Comienza el rodaje de Glass
Comparte con tus amigos










Enviar

¡Criaturas de la noche! Hay que colocar el cristal y mirarse bien en el antes de que se haga añicos. Esto es lo que pretende M. Night Shyamalan… Estamos en La Zona Muerta y, por favor, “sean bienvenidos a nuestra humilde morada. Entren libremente, por su propia voluntad y dejen parte de la felicidad que traigan”.

Tras su éxito de este mismo año conMúltiple (casi 280 millones para un coste de 9), Shyamalan ya se ha puesto manos a la obra con su secuela, ‘Glass’. Como bien debéis recordar, esta nueva película se presenta no sólo como la segunda parte de ‘Múltiple’ sino también como la secuela de El protegido (2000). El propio Shyamalan dejó claro que estamos ante un mismo universo y esto se pudo comprobar con la escena final de ‘Múltiple’.

Así las cosas, en ‘Glass’ se unirán los tres films y todos sus personajes. Y esta unión la vamos a ver más pronto que tarde pues el rodaje de la película ya ha comenzado en Filadelfia. Delante quedan 39 días de filmación y un guión que parece arrojar una cinta de 135 minutos. La fecha prevista de estreno se ha fijado en el día 18 de enero de 2019.

El reparto principal está formado por Bruce Willis, Anya Taylor-Joy, Samuel L. Jackson, Sarah Paulson, Spencer Treat Clark (repitiendo su rol de Joseph Dunn) y Charlayne Woodard. Finalmente, recordamos la sinopsis: “Tras los sucesos de ‘Múltiple’ nos encontramos con David Dunn procediendo al seguimiento y persecución de La Bestia. Mientras el conflicto se reproduce, desde las sombras hace su aparición la figura de Don Cristal, como orquestador y poseedor de importantes y reveladores secretos de ambos hombres”.

Y hasta aquí, con Comienza el rodaje de Glass, hemos llegado hoy queridos lectores/as, en La Zona Muerta”. Nos leemos por esta ominosa morada en próximas noticias de terror y ciencia ficción. Hasta entonces, recordar que: “Hay muchas razones para temerle a la oscuridad y si les gusta sentir terror… entonces… esta puede ser una noche sensacional porque aquí nadie puede oír tus gritos…”.