La maldición de Hill House
Comparte con tus amigos










Enviar

‘The Haunting of Hill House’ es una de las obras más conocidas y adaptadas de Shirley Jackson (1916-1965). Ahora es Mike Flanagan el que ejerce como creador, director y productor en esta nueva revisión. Todo en colaboración con Netflix. Llegó el momento de regresar a… ‘La maldición de Hill House’.

“No somos como las demás familias, somos diferentes por donde nos criamos: Hill House”

Resumen.
A continuación, una breve descripción-sinopsis de los diez capítulos que componen la primera temporada de ‘La maldición de Hill House’. Serie vista en exclusiva para Netflix con sus respectivos títulos en castellano y sin importantes destripes.

Episodio 1º.-Steven ve a un fantasma:
Mientras investiga para un nuevo libro, Steven recibe una llamada de su hermana Nell, quien necesita verle urgentemente.

Episodio 2º.-Ataúd abierto:
La pérdida regresa de nuevo a los Crain. Ahora deben enfrentarse a sus mayores temores, y a lo que ocurrió cuando eran pequeños en Hill House. Shirley debe de afrontar su mayor miedo.

Episodio 3º.-Tacto:
Theo se implica demasiado en un nuevo caso entorno a una paciente que dice ver a un fantasma: Señor Sonrisas.

Episodio 4º.-Cosas de gemelos:
Luke huye del centro de desintoxicación. Va en busca de una buena amiga tirando por la borda más de seis meses limpio.

Episodio 5º.-La señora del cuello torcido:
Desde que era una niña, Nell ha visto a un espectro al que llama la señora del cuello torcido. Años después vuelve y la incita para que regrese a Hill House.

Episodio 6º.-Dos tormentas:
La familia se reúne de nuevo, pero a la fuerza. Hugh vuelve a ver sus hijos tras muchos años ausente.

Episodio 7º.-Elegía:
El funeral debe ser la última despedida a Nell, pero esto todavía no ha terminado.

Episodio 8º.-Marcas testigo:
Shirley y Theo reciben la visita de un espectro. Al mismo tiempo, Luke desaparece y Steven y Hugh van en su busca.

Episodio 9º.-Malos sueños:
Llega el momento de que Olivia se enfrente a lo que sucedió aquella noche en Hill House. Ahora deberá aprender a diferenciar entre realidad y sueño.

Episodio 10º.-El silencio empuja incansablemente:
Los Crain vuelven hasta Hill House para ajustar cuentas con su pasado. Se desvela, por fin, el contenido de la habitación roja.

Crítica de La maldición de Hill House

Parte del terror y el thriller moderno se sustentan, hoy en día, en la incomprensión y la incomunicación entre los miembros de la familia. Ejemplos recientas totalmente validos serían la serie Castle Rock (2018) o el filmHereditary (Ari Aster, 2018). Por lo tanto, tenemos sobrados motivos para resaltar la idea de que Hill House es más que una serie de fantasmas y espíritus. Es un drama familiar que se alimenta de creer demasiado en el realismo. De ningunear, en cierto sentido, la veracidad de los más pequeños por el mero hecho de serlo. Y, finalmente, de no creer muchas veces en tus propias convicciones.

Con todos los ingredientes anteriores tenemos una combinación bastante buena como para enganchar al espectador. No obstante, se necesitará y requerirá de habilidad para ir y venir de una época a otra (25 años aproximadamente). Todo para que no se nos escape ningún detalle. Además, la serie no solo sucede en diferentes momentos y espacios… Aquí vemos las distintas perspectivas de cada uno de los miembros de la familia según va avanzando. Así las cosas, un “anteriormente en…” puede venir de perlas. Quizás para algunos pueden resultar un poco incómodos los saltos temporales y lo que parecen “dobles explicaciones” del mismo fenómeno… sin embargo, son necesarias cuando nos encontramos a mitad de serie.

Todos los actores tienen su momento de gloria, un capítulo en el que son protagonistas. Estos son los comprendidos entre el capítulo uno y el cinco, luego ya van juntándose piezas de forma coral. La trama se va uniendo alrededor de la muerte de Nell y del porqué de su vuelta a la mansión maldita de Hill House. Aún así, el peso de la serie muchas veces recae en la actriz que interpreta a la madre de los Crain. Me refiero a una sublime Carla Gugino. Ella es el único personaje de la familia que se mantiene en ambas épocas. Sin duda, este puede ser el motivo por el cual tenga en ciertos momentos más relevancia que el resto.

Los protagonistas infantiles no se quedan atrás interpretativamente si los comparamos con sus “yo adultos”. Especialmente los gemelos, Julian Hiliard y Violet McGraw. A pesar de su corta edad, dan muchísimo juego con escenas escalofriantes, sobre todo las que ocurren en su habitación. También resaltar a Mckenna Grace que da vida a la versión de Theo en su etapa de niña/adolescente. Pronto descubrirá un don que la acerca a su madre más que el resto de sus hermanos.

De entre los adultos, dejando al margen a Gugino, el resto son un poco planos… sin llegar a resultar sosos. No encontramos a nadie que destaque sobremanera. Los más conocidos son: Timothy Hutton y Micheil Huisman. Hutton (Hugh presente) se deja ver visiblemente avejentado y con un aire a lo José Coronado. Por su parte, a Huisman (Steven adulto) lo conocemos por dar vida al segundo Daario Naharis en la serie ‘Juego de Tronos’ (2014-2016). Del resto del casting destacar nombres como los de Henry Thomas (Hugh Crain del pasado), Elizabeth Reaser (Shiley adulta), Oliver Jackson-Cohen (Luke adulto) y Victoria Predretti (Nell adulta) en un sufridísimo papel.

Sin duda estamos ante la mayor obra en logros y metas del director Mike Flanagan. Flanagan cargaba con un buen bagaje en pequeños films de terror que se habían hecho un nombre más en festivales que en taquilla. En ‘Hill House’ se ha lanzado a la mayor empresa de su carrera. Además, es la segunda vez consecutiva que trabajaba para Netflix tras ‘El juego de Gerard’ (2017). Ya en aquella cinta contó con Carla Gugino y Kate Siegel.

En cuanto a la dirección, la verdad es que solo se puede alabar el trabajo de Flanagan. Especialmente al haberse encargado de los 10 episodios. Destaca especialmente en los capítulos ‘La señora del cuello torcido’ y ‘Dos tormentas’. Atención a este último, filmado en todo momento a modo de plano secuencia sostenido en dos líneas temporales de casi una hora. Este capítulo marca la pauta en el resto de la serie y contiene momentos de una incomodidad escalofriante. Especialmente aquellos que tienen que ver con la presencia del cuerpo inerte de Nell en el ataúd, y las reacciones de sus familiares alrededor de ella. Todo al mismo tiempo que va descubriendo lo que pasó con la pequeña de los Crain. Además de los hechos que ocurrieron la noche de la tormenta en la que los Crain abandonaron Hill House.

Flanagan se pone el listón muy alto para posteriores producciones. Puede que, por mucho que sus futuras creaciones estén a buen nivel, ninguna supere nunca tan titánica empresa dramática y de horror como es la llevada aquí a nivel visual. Finalmente, es de justicia alabar la impresionante mansión Hill House en sus dos versiones. La cara amable y victoriana que luce por el día. Y su verdadero espíritu vengador al llegar la noche con la siempre inquietante habitación roja y sus espíritus errantes. Todo ello bañado por la tétrica música a cargo de The Newton Brothers.

“Si la casa se ve atacada, se defenderá” (Hugh Crain)

En resumidas cuentas.
Finalizo esta crítica de La maldición de Hill House. Si te gusta el género, no puedes desaprovechar la ocasión de visionar esta mini-serie. La misma cuenta con unas buenas dosis de escenas un tanto tenebrosas y ciertos sustos bien conectados. No podemos asegurar que, en un futuro, Netflix continúe con una segunda temporada, algo que el propio Flanagan parece haber descartado. Así pues, y por el momento, tendremos que conformarnos con estos 10 capítulos. Sin duda, no os dejarán indiferentes.

Tráiler de La maldición de Hill House