Una bala en la cabeza: Avance
Comparte con tus amigos










Enviar

Los fans del cine de acción están de enhorabuena; llega a nuestras pantallas un film que supone la alianza soñada para todo amante del cine de tipos duros. La que emparenta al director más grande que ha dado el género, Walter Hill, y a posiblemente el mayor representante del actioner de todos los tiempos, Sylvester Stallone. Dicho largometraje se estrena en cines de España el 22 de marzo. Y a continuación haremos un repaso a todos los entresijos de su rodaje.

¡Bienvenidos al Avance de ‘Una bala en la cabeza’!

bullet-to-the-head-poster

Título original: Bullet to the Head A.K.A HeadShot.
País: EE.UU.
Año: 2012.
Distribuidora en Cines España: eOne Films Spain.
Estreno en Cines España: 22 de marzo de 2013.
Director: Walter Hill.
Reparto destacado: Sylvester Stallone, Jasom Momoa, Sung Kang, Christian Slater, Sarah Shahi, Jon Seda, Holt McCallany, Adewale Akkinuoye-Agbaje.

Reuniendo a tres grandes.
Parece mentira, que estando Joel Silver, Walter Hill y Sylvester Stallone en activo dentro de la industria del cine desde los años 70s, y siendo los tres, iconos del cine de acción, hayan tardado tanto en juntarse para llevar a cabo una película conjuntamente.

Pero para alegría de los seguidores del cine de tipos duros, esta alianza, finalmente se ha producido y ha dado sus frutos, y se ha convertido en una producción de entre 40 y 50 millones de $ de presupuesto. Una bala en la cabeza es la adaptación a la gran pantalla de una novela grafica homónima escrita por Alexis Nolent (también conocido como “Matz”) e ilustrada por Colin Wilson. Y su argumento es el siguiente:
Jimmy Bobo (Stallone) es un asesino a sueldo, un sicario de una organización nacional, que elimina esas manchas difíciles de limpiar. Es el encargado de sacar la basura. Y se enorgullece de no matar a nadie que no lo merezca, y de ser uno de los mejores en lo que hace. En su negocio, la amistad es algo poco normal, pero Jimmy, tiene un colega de armas; Louis (Jon Seda). Tras despachar un encargo, con la efectividad de siempre, Jimmy y Louis, salen a que les dé el aire, pero, lo que está a punto de suceder, va desencadenar la acción hasta límites insospechados. Cuando haga acto de aparición Keegan (Jason Momoa) un ex- fuerzas especiales, que tiene cuentas pendientes con Jimmy, y está dispuesto a cobrárselas cueste lo que cueste. Ante una amenaza tan grande, Jimmy, no tendrá más remedio que hacer equipo con Taylor Kwon (Sung Kang) un policía de Nueva Orleans, que también va tras los pasos de Keegan. La alianza, entre criminal y policía, será toda una prueba de fuego para ambos, y tendrán que aprender a confiar el uno en el otro, si quieren cazar a Keegan.

Bullet to the Head

Nueva Orleans a punto de ebullición: Cómo se preparó ‘Una bala en la cabeza’.
Los fans hemos tenido que esperar hasta el año 2013, para ver a Stallone a las órdenes de Hill, pero la historia pudo haber sido muy diferente si el propio Sly, hubiese aceptado dos proyectos en los años 70s y 80s, que tenían a Hill como director: “justo después de ‘Rocky’, en 1976, la primera película que me ofrecieron fue ‘Driver’, con Walter como director, pero me convencieron para hacer otro filme. Pasaron los años y Walter me vino con ‘Límite: 48 horas’, pero surgió otra cosa y opté por no hacerla. Qué tonto fui por dejar pasar la ocasión de trabajar en esa película. Pero por fin nos hemos podido juntar y ahora he conseguido hacer lo que debería haber hecho en 1977”. Stallone.
Walter Hill, también se enorgullece de haber compartido set de rodaje con una leyenda como Sly, aunque hayan tenido que esperar tanto para ello: “Sly y yo habíamos hablado a lo largo de los años de trabajar juntos, pero nunca había acabado de materializarse… Me gustan los actores que son capaces de llegar a un gran número de espectadores. Y Sly es maravilloso compartiendo sus emociones: furia, pena, orgullo, alegría,… tiene un gran corazón, grandes ojos y una gran voz. Para un director, esto es como que te den las llaves de un Ferrari”.

A pesar de todo, Walter Hill, no fue la primera opción para dirigir ‘Una bala en la cabeza’, el elegido en primera instancia fue Wayne Kramer (‘La prueba del Crimen’, ‘The Cooler’), pero una vez, se reunió con Stallone y Silver, vio que su visión del film era completamente distinta a la de aquellos y decidió salir del proyecto. En ese punto Sly, fue quien tomó el mando, y sugirió a Hill. Nadie mejor que el director de ‘Límite 48 horas’, la precursora del sub-género, para hacer una peli de colegas. Y en esencia eso es ‘Una bala en la cabeza’, una buddy-movie con el aroma de antes, hecha hoy día, en donde dos personajes opuestos deben de trabajar juntos para llegar unidos a cumplir su cometido.

Alessandro Camon, fue el encargado de llevar las páginas de la novela al terreno cinematográfico: “Uno de los productores me vino con la novela gráfica y me preguntó qué me parecía, y si creía que se podía sacar una película de ella. ¡Me encantó! La premisa central de la novela es muy sólida. Es una insólita pareja muy extrema para una buddy movie, un sicario y un policía. Así que el conflicto entre ellos no es el simple choque de personalidades que se ve en todas las películas de este género, sino más bien que estos tipos quieren realmente matarse el uno al otro. Así que puedes llamarla una ‘película de compañeros’, pero estos tipos no son realmente compañeros. Así que este escenario podía ofrecer momentos muy divertidos, junto a los de mayor intensidad dramática”. Entonces fue cuando Joel Silver, mediante los otros productores, remitieron el libreto ya finalizado de Camon al socio de Stallone, Kevin King Templeton: “Recibí el guión de Scott Lambert, marido de la productora Alexandra Milchan, que sabía lo que yo andaba buscando. Scott también nos había echado una mano en ‘Los Mercenarios’, así que sabía que andaba buscando un guión tipo ‘Límite: 48 horas’. Lo leí y tuve la impresión de que era lo que Sly querría. Era algo distinto, y un agradecido paso atrás, a metas más ligeras, después de un proyecto tan monumental como ‘Los mercenarios’. Dos personajes principales, polos opuestos y completamente antagonistas que, al final, se acaban haciendo amigos. Un par de reuniones más tarde, llegamos a un acuerdo. Entonces lo leyó Sly. Creía que a Sly le interesaría el otro papel, el del policía. Pero el que quiso fue el del sicario. Y se siguió desarrollando teniendo eso en cuenta, hasta que finalmente el rodaje se puso en marcha en verano de 2011”.

Bullet to the Head

Jimmy Bobo es una vuelta a los héroes callejeros que han inundando la filmografía de Stallone durante cuatro décadas, un tipo analógico que se rige por sus propias reglas, unas leyes que en el mundo de hoy día están obsoletas, como también lo está él, y ese es parte del encanto del personaje en palabras de Sly: “Está en paz consigo mismo; considera que se dedica a sacar la basura y eliminar esas manchas difíciles de quitar de la sociedad. Sigue ciertas reglas: no va a por gente que no se lo merece. Está en el negocio de eliminar a gente que es básicamente como su competencia. Y ahora, de pronto, tiene que hacer frente a algo a lo que nunca ha tenido que enfrentarse: una traición desde dentro, y una completa dependencia de un policía de origen asiático que lo odia a muerte. No sabe cómo usar un teléfono móvil. Apenas sabe usar la tostadora. Y por eso supone un gran contraste con Taylor (el policía), ‘el tipo del móvil’. Todo son ‘apps’. ¿Qué es una ‘app’? Todo lo que tiene que ver con Jimmy está un poco trasnochado. Es muy, muy simple y sus reglas son claras”.

Toda vez encontrado el punto adecuado al personaje principal y a su contrapunto, llegó el turno de ambientar la historia en una ciudad que formara parte del engranaje, y apoyara las imágenes con rotundidad, y para ello, nada mejor que Nueva Orleans. Para Hill, esta es la tercera vez que visita la ciudad para rodar un film en ella. Hill no pudo evitar visitar lugares comunes de su filmografía, y así como en cada cinta de Walter Hill tiene que haber una secuencia en un bar, era para él, inevitable, usar la Nueva Orleans que conocía, así fue como el clímax final de ‘Una bala en la cabeza’ se llevó hasta una antigua central eléctrica, que en su día sirvió para otro final memorable, el de ‘El Luchador’ (Harsh Times, 1976).

Bullet to the Head

Poniendo rostro a los personajes: El reparto de ‘Bullet to the Head’ al descubierto.
Aparte del protagonista principal, el cual no hace falta presentación, el elenco del film se completa con una muy bien llevada mezcla de caras nuevas y viejos rockeros. Ellos mismos nos hablan de sus personajes. Sung Kang (Taylor Kwon) visto en ‘A todo gas 4 y 5’, tiene aquí su primer rol co-protagonista: “Creo que la dinámica entre Sly y yo quedará como algo fresco, que no se ha visto para nada antes, e iría evolucionando al avanzar la historia. Generacionalmente, somos completamente distintos; moralmente, somos completamente distintos; étnicamente, somos completamente distintos… así que lo estupendo de esta dinámica es el hecho de que Jimmy procede de una generación en la que los comentarios racistas y la identificación racial eran muy rudimentarios y corrientes. Entonces no existía lo políticamente correcto, así que sabes que es la clase de tipo que se limita a decir lo que piensa. Y Taylor representa a las nuevas generaciones. Está permanentemente pendiente de la tecnología. A eso hay que añadir que me rijo por un código de honor muy estricto. Tengo mucho que demostrar en el cuerpo de policía. Poseo una integridad moral que tengo muy arraigada por una serie de motivos”.

Sarah Shahi es Lisa, la única familia de Jimmy: “Es una tatuadora y ha estado sin duda expuesta a muchos aspectos de la vida, más que la mayoría de las mujeres de su edad. Incluso pasó un año estudiando medicina. Su relación con su padre es muy compleja. Es un sicario, y es complicado, porque mi percepción de ese mundo es que es sucio, sombrío y está mal. Y no tengo madre, así que somos la única familia que tenemos en el mundo. De modo que, aunque nos hemos distanciado muchísimo, seguimos viéndonos de cuando en cuando. En realidad, la relación más importante de la película es la que hay entre Jimmy y yo. Ha habido mucho dolor y mucha traición; Jimmy ha entrado y salido de mi vida. Pero me ha mantenido económicamente, aunque, más allá de eso, la verdad es que no ha estado presente en nada más. Aún así, sigue siendo una relación importante y hay un cierto amor ahí, así que Sly y yo trabajamos para encontrar un equilibrio entre dejar entrever esos sentimientos dolidos, junto con el hecho de que se preocupan de verdad el uno por el otro”.

Jason Momoa (‘Conan 2011’) es el arma de asalto humana Keegan: “Keegan es un tiburón., No hace lo que hace por dinero. Disfruta verdaderamente con su trabajo, más de lo que realmente debería. Es un antiguo miembro de las Fuerzas Especiales, que ahora trabaja como mercenario y su objetivo número uno es Jimmy”.

Christian Slater (‘Broken Arrow’, ‘Hard Rain’) da vida a Marcus Baptiste, un  tipo que conoce muy bien a Keegan, pero que no está dispuesto a decirle a Jimmy donde encontrarlo: “Este tipo, Baptiste, mi personaje, se encuentra metido en algo que sin duda le viene grande. Es un tipo que, seguramente por las circunstancias y por algo de codicia, ha acabado en compañía de individuos que no son precisamente de fiar. No creo que empezara con esa intención pero, a consecuencia de su entorno y su condicionamiento, se vio metido en ese mundo y, por consiguiente, le pasan cosas malas”.

Jon Seda es Louis, el único amigo de Jimmy, y al que este va a vengar cueste lo que cueste: “Louis ve a Jimmy como una especie de mentor e incluso me atrevería a decir, de figura paterna. Mi personaje quiere emularlo, ser igual que él. Jimmy es un tipo de sicario más o menos de la vieja escuela y Louis es más bien de la nueva escuela. Pero Jimmy es la única ‘familia’ que tiene, así que estamos muy unidos y hemos trabajado mucho juntos. Yo veo a Louis como una especie de malo bueno. En última instancia, Keegan nos da caza a Jimmy y a mí. Nos sigue hasta un bar y…”.

El reparto se completa con el durísimo Holt McCallany (‘Brigada de Élite’) como Greely. Y Adewale Akkinuoye-Agbaje (‘Soldado de fortuna’, ‘El caso Bourne’) es Morel, el tipo en la sombra encargado de contratar a Keegan para que elimine a Jimmy.

Bullet to the Head

Fuera palabras, que hable el plomo: Lo que nos espera en ‘Una bala en la cabeza’.
Acción, cine negro, peli de colegas, comedia… Pero sobre todo un western, porque como bien dice Walter Hill, todos sus films son en esencia eso: “Todas las películas que he hecho han sido básicamente un Western, que es en última instancia un universo moralmente simplificado que se sale, sean cuales sean los problemas dramáticos, de las vías normales de control social y mitigación social del problema, y me gusta hacer eso incluso con historias contemporáneas”.

Los films de Hill están salpicados de tipos duros solitarios en busca de una meta, personajes que se rigen por códigos desfasados, de pocas palabras, que prefieren usar las armas antes que la dialéctica. Y ese cliché, lo sigue explotando con el acierto y la grandeza de sus anteriores producciones en ‘Una bala en la cabeza’. El pozo dramático que sustentaba las motivaciones de los personajes principales de ‘Calles de fuego’, ‘Límite 48 horas’, ‘Johnny el guapo’, ‘Traición sin límite’, ‘Danko: Calor rojo’, ‘Wild Bill’, ‘El último hombre’… es retomado aquí, y actualizado a nuestros días.

La sentencia final de este articulo, la dejo en palabras de su protagonista, Sylvester Stallone: “Cuanto más tiempo llevo en esta industria, más me doy cuenta de que los productores como Joel Silver son algo increíblemente singular; es algo único, y extraordinariamente creativo. Creo que es importante, al intentar poner al día un género clásico del cine – en este caso, el cine negro – que escojas actores actuales que sean capaces de hablar y actuar como parte de ese ambiente completamente actual. Y fue Joel quien tuvo la idea de elegir a todos, los cuales son caras frescas y nuevas. Y luego elige a un actor veterano y siempre fiable como Christian Slater. Fue algo extraordinario verme rodeado por semejante grupo de actores modernos, teniendo en cuenta el bagaje que yo aporto, y espero que entre todos hayamos preparado una bullabesa creativa de la que salga una buena comida. Es puro escapismo. Es entretenida. Creo que la gente va a quedar muy sorprendida, porque ha quedado algo muy fresco, por mucho que algunos consideren que se trate de una película al viejo estilo. Si quieres llamar al cine clásico el viejo estilo… Es tan fresco como cualquier otra cosa que haya hecho”.

Bullet To The Head

Así pues la acción está asegurada, e invadirá nuestras pantallas del 22 de narzo. Para más información sobre Una bala en la cabeza, no se pierdan la reseña del film que estará en nuestra portada la misma semana de su estreno.