Wolverine
Comparte con tus amigos










Enviar

En 2009, Marvel y el estudio de animación japonés Madhouse firmaban un acuerdo para la creación de cuatro series de doce capítulos cada uno, basadas en varios de los personajes icónicos de Marvel. El objetivo era acercar el universo Marvel al público japonés mediante adaptaciones creadas por un estudio nipón. Iron Man seria el primero en disfrutar de serie propia, siendo el segundo el caso que nos ocupa en este artículo. Preparaos para viajar a la tierra del sol naciente con ‘Wolverine’.

wolverine-animated-series

Rediseñando al mutante canadiense:
Cuando se presentó el proyecto conjunto entre las dos empresas en la Comic-Con de San Diego de 2009, se oficializó mediante dos trailers que sirvieron para ver las reacciones de la gente. Mientras que en el trailer del hombre de hierro no veíamos cambios impresionantes en cuanto a diseños, el caso de Lobezno fue el caso opuesto.

Durante el trailer de presentación, de apenas 2 minutos de duración, veíamos a un jovencísimo, delgado y grácil Logan, que lo único que mantenía de su versión original eran las patillas (acompañadas por una melena providencial) y las garras. Para rematar, el escuchimizado canadiense se enfrentaba inicialmente contra un grupo de ninjas (nada nuevo realmente), para acto seguido enzarzarse contra un grupo de espíritus malignos.
El cambio era tan exagerado, que recibieron multitud de críticas, lo que a la larga supuso numerosos cambios y algún que otro retraso de la salida de dicha miniserie. No es para menos, ya que Lobezno puede considerarse como uno de los pocos personajes que no necesitaría apenas cambios en una posible adaptación para el mercado asiático, gracias a su conexión a lo largo de los años con la temática japonesa.

Durante el cuarto capítulo del anime de Iron Man (emitido en octubre de 2010), se descubrió el diseño definitivo del mutante, mediante un pequeño cameo del personaje. Se mantuvieron bastantes detalles de su boceto anterior, pero sin embargo, tanto vestimenta como su aspecto más juvenil fueron alterados. Ya no parecía un mozalbete pandillero, pero no llegaba al rudo canadiense clásico. A efectos prácticos, era un rediseño tomando como base al aspecto de Hugh Jackman durante los films de ‘X-Men’.

Wolverine

Desde Japón a Madripur:
‘Wolverine’ coge como base principal para su trama la ya legendaria miniserie de ‘Honor’: el rescate de su amada Mariko mientras descubre su propia senda. No obstante, añade demasiados cambios como para clasificarlo como una adaptación propia de dicha saga. Dichos cambios reúnen multitud de referencias a otras sagas del personaje, como su conexión de ‘Arma-X’ o sus desventuras en la isla de Madripur.

El líder del clan Yashida, Shingen, comparte su presencia antagónica con el futuro marido de Mariko. Es Hideki Kurohagi, quien gana protagonismo frente a su “versión” del cómic, convirtiéndose en una influencia importante en la corrupta isla cerca de Singapur. Mientras que este último gana puntos durante toda la serie, el caso de Shingen sufre un retroceso sobre su faceta en “Honor”, perdiendo carisma y presencia.

Diversos personajes ayudarán a Lobezno en su búsqueda de Mariko, entre ellos el agente Tesshin Asano (cuyo personaje queda prácticamente inalterado con respecto al cómic) y la asesina Yukio, con otro diseño parecido al original aunque más estilizado y “esbelta”, y que tendrá una parte importante en la trama, incluyendo detalles de su origen.

Rojo Omega

La trama de ‘Wolverine’ se desarrollará inicialmente en Japón, donde Logan tendrá sus primeros enfrentamientos con varios mercenarios contratados por Kurohagi. Entre ellos tendremos a Kikyo Mikage, un samurai con poderes parecidos a Lobezno, pero sustituyendo las garras por espadas que saca de sus brazos. Durante el anime se enfrentará numerosas veces frente al mutante canadiense. También tendremos la presencia de Omega Rojo, lo cual permitirá disfrutar de varios flashbacks de la época anterior a ‘Arma-X’, y personalmente, de los mejores combates de la serie.

Posteriormente Logan viajará hasta Madripur (mediante cameo de por medio), y la serie pasará en cierta forma a ir cuesta arriba. Literal y figuradamente, pues el objetivo de Lobezno es alcanzar la “cima” de la ciudad, donde se alza la familia Kurohagi, dominando toda la isla. La serie perderá fuelle y se ralentizará el ritmo en gran medida hasta los compases finales, donde consigue remontar en parte el vuelo.

El estudio Madhouse (que fuera encargada de animar series como ‘Death Note’, ‘Ninja Scroll’ o ‘Trigun’) tuvo el laborioso trabajo de adaptar los personajes Marvelianos, y diseños de personajes aparte, la animación de los combates es resultona y dinámica. Y la banda sonora acompaña adecuadamente cada escena, con buenos toques de guitarra eléctrica que da vida cada batalla.

Wolverine de Madhouse

Conclusión:
‘Wolverine’ es una serie entretenida y corta, que pese a algunos altibajos cuanto más se acerca el final de los 12 capítulos que la componen, acaba dejando un sabor de boca agradable. Sin embargo, considero este intento de acercar el personaje al público nipón una ocasión algo desperdiciada y que el enfoque no es del todo adecuado.