El vengador tóxico 3
Comparte con tus amigos










Enviar

Toxie ha vuelto… pero, por desgracia, al bando equivocado. El héroe mutante de la Troma se pasa al lado de los malos. No obstante, renacerá de nuevo para enfrentarse a Apocalipsis y a su presidente, quien resulta ser el mismísimo Diablo. ¡Bienvenidos a la Crítica de El vengador tóxico 3!

“Toxie, eres mío… firmaste un contrato” (Diablo)

el-vengador-toxico-3-demonio

Crítica de El vengador tóxico 3

Con esta tercera parte de El vengador tóxico’, sucede un curioso detalle. Herz y Kaufman rodaron una única versión como secuela que era básicamente el film: El vengador tóxico 2’. Sin embargo, su rodaje se alargó debido a la enorme cantidad de ideas que se iban añadiendo al guion original. En consecuencia, al final, se rodó una película de casi 2 horas. Esto obligó a Kaufman y Herz a tener que hacer un resumen de ambos films eliminando numerosos detalles y secuencias que no aparecieron en sus respectivos montajes. Así las cosas, de las tres películas, esta tercera parte fue la peor recibida por los fans y, desgraciadamente, con razón. La realidad es que nos encontramos con una cinta que se podría definir como: “lo que sobraba lo convirtieron en película”.

Uno de los enormes problemas de esta tercera entrega es que se pierde el factor de originalidad que tenía su segunda parte y su enorme sentido del humor. Prácticamente en esta tercera parte, quitando su secuencia inicial (y la secuencia videojuegil con el Diablo en la que Toxie canea a unos maleantes en un videoclub de una manera totalmente brutal y sin concesiones), el film cae cuesta abajo y sin frenos. La experiencia termina haciéndose extremadamente aburrida y bastante ridícula. Todo esto en el mal sentido.

el-vengador-toxico-3-bailarin

Herz y Kaufman se ven incapaces de dotar a esta secuela de elementos paródicos y delirantes. Aquí sigue habiendo cosas delirantes pero, en general, ni son tan graciosas ni rompedoras como en los dos filmes anteriores. Esto provoca que la película sea extremadamente aburrida. Detalle que Kaufman solucionaría en su cuarta entrega, haciéndola mucho más bestia y alocada. En esta tercera cinta sólo se salvan un par de detalles que hacen que no se queme del todo. Me refiero a las secuencias relacionadas con las muertes que provoca el Vengador Tóxico y los FX que rodean en esta ocasión al mismísimo Diablo. Si, habéis leído bien, el Diablo aparece en esta película. Precisamente son los minutos finales con este personaje los que logran levantar algo el vuelo.

Luego existe el problema del cambio de reparto. En este film se nota, y mucho, que la mayoría de los de los actores de la película original (la primera) no estaban. Además, los que aparecen aquí resultan cansinos, exagerados y, a la larga, quizás sean también de lo peor de todo. A la cabeza, Phoebe Legere siendo en esta secuela su personaje (Claire) de lo más demencial (y en el mal sentido) y cansino para el propio film (francamente, esto es algo que debería haber sido al revés).

el-vengador-toxico-3-toxie-y-claire

En conclusión.
Esta tercera del Vengador Tóxico, por desgracia, no termina de lograr los objetivos que lograron sus dos películas precedentes (especialmente, la segunda). Por el contrario, agrava algunos de los problemas que ya iban apareciendo en la saga. Una pena porque, tras las dos “deliciosamente malas” entregas anteriores, al final, nos colaron una película verdaderamente mala.

Tráiler de El vengador Tóxico 3