Piraña (1995, TV)
Comparte con tus amigos










Enviar

En la década de los 90 Roger Corman se aventuró a financiar algunos remakes televisivos de varias de sus propias producciones, entre ellas, ‘Piraña’, objeto de este remake para la cadena ‘Showtime’ que fue estrenado en video en España en el ya lejano 1996 y mediante el cual muchos de nosotros descubrimos la película original de Joe Dante. Protagonizada por el siempre entrañable William Katt y por la ‘Vigilante de la Playa’ Alexandra Paul, nos adentramos en esta versión más actualizada del film de 1978, aunque más que una reinterpretación estamos ante un calco punto por punto de la original.

Piraña TV

Valoración

Debo de reconocer que mi caso con el film ‘Piraña’ fue curioso, aunque no tan extraño como pensaba al comprobar que no fui el único en descubrir demasiado tarde la película de Joe Dante, e incluso en confundir este remake televisivo estrenado en 1995 con la película del 78. Dicho esto, durante mis años de infancia este telefilm estrenado en España en VHS significó mi primera experiencia cinematográfica con estas “adorables” criaturas. Recuerdo que la película me impactó y me sorprendió gratamente, incluso llegué a mitificar esta cinta y a tenerle un cariño especial, quizás en parte gracias a su protagonista, William Katt, actor que me produjo enorme simpatía tras haberme hecho disfrutar siendo tan sólo un crío con la serie ‘El gran héroe Americano’ (1981-1983) y con aquella maravilla titulada ‘House. Una casa alucinante’ (House, Steve Miner. 1986). Obviamente me encontraba claramente influenciado por el factor nostalgia, algo que a día de hoy aún me permite mantener esta película en ese pequeño pedestal al que la alcé en el ya lejano 1996 con su primer pase televisivo en nuestro país.

Piraña TV

Pues bien, unos años después, y una vez que comencé a interesarme más seriamente en el cine de género, me percaté de que, efectivamente, Joe Dante estrenó una película titulada ‘Piraña’ en 1978, cinta que me pareció una ejemplar ‘exploitation’ de ‘Tiburón’ (Jaws, Steven Spielberg. 1975) que se encontraba plagada de buenas secuencias y aderezada de efectos especiales con cierto nivel. Pero que ante todo, gozaba de una enorme cualidad: su capacidad para no tomarse muy en serio a sí misma mezclando el terror con ciertas dosis de humor (unas veces un tanto negro, y otras no tanto) con el mero objetivo de no disimular en absoluto las carencias de su guión. Incluso Dante se permite explotar sin tapujos los defectos del film y algunas situaciones un tanto ridículas de cara al espectador. Todo un acierto, aunque como ya comentamos en la reseña de aquella película, quizás esta tendencia al humor resultaba por instantes un tanto excesiva y poco creíble en una situación de tal magnitud.

Piraña TV

Y aquí mi sorpresa mayúscula cuando al comparar ambas películas descubrí que… ¡se trata prácticamente del mismo film! Y es que ‘Piraña 95’ es ni más ni menos que un calco de la original. Un remake cuyo guión, líneas de diálogo, situaciones y transición entre secuencias son, salvo algunos detalles concretos, idénticos a los del film de Joe Dante (incluso tenemos la sensación de que por momentos se usa cierto metraje del film original). Esto tiene una sencilla explicación: en la década de los 90 Roger Corman se aventuró a producir y financiar a muy bajo coste remakes televisivos de algunos de los clásicos más destacados de su filmografía. De este modo, películas como ‘La Mujer Avispa’ (The Wasp Woman, 1959. Roger Corman), la cual fue objeto de un remake dirigido por Jim Wynorski en 1995; o la propia ‘Piraña’ (Piranha, Joe Dante. 1978), fueron recicladas para su paso por televisión y el mercado video gráfico.

En el caso de la nueva versión del film de Dante, dirigida en esta ocasión por Scott P. Levy, tanto Corman como el resto del equipo de producción y guionistas del ‘Piraña’ original repitieron labores en esta revisión que, como decíamos anteriormente, calca casi punto por punto lo acontecido en la primera película con un único motivo: hacer llegar a las nuevas generaciones el clásico de Joe Dante prácticamente tal y como fue concebido, aunque con algunas modificaciones que detallaremos a continuación, algunas de ellas incluso consiguen mejorar levemente lo que ya vimos en la cinta de 1978.

Piraña TV

Para empezar, en este remake se intenta suprimir a conciencia parte de esa tendencia humorístico-irónica que merodeaba por todo el metraje de la primera película (comenzando por la acertada omisión del espantoso pez mutante andante del comienzo del film) en detrimento de una atmósfera mucho más seria y dramática, algo que resulta más acorde con lo narrado en la historia pero que por momentos no termina de cuajar. Y es que sigue resultando complicado que el espectador se tome lo suficientemente en serio la historia quizás por la estupidez que siguen mostrando algunos personajes (atención a la absurda subtrama entre una de las calenturientas monitoras del campamento y el alelado director de anuncios televisivos: desesperante hasta decir basta) y por un guión que, a pesar de buscar un tono más oscuro, sigue resultando excesivamente pueril como para considerar la película una cinta competentemente seria.

Piraña TV

Por otra parte toda la trama militar y gubernamental queda omitida a favor de un mayor protagonismo del magnate que hace caso omiso de la presencia de pirañas en el río, J.R. Randolph, y cuyo personaje acabará de un modo alarmantemente trágico, todo lo contrario que sucedía en el film de Dante. Mientras que otra de las diferencias que podemos encontrar tiene que ver con el motivo del abandono del proyecto ‘operación cuchillas’. En este remake es cancelado tras la conclusión de la guerra fría y la llegada de un nuevo gobierno a la Casa Blanca, lo que supone una suspensión definitiva de los fondos que financiaban el proyecto, actualizando de este modo el contenido de la película a tiempos más recientes.

En lo referente a los efectos especiales, y a pesar de tratarse de un film con 17 años de diferencia (y en teoría, de avances técnicos) con respecto a su predecesor, tampoco es que se perciba una diferencia abismal entre los trucajes de este remake en relación a los del film de Dante, aunque la película contiene buenas escenas ‘gore’ bastante logradas (y algún plano curioso como aquel en el que Grogan sostiene atónito entre sus manos la enorme cabeza de una piraña partida por la mitad) y varios desnudos prácticamente íntegros, algo poco habitual en este tipo de producciones destinadas a la televisión.

Piraña TV

En todo caso estas diferencias no son lo suficientemente importantes como para dejar de considerar la película como una reiteración y una copia casi exacta de la original, ni tan siquiera a pesar de un reparto actualizado con intérpretes de éxito en el mundo de la televisión de los 80 y 90. Asimismo nos encontramos con William Katt (‘El gran héroe Americano’) interpretando a Paul Grogan; Alexandra Paul (‘Los Vigilantes de la Playa’) en la piel de la investigadora Maggie McNamara; la entrañable Soleil Moon Frye, una ya veinteañera ‘Punky Brewster’ en el papel de Laura, la dulce monitora del campamento. O una pequeña Mila Kunis como la hija de Grogan. Algunos de ellos imprimiendo algo más de carisma a sus personajes que los actores que interpretaron la cinta del 78, pese a que estas nuevas actuaciones tampoco son para tirar cohetes.

No obstante no deben dejarse engañar por criticas subjetivas por el hecho de tratarse de un producto televisivo: ‘Piraña ´95’, pese a tratarse de un remake que calca punto por punto lo narrado en la película original, resulta indudablemente entretenida y actualizada para aquellos que consideraron que la primera película envejeció demasiado mal. De hecho por momentos Levy, lógicamente aconsejado por el propio Corman, trata de pulir algunos de los defectos del clásico del 78, ofreciendo finalmente un telefilm, sí, pero que en absoluto lo aparenta y que resulta tan disfrutable como su predecesora. Incluso posiblemente se trate para muchos de nosotros de la película que nos hizo descubrir a estos animales y a la propia cinta de Dante, la cual muchos descubrimos gracias a la versión del 95.

Piraña TV

En resumidas cuentas

Sin duda nos encontramos ante un pequeño mini-mito de la televisión y el VHS que alcanzó un notable éxito de alquileres en la mayoría de los países en los que se estrenó en dicho formato. Y, en fin, una película en cierto modo curiosa que disfrutaremos sobre todo al compararla escena por escena con ‘Piraña’ (Piranha, Joe Dante. 1978), y a la que, para que les voy a engañar, un servidor le tiene un cariño especial, seguramente al igual que les suceda a muchos de ustedes.

Piraña TV