Hazte Fan en Facebook

Síguenos en Twitter

Visita nuestro canal en Youtube

Conectados

Tenemos 42 invitados conectado(s)

Dale un vistazo a...

Hannibal, el origen del mal

En “El Dragon Rojo” presenciaremos su captura y el comienzo de su condena. En “El Silencio de los Corderos” nos adentraremos en su mente y veremos por completo lo que es capaz de hacer y el inicio de su relación con Clarice Starling. Y en “Hannibal” comprobamos que con el paso de los años su maldad e ingenio no disminuirán… todo lo contrario.
Y con esta entrega descubrimos las circunstancias que forjaron esta leyenda del cine, conocido por todos como el Doctor Hannibal Lecter.

Celebrando uno de los villanos más reconocidos de la historia del cine, dr. Hannibal Lecter, les ofreceremos semanalmente un análisis dedicado a cada una de las entregas de sus particulares “aventuras”, comenzando hoy...".-DC FAN.

Leer más...
La Segunda Guerra Mundial en 20 películas
Cine - Monográficos
Escrito por Subzero   
Viernes, 19 de Febrero de 2010 00:00
Indice del artículo
La Segunda Guerra Mundial en 20 películas
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Todas las páginas
En 1939 Europa se vio sacudida nuevamente por una guerra mundial que traería miseria y destrucción. La pronta aparición de este nuevo conflicto llamó la atención de la industria del cine de forma casi inmediata, y al igual que sucediera anteriormente el cine se convirtió en un vehículo de propaganda idóneo, produciendo documentales que arengaban al pueblo a alistarse y defender su patria. El hecho de que la industria del cine estuviera tan avanzada en ese momento, unido a una evidente mejora en tareas de documentación, facilitó la proliferación de películas ambientadas en este episodio bélico. Y aunque seguirían realizándose largometrajes inspirados en la Primera Guerra Mundial, a largo plazo este nuevo conflicto acabaría siendo la estrella de un género emergente que aún a día de hoy sigue inspirando a cineastas de todo el mundo.

La II Guerra Mundial.

Breve comentario introductorio:
Cuando estalló la Primera Guerra Mundial se carecía de los medios apropiados para documentarla adecuadamente, todo se reducía a meras fotografías y filmaciones de calidad insuficiente. La consecuencia directa es que el gran público apenas podía imaginar los horrores que estaban teniendo lugar en lugares como Verdun o el Somme y los directores de cine que empezaban a adentrarse en el género bélico no podían acceder a una documentación detallada. Esto cambió con la Segunda Guerra Mundial, cuando el acceso a gran cantidad de filmaciones del ejército y reportajes gráficos facilitó las cosas notablemente, y todo este material audiovisual se tradujo en una prolífica realización de películas. Al principio Inglaterra y Alemania dieron un uso práctico al medio y durante 1940 se dedicaron a realizar documentales con fines propagandísticos. Lógicamente no tardaron en aparecer las primeras películas comerciales ambientadas en la guerra, algunas desde el punto de vista más bélico y otras que buscaban una visión más romántica del conflicto. Hay que decir que el glamour que rodeó inicialmente este género se vio reforzado por el llamamiento a filas de estrellas de cine consolidadas como James Stewart o Clark Gable.
Durante décadas se han producido películas, series de televisión y documentales ambientados en este cruento episodio. Incluso se han abierto paso subgéneros como el del Holocausto, del que ya nos ocuparemos en otro monográfico. Así que debido a la ingente cantidad de largometrajes que ha inspirado esta guerra se hace especialmente difícil escoger unos pocos, de hecho es una tarea imposible porque hay decenas de buenas películas que merecen un lugar en nuestra memoria. Tampoco deseo hacer un simple ranking porque eso no dejaría de ser una opinión personal, y lo que me interesa mostrar es cómo ha ido evolucionando el género con el paso de los años, cómo se han ido abordando los distintos aspectos de la guerra y lo que supuso a nivel humano. Así que hagamos un recorrido por la historia del cine bélico y veamos qué podemos sacar en claro.


1ª.-El triunfo de la voluntad.

El Triunfo de la voluntad

Año: 1935.
Nacionalidad: Alemania.
Director: Leni Riefenstahl.
Guión: Leni Riefenstahl.
Actores: Adolf Hitler, Hermann Göring, Joseph Goebels y otros importantes nazis de la plana mayor.
Duración: 114 minutos.

Argumento:
Documental que muestra el desarrollo del congreso del Partido Nacionalsocialista en 1934 en Núremberg.

Comentario:
Antes de repasar las obras puramente comerciales creo imprescindible hacer esta mención al cine de propaganda mediante este documental encargado por Adolf Hitler que por méritos propios ha entrado en la historia. La encargada de realizar esta obra fue la artista y cineasta Leni Riefenstahl, que como la mayoría de alemanes se sintió cautivada por la figura del Führer. Mediante el uso de cámaras en movimiento, vistas aéreas y un ingenioso uso de la perspectiva consigue crear una pieza artística al servicio de la política en la que contemplamos desfiles militares y trozos de discursos con una música de fondo a base de marchas militares
La intención de este documental es clara y concisa, mostrar a Hitler como el nuevo Mesías que se presenta ante su pueblo para devolver a Alemania la gloria y poder perdidos, pero siempre sin olvidar la vertiente artística y el espectáculo visual. Además Hitler deseaba algo que movilizara y cautivara a toda la población que inicialmente no sentía interés alguno por la política. Por eso no es de extrañar que esta película fuera descrita como "hecha por nazis, para los nazis y sobre los nazis".
En resumen, un producto meramente propagandístico, el mejor de la historia me atrevo a decir, que muestra con gran talento el uso del cine puesto al servicio de la manipulación política.


2ª.-Destino Tokio.

Destino Tokyo

Año: 1943.
Nacionalidad: USA.
Director: Delmer Daves.
Guión: Delmer Daves, Steve Fisher y Albert Maltz.
Actores: Cary Grant, John Garfield, Alan Hale, Dane Clark, Robert Hutton y John Ridgely.
Duración: 135 minutos.

Argumento:
El capitán Cassidy comanda un submarino norteamericano que se halla anclado en el puerto de San Francisco. De repente, en plena celebración de la Nochebuena, reciben la orden de partir inmediatamente sin un destino concreto. Ya en alta mar se les comunica que deben infiltrarse en la bahía de Tokio para establecer una estación de comunicaciones que permita bombardear Japón por primera vez.

Comentario:
En los primeros años del conflicto se notaba un nivel de patriotismo elevado en las producciones que salían de las factorías de Hollywood, y el fin propagandístico de las mismas era la tónica habitual. Pese a todo, esta película se mantiene bastante comedida para la época en que se estrenó, mitigando el tono de forma notable. En este caso estamos ante lo que serían los inicios de un subgénero dentro de las películas bélicas, el de submarinos. La historia se centra principalmente en la convivencia y tribulaciones de un grupo de combatientes que viajan a bordo de un submarino en pos de una peligrosa misión, pero en ningún momento se deja de lado la amenidad de la película. Eso permite que las más de dos horas de metraje se nos pasen volando sin darnos cuenta. Delmer Daves, que ya había demostrado su talento como guionista, se estrenaba como director con esta película. Y la verdad es que en todo momento orquesta con mano firme el conjunto de elementos que conforman la cinta, ayudado de un montaje magnífico y una composición de encuadres muy notable. Contó con la inestimable colaboración de Albert Maltz, que pese a tener entre manos una historia sencilla confeccionó un brillante guión, y con una fotografía de claroscuros que potencia el ambiente claustrofóbico del submarino.

El reparto es otro punto fuerte de la película. Aunque carecía de experiencia en papeles bélicos, Cary Grant resuelve con gran eficacia la labor de retratar al capitán del submarino, un hombre sereno que es capaz de transmitir la tranquilidad a sus hombres en los momentos más críticos. El resto de actores también contribuyen a crear ese ambiente de tensión que no decae en ningún momento y que nos acompaña hasta el final de la película. De todas formas es justo decir que dichos actores son sólo un mero vehículo para mostrar al auténtico protagonista de la historia: el heroísmo que subyace en toda guerra. En resumen, una película notable que sin duda ha resistido bien el paso del tiempo y que aún a día de hoy sigue siendo muy recomendable pese al tono patriotero de las obras de esta época.


3ª.-Tener y no tener.

Tener y no tener

Año: 1944.
Nacionalidad: USA.
Director: Howard Hawks.
Guión: Jules Furthman y William Faulkner.
Actores: Humphrey Bogart, Lauren Bacall, Walter Brennan, Dolores Moran y Hoagy Carmichael.
Duración: 97 minutos.

Argumento:
Harry Morgan se gana la vida en la isla de la Martinica alquilando su barco de recreo a turistas y pescadores. Pero al estallar la guerra en Europa verá peligrar su negocio y se verá obligado a aceptar una misión para la resistencia francesa.

Comentario:
Basada en una novela de Ernest Hemingway, esta película guarda cierta similitud con 'Casablanca', un clásico del cine del que Howard Hawks quedó impresionado. Las similitudes entre ambas películas son enormes, por ejemplo aquí en vez de inmigrantes hay refugiados políticos y la acción se sitúa en la Martinica en vez del Norte de África. Pero Howard Hawks consiguió sacar petróleo de una historia que según el propio Hemingway era un montón de basura, tocando el tema de los héroes anónimos que luchan tras las filas enemigas.
Esta película supuso el debut en pantalla de una jovencísima Lauren Bacall, que al mes de rodaje ya había conseguido conquistar a Bogart. Fruto de ese romance surgiría una química entre ambos protagonistas que Howard Hawks quiso explotar al máximo modificando el guión con la ayuda de Jules Furthman y William Faulkner. El resultado fue espectacular, dando a la película una magia que no había tenido 'Casablanca' ni ninguna otra producción. Pero al margen de esto Hawks imprime su sello personal utilizando el concepto de la amistad como catalizador, algo que queda patente cuando su amigo en la ficción, un excelente Walter Brennan, es agredido motivando la implicación total de Harry Morgan. En resumen, una obra menor en la filmografía de Hawks que supuso el descubrimiento de una deslumbrante actriz y que nos ofrece una visión temprana del conflicto y las relaciones que se establecen bajo él.



 
          Google+