madre de Fortu y esposa de Jim. Eso sí, sus intervenciones son muy breves.

Ya en Miradero, Fortu hará dos grandes amigas, las mismas de la serie. Me refiero a Pru Granger y a Abigail Stone. A la primera le presta su voz la joven artista Marsai Martin y a la segunda la cada vez más ascendente Mckenna Grace. Pru es una especialista en caballos y lleva, junto a su padre (voz de Andre Braugher), un establo. Por su parte, Abigail es una chiquilla muy optimista que siempre intenta animar con canciones. Finalmente, el villano de la función va para Walton Goggins como Hendricks, el líder de una banda de forajidos que en público llama “princesa” a Fortu pero que al enfrentarla no tiene el más mínimo reparo en darle patadas…

“Sé valiente, Fortuna” (Milagro)

En conclusión.
Termino esta crítica de Spirit: Indomable, una aventura para toda la familia con tres chiquillas demostrando que ellas también pueden ser las jefas de la función y enfrentar una peligrosa misión. Si les gusta el western y quieren reencontrarse con Spirit y ampliar el universo de ‘Cabalgando libre’ esta es una buena opción.

Tráiler de Spirit: Indomable