Stranger Things: Temporada 3
Comparte con tus amigos










Enviar

Una plaga de ratas, imanes que se caen, una socorrista desaparecida y una pandilla dividida. La amenaza rusa es real y la fiesta es el 4 de Julio. Estamos en 1985. Un verano puede cambiarlo todo en ‘Stranger Things: Temporada 3’.

“¡Es un amanecer rojo!” (Dustin)

Resumen.
A continuación, una breve descripción-sinopsis de los ocho capítulos que componen la tercera temporada de ‘Stranger Things’. Esta serie fue vista en exclusiva en Netflix. Los resúmenes se presentan con títulos en español y sin importantes destripes.

Episodio 1º.-Suzie ¿me recibes?
Dustin vuelve del campamento de verano con una radio de gran frecuencia de su propio invento llamada “Cerebro”. Steve ha conseguido empleo en la heladería del centro comercial ante la imposibilidad de ir a la Universidad. Mientras tanto, Mike y Once viven su amor con Hopper a pocos metros y la puerta entre abierta.

Episodio 2º.-Ratas de centro comercial.
Nancy y Jonathan van a en busca de una exclusiva. Max y Once deciden que es hora de salir de compras. Steve y Dustin tiene una nueva compañera en el equipo. Por su parte, Will presiente que algo malo va a suceder.

Episodio 3º.-El caso de la socorrista desaparecida.
Once y Max van a busca de Billy. Steve y Dustin ya se han convertido en un equipo de infiltración en territorio enemigo. Will declara el día sin chicas. Finalmente, Joyce y Hopper deciden volver al laboratorio para seguir investigando el caso de los imanes des-imantados.

Episodio 4º.-La prueba de la sauna.
Un código rojo reúne a parte de la pandilla ya que un peligro familiar y aterrador amenaza a todos. Robin se convierte en fundamental para entrar en “territorio soviético” y Hopper tiene un encuentro brutal con el motorista misterioso.

Episodio 5º.-El ejército del azotamentes.
El sótano de la señora Driscoll se revela como pieza clave de las pistas que llevarán hasta una fábrica abandonada. El ejército del azotamentes se está formando y Alexei se convierte en un as bajo la manga de Hopper para llegar hasta el fondo del asunto.

Episodio 6º.-E pluribus Unum.
El doctor Alexei acaba por desvelar el complot ruso con la ayuda en la traducción de Murray. Dustin y Erica deben pasar a la acción y Once entra en contacto con Billy.

Episodio 7º.-La mordedura.
Con el tiempo corriendo en su contra, Hopper debe de regresar a Hawkins. Once y la pandilla se preparan para una batalla sin igual. Por su parte, Dustin, Erica, Steve y Robin corren hacia la luz.

Episodio 8º.-La batalla de StarCourt.
El azotamentes acaba por acorralar a la pandilla en la zona de restaurantes. Al mismo tiempo, en el subsuelo, una amenaza aún mayor debe ser detenida a toda costa.

Crítica de Stranger Things: Temporada 3

El 4 de julio de 2019 Netflix lanzó los ocho capítulos nuevos de ‘Stranger Things 3’. Estos episodios acaban por revelarse como el cierre a lo visto en las dos anteriores temporadas. Así pues, tenemos un final para las aventuras iniciadas en 2016. Los personajes, tal y como los conocemos, afrontan nuevas metas que harán de ellos hombres y mujeres. Además, se lleva la amenaza a un nivel global, haciendo que todos los malos presentimientos se cumplan.

La dirección va a parar, en su mayoría, a los Hermanos Duffer. También está el ya habitual Shawn Levy firmando dos episodios y la incorporación de Uta Briesewitz en otros tantos capítulos. A nivel de inversión no se puede pasar por alto el salto cualitativo en los efectos especiales.

Todo en esta tercera temporada es llevado más allá y en algunos momentos pesará negativamente. Las tramas y sub-tramas nos hablan del paso de la infancia a la adolescencia y de esta a la edad adulta con todas sus consecuencias. En el mismo hilo de consecuencias entra de lleno el letal uso del poder en las manos equivocadas. Por último se nos entrega un claro alegato en favor del amor, la tolerancia, la amistad verdadera y el sacrificio.

Todo lo anterior lleva consigo la entrada en liza de más personajes con sus consiguientes historias. En consecuencia, no todos podrán lucir ni encajar debidamente. En cuanto a las revelaciones nos encontramos con Maya Hawke como Robin, la compañera de Steve en la heladería. Atención a este personaje que irá robando el corazón a muchos con el devenir de los capítulos. Además la interpretación de Maya es muy notable y tiene una genial química con Joe Keery (Steve). Otro que destaca es Cary Elwes con su sempiterna sonrisa de arrogancia. Aquí puesta al servicio de su ambicioso papel de alcalde corrupto. Por su parte, Jake Busey se torna insoportable como un periodista local de pacotilla que disfruta haciendo bullying a Nancy. Realmente su papel podría haber estado interpretado por alguien sin su caché y no se hubiese notado diferencia.

Siguiendo con los nuevos tenemos a una altamente irritante Priah Ferguson (Erica), la hermana de Lucas. Su rol es el de una niña que maneja a su pandilla de amigas a su antojo y a todo aquel que se acerque a ella, algo así como una tirana de menos de metro cuarenta. Otros papeles ampliados desde las anteriores van para Brett Gelman (Murray) como el caza-exclusivas que vive en un búnker. Su personaje acabará ayudando a Hopper con el Alexei interpretado por Alec Utgoff. Por último, ojo con Andrey Ivchenko (Gregory). Su rol es toda una licencia de los Duffer para plagiar/homenajear a uno de los personajes claves del cine de ciencia ficción de los ochenta y noventa.

Motivos argumentales hacen que la vieja guardia se presente dividida en equipos. Por un lado, la pandilla con Mike, Once, Lucas, Max y Will. Por el otro, Nancy y Jonathan en busca de dar una gran exclusiva que les permita obtener, sobre todo a ella, algo de crédito en la redacción. Además, Joyce y Hopper acometerán una misión que descubrirán que les queda grande. Y acabamos con Dustin y Steve, revelados como los out-siders más opuestos que uno puede imaginar pero ya marcados con la etiquetas de losers. Ellos protagonizarán su propia versión de ‘Amanecer rojo’ (John Milius, 1984). Ciertamente se comienza a notar el paso a la madurez de los chicos y chicas. En este aspecto, mucho ojo porque algunos corren el peligro de quedar en terreno de nadie cuando, en el futuro, la fiebre por la serie comience a disminuir.

El que no creo que caiga en el olvido es Gaten Matarazzo (Dustin) cada vez más cómodo en su papel. Tampoco creo que sea el caso de Joe Keery (Steve) cuyo futuro parece apuntar muy alto. No me extrañaría que Gaten y Joe trabajaran juntos en algún proyecto fuera de Stranger o incluso, porque no, en algún tipo de spin-off. Por su parte, Millie Bobby Brown (Once) parece la que más disfruta con la actuación y mejores dotes interpretativas presenta. De los veteranos, ya toca reconocer en los globos de oro la descomunal labor de David Harbour (Hopper). En esta temporada luciendo los ropajes de Magnum (Tom Selleck).

Un problema grave del pasado y que aquí se sigue acentuando, y que puede terminar por distraer demasiado de las tramas, es el avasallador lugar que ocupa el product-placement en la serie. Me refiero, por ejemplo, a la lucha de marcas por aparecer bien visibles y quedar retratadas como icónicas. Cosas como estas, y su importancia en los guiones, acaban engullendo incluso a la historia principal.

Un ejemplo claro de lo anterior es la inclusión del centro comercial StarCourt. Ojo a la obligación que seguramente se le impone a Netflix de añadir el rótulo “El siguiente capítulo contiene emplazamiento publicitario” antes de uno de sus episodios. Todo ante el descarado uso del mismo para la promoción desvergonzada de una archiconocida marca de refrescos de cola. Incluso ese momento es aprovechado para lanzar un dardo a John Carpenter, quien no es precisamente fan de la serie. Carpenter tiene sus buenos motivos para no ser fan, pues la gran parte de las tramas toman las de sus películas sin ningún tipo de rubor. Algo que aquí vuelve a repetirse, en cierta manera, con ecos claros a ‘La niebla’, ‘La cosa’ o ‘Están vivos’.

Por último, el apartado musical ya se vende claramente a los mitos culturales de los ochenta. Destaca la muy comentada inclusión de la canción “The Never Ending Story” de Limahl. El tema procede de la banda sonora de La historia interminable (Wolfgang Petersen, 1984).

En resumidas cuentas.
Termino esta crítica de Stranger Things: Temporada 3. Para bien o para mal estamos ante el cierre de las tramas abiertas en la T1 y continuadas en la T2. Falta ver qué rumbo tomará en su nueva temporada y si aún quedan portales que seguir abriendo. Algunos personajes parecen ya gastados o sin un recorrido que los haga interesantes en un futuro. Por el contrario, otros piden a gritos un hueco para ellos solos. Los Duffer tienen ante sí un reto mayúsculo si no quieren acabar estrellándose después de lo planteado aquí.

Imágenes vía Netflix.

Tráiler de Stranger Things: Temporada 3