La Matanza de Texas: El origen
Comparte con tus amigos










Enviar

¿Nunca os habéis preguntado sobre el origen de Thomas Hewitt alias Leatherface, el malo maloso de la saga La Matanza de Texas? ¿Cómo fue su infancia para escoger como mejor amiga a una motosierra? Atrévete a indagar sobre el origen de una de las más sangrientas y terroríficas familias que hicieron de Texas un lugar totalmente descartable para ir de vacaciones.

Crítica de La Matanza de Texas: El origen.

Corría el año 2.004 y la nueva versión de La Matanza de Texas sorprendió a propios y extraños llegando incluso a dividir a los fans de la saga que debatían encarecidamente sobre que versión era mejor. Tal éxito ha sido el causante de este Origen, haciendo clara alusión a Thomas Hewitt, alias Leatherface, o cara de cuero. En esta nueva entrega, que han adaptado como precuela por motivos más que obvios (los que recuerden el final del remake del 2004 sabrán de que hablo), asistimos al nacimiento de Thomas (literalmente) y de cómo el ambiente insano y retorcido en el que es educado le llevarán a convertirse en un icono del terror.

matanza-texas-origen-motosierra

Nos encontramos en pleno 1.969 y el destino de 4 jóvenes está decidido sin que ellos lo sepan. Lamentarán cada minuto que les quede de vida el hecho de haber pasado por ese tramo maldito de Texas. Debido a un desafortunado suceso se verán involucrados en un accidente de coche con la mala fortuna que aparecerá el Sheriff Hoyt y aprovechará el momento de desconcierto que sufren los protagonistas para llevárselos a su casa y abrir así las puertas del infierno sobre estos pobres chicos. El resto lo tenéis que ver vosotros.
El film es oscuro, muy oscuro. La sensación asfixiante y sobrecargada que constantemente nos transmite ayuda a colaborar para que nuestra tensión no haga más que crecer. La escena que marca el clímax llega cuando Leatherface se coloca su máscara de piel humana entrando así en un rol sin fin que le llevaría a practicar continuamente esa fea costumbre de coleccionar “trofeos” procedentes de sus víctimas.

matanza-texas-origen1

Mi crítica de La Matanza de Texas: El origen es bastante positiva. Bien es cierto que podía haber dado mucho mas de si y haberse adentrado más en el terreno psicológico de Leatherface. Habernos enseñado que hay dentro de su retorcida mente en vez de tratarlo tan superficialmente, usándolo solo para repartir su justicia. El sobrenombre de “El Origen” tampoco nos desvela demasiado. Si, sabemos de donde procede el mencionado sujeto y su familia, pero nos quedaremos con ganas de saber mucho más sobre él y sobre su entorno. Todo esto al margen de que estamos ante un film prácticamente idéntico al remake del 2.004.  En cualquier caso, el hecho de volver a ver al bueno de Hewitt empuñar su queridísima motosierra y perseguir a sus víctimas hasta su último aliento compensa cualquier carencia mencionada anteriormente. Eso, unido a la atmósfera sofocante a la que nos hace adentrarnos esta precuela, y los ríos de sangre que provoca, hará que nos deleitemos desde el primer minuto hasta el último con el origen de uno de los más brutales y sádicos asesinos que pasarán por nuestras pantallas. No te la pierdas.