Jason Bourne
Comparte con tus amigos










Enviar

Había desaparecido, lo dábamos por muerto… pero estaba escondido en algún sitio malviviendo. Ahora, por alguna razón, ha vuelto. Quiere respuestas y no parará hasta encontrarlas. Irá contra todos y sacará la verdad a luz. Creía conocerlo todo pero todavía no lo sabía todo. Él es… ‘Jason Bourne’.

“Afina el disparo” (Dewey)

jason-bourne-apuntando

Crítica de Jason Bourne

“Nuevos tiempos, mismo Bourne”. Matt Damon regresa a su personaje emblema. Aquel que le convirtió en estrella y héroe de acción en 2002 bajo las órdenes de Doug Liman (aquí productor). Damon regresa, de nuevo, con Paul Greengrass como director. Greengrass heredó la saga de Liman que prefirió irse a hacer un intento de franquicia de “saltadores del tiempo” con ‘Jumper(2008). Damon, tras numerosas negativas, retornó a su personaje desde El ultimátum de Bourne (2007). Todo ello con El legado de Bourneestrenada en 2012 con Jeremy Renner como protagonista y Tony Gilroy tras las cámaras.

‘Jason Bourne’ se rodó en Las Vegas, Londres, Berlín y las Islas Canarias (Tenerife) que se hacen pasar para la ocasión por Grecia. El film empieza con toda una declaración de intenciones: unos highlights de las tres primeras entregas con escenas claves para que no tengamos muchos problemas en situarnos. Tras ello, recuperamos para la causa a Julia Stiles (Nicky Parsons), quien parece estar trabajando para un hacker que quiere poner la información confidencial de la CIA al descubierto. Tras ser detectada por los ordenadores de la Agencia es seguida hasta que dan con su paradero en Grecia, en mitad de unos tremebundos disturbios. Parsons va a reunirse con un hombre que resulta ser nada más y nada menos que Jason Bourne. El exagente sigue sin saber exactamente quién es ese tipo que ve en el espejo al levantarse cada día.

jason-bourne-cia

Con una marcada y nunca disimulada línea continuista (reciclaje de secuencias pasadas, cumpliendo con la norma establecida en las anteriores y completando el puzzle de la borrosa mente del espía desmemoriado), ‘Jason Bourne’ visita lugares comunes y sigue contando con un activo perseguidor. Un tipo que hace las veces de jefe de fase final y que viene con el rostro del siempre amenazante Vincent Cassel, un intérprete que rápidamente sabes que no tendrá piedad. Asset es su personaje y además se revela como un hombre que sabe perfectamente cuál es su cometido. Asset lleva adelante sus misiones sin pestañear, un rival a la altura para Bourne.

También vuelve el cliché de la saga: la mujer que ayuda a Bourne porque cree en él. Aunque todo el mundo lo señale como un asesino. Esa mujer es Heather Lee interpretada por Alicia Vikander. La actriz sueca se pone a sus espaldas un personaje tremendamente frío que cree calcular muy bien cada paso. En un rol de importancia como jefazo vemos a Tommy Lee Jones con su aplomo habitual. Por último, “cameo expendable” para Gregg Henry, en una sola escena que se repite hasta en cuatro ocasiones durante el film. Eso sí, su personaje es vital para la trama. De él nace toda la nueva motivación de Bourne para averiguar cómo llegó hasta “TreadStone” y dejó de ser David Webb para convertirse en Jason Bourne.

Hasta en tres ocasiones se menciona a Eric Snowden en ‘Jason Bourne’. Sobre su ataque (y cómo quedaron descubiertos secretos de la nación) se sustenta la nueva trama de esta cuarta entrega (o quinta, si contamos la de Renner). Por mucho que uno pudiera esperar sigue manteniendo sus defectos: un inentendible caos en los combates cuerpo a cuerpo, o su exasperante uso de la cámara en mano. Greengrass no sabe cuándo parar el movimiento y fijar la lente, especialmente en el enfrentamiento final. En esa secuencia uno apenas distingue a ver nada hasta el cara a cara que finiquita el asunto. Ahora bien, es justo resaltar que también deja patente sus virtudes. Por ejemplo: las dos notables persecuciones (la última de ellas en Las Vegas, un gran momento cumbre).

jason-bourne-vincent-cassel

Entrando ahora en el capítulo de interpretaciones decir que todas ellas siguen un patrón marcado desde el film original. Quizá destaquen un helador Vincent Cassel y un Tommy Lee Jones que sabe muy bien cuándo debe resultar amenazante, cuándo paternal y cuándo un auténtico hijo de p***. Todo esto es algo que Jones ya ha demostrado en infinidad de ocasiones. Aquí cuenta para su lucimiento con dos momentos: aquel en donde dirige paralelamente a otro personaje en una operación de caza (ojo a cómo va diciéndole lo que debe y no debe hacer) y su escena en la habitación de un hotel, donde deja bien claro hasta dónde está dispuesto a llegar por la seguridad de su país…

Una que sinceramente deja bien a las claras que su Oscar fue un golpe de suerte es Alicia VikanderApenas cambia de expresión en toda la cinta y se lleva la palma su escena final. En la misma sigue mostrando exactamente la misma cara que cuando la vemos por primera vez… y eso a pesar de todas las situaciones por las que pasa su personaje. Buenos momentos para Julia Stiles, quien se deja ver en los mejores minutos del film. Me refiero a las escenas rodadas en Santa Cruz de Tenerife. La isla simula ser una Grecia en estado de alerta, en llamas y con miles de manifestantes fuera de control. En cuanto a Matt Damon, sigue explotando convenientemente un personaje que se ajusta a la perfección a sus limitaciones interpretativas.

“Ahora lo recuerdo, lo recuerdo todo” (Jason Bourne)

jason-bourne-pelea

En resumidas cuentas.
Termino esta crítica de Jason Bourne. No faltaron las voces que hablaron de esta cinta como la más floja de las cuatro entregas. Películas difícilmente superables por el factor tiempo, la nostalgia y el desorbitado hype que levantaron. Este film es una apuesta por seguir mostrando al mismo héroe de siempre en un nuevo capítulo de su vida. Bourne sigue buscando respuestas. Por su parte, Greengrass y Damon se empeñan en resaltar que es un patriota, por mucho que por el camino no deje de matar a compatriotas y agentes de la agencia. ‘Jason Bourne’ no defrauda… pero tampoco entusiasma. Se sostiene por un ritmo que no da tregua y unas set pieces automovilísticas que gustarán al fan del actioner.

Tráiler de Jason Bourne