La isla de los olvidados
Comparte con tus amigos










Enviar

Desde Noruega y de la mano de Karma Films, nos llega este film en el que un numeroso grupo de muchachos (algunos incluso niños) tienen que soportar la dureza de un Correccional de principios del siglo XX. No en vano, estos muchachos “queman” sus días bajo la nieve de… ‘La isla de los olvidados’.

“Escapar no es más que una fantasía infantil”.-Director Bestyreren.

La isla de los olvidados

Crítica de La isla de los olvidados.
Con ‘La isla de los olvidados’ tenemos entre manos un notable y épico drama “carcelario” con todos los ingredientes de este tipo de films: injusticias, corrupciones, castigos físicos, humillaciones… La película realmente es buena, y te hace recordar en parte de su planteamiento (la tiranía de “las normas y los castigos”) y en según qué escenas (ese castigo de las piedras…) a otros mitos de este género cinematográfico como la excelente La leyenda del indomable, con aquel Luke Jackson (soberbia interpretación de Paul Newman) cavando sin parar…

Como he expuesto en el párrafo anterior de esta crítica de La isla de los olvidados, aquí tenemos todo lo que tiene que haber en un film “de cárceles”. No falta nada, y encima se añade una sobresaliente ambientación en parajes naturales, y un símil bastante bonito y acertado entre el cuento de la ballena que va relatando el joven Erling (C-19, su número de preso que lo individualiza a la vez que le retira parte de su humanidad) y la historia que transcurre ante nuestros ojos.

El film, denuncia la situación en la que se encontraron un grupo de jóvenes muchachos entregados al estado noruego para su reeducación en el Correccional de Bastoy. Lastimosamente, y como casi siempre suele suceder en la realidad, la citada “reeducación” era una utopía más que otra cosa. A parte de las corruptelas habituales del que ostenta el poder y de los desmanes de algún que otro subordinado… la película pone de manifiesto que si se quiere conseguir una verdadera reeducación hay que obrar justamente con las normas dictadas. Si la propia autoridad no respeta esas normas es muy difícil, por no decir imposible, que los sometidos no terminen por rebelarse. Como se suele decir: “hay que predicar con el ejemplo”. Está bien aplicar la Ley al muchacho que la ha infringido… pero también hay que hacer lo mismo cuando el que la infringe es el que la ha dictado o el que supervisa su cumplimiento. Caso contrario el conflicto es inevitable porque la situación de injusticia, rabia e impotencia terminará definitivamente por explotar…

La isla de los olvidados

“Asegúrese de que se aprenden bien las normas”… La isla del fin del mundo.

Los principales actores que “habitan” en esta helada isla de Bastoy protagonizando este tremendo drama son: Stellan Skarsgård, Benjamin Helstad, Trond Nilssen y Kristoffer Joner.

A Stellan Skarsgård que lleva más de 100 películas a sus espaldas… ya lo vamos conociendo y poniéndole cara gracias a films mundialmente conocidos como Los VengadoresoMillennium: Los hombres que no amaban a las mujeres’.
En ‘La isla de los olvidados’, vuelve a dejar su sello de gran actor al meterse notable y estrictamente en el papel de Director Bestyreren. Este Director intenta ser un hombre justo que se preocupa porque sus muchachos reciban una educación que el mundo de más allá de la isla les negó… pero tras esa impoluta fachada también esconde secretos propios y ajenos. Destacan las excelentes escenas conjuntas que tiene con los jévenes Benjamin Helstad y Trond Nillsen.

“Esta isla es mi barco”.-Director Bestyreren.

Director Bestyreren

Atención a los jóvenes Benjamin Helstad y Trond Nilssen porque ambos están muy notables en sus respectivos papeles de Erling (C-19) y Olav (C-1).
El primero de ellos “llena por completo los zapatos” del rebelde Erling (que diría mi compañero DC Fan), y asombra por su carisma en el papel de este joven marinero condenado al Correccional supuestamente por matar a un hombre.
Y no menos buena es la interpretación de su compañero Trond Nilssen dando vida Olav, el joven responsable del pabellón al que es asignado Erling. Trond destaca, sobre todo, en sus escenas de rabia provocada por la impotencia de no poder hacer nada ante según que situaciones.

“Este lugar no es mi sitio señor Director”.-Erling.

Benjamin Helstad y Trond Nilssen

Y, finalmente, tenemos al malvado de turno que no es otro que el Prefecto Bråthen, un tipo nauseabundo de complexión débil y carácter cobarde que, sin embargo, somete y humilla a los muchachos gracias al poder de verse respaldado por la cuadrilla de hombres que vigilan la isla. Le da vida en pantalla también de forma muy lograda el actor Kristoffer Joner.

“Lo veo todo, lo oigo todo y lo sé todo”.-Prefecto Bråthen.

Kristoffer Joner

En conclusión,
‘La isla de los olvidados’ es una destacada película que sobresale por su excelente ambientación e interpretaciones. Además, presenta instantes de verdadera emoción, y te implica totalmente con las penurias por las que pasan los muchachos haciéndote partícipe de su rabia. En definitiva, estamos ante una película que no merece caer en el olvido y que queda personalmente recomendada por este servidor de ustedes.

Curiosidades.

  • Catorce años antes de rodar ‘La isla de los olvidados’, Marius Holst había conocido a un hombre que en su juventud vivió en el correccional de Bastoy. Este encuentro fue el que le llevó a ir mucho más allá en la historia: “La leyenda de la Isla de Bastoy, y lo que ocurrió me ha cautivado durante años. Desde el primer encuentro sentí que era una historia que había que llevar al cine, aunque esto supusiera exponer el destino de todos estos chicos”.
  • El correccional masculino de Bastoy surgió como resultado de un proceso legislativo de 1896 conocido como “Treatment of Neglected Children” (“Tratado sobre jóvenes conflictivos”). La isla fue comprada por el gobierno en 1898 y el primer chico llegó en octubre de 1900. La idea que prevalecía era que, en lugar de castigos, los chicos debían ser educados siguiendo unas determinadas normas de conducta.

“No pienso estar aquí mucho tiempo”.-Erling.

La isla de los olvidados