Hazte Fan en Facebook

Síguenos en Twitter

Visita nuestro canal en Youtube

Conectados

Tenemos 75 invitados conectado(s)

Dale un vistazo a...

Sin rastro
Amanda Seyfried tiene unas horas para encontrar a su hermana Molly. Unas horas en las que mentirá, amenazará, robará y hará todo lo humanamente posible para tratar de encontrarla. Y es que Molly ha desaparecido… ‘Sin rastro.

Entre hermanas se comparte todo”.-Molly.
Leer más...
En la oscuridad (Darkness Falls)
Cine - Películas
Escrito por Slinker   
Jueves, 30 de Agosto de 2007 11:07
Indice del artículo
En la oscuridad (Darkness Falls)
Páginas 2
Todas las páginas

Por algún motivo esta película es una de las más infravaloradas del género de Terror de los últimos tiempos, cuando resulta que se trata de una de las más correctas e inquietantes películas de fantasmas que se han rodado en USA en lo que llevamos de década. Por cierto...procura mantenerte cerca de la luz si no quieres que el espíritu de Matilda Dixon venga a por ti...

"El mal regresa en busca de venganza"

 

Darkness Falls

 

Título original: Darkness Falls
Director: Jonathan Liebesman
Año: 2003
Duración: 85 min.
Género: Terror
Reparto: Chaney Kley, Emma Caulfield, Peter Curtin,
Jenny Lovel, Grant Piro, John Stanton, Lee Cormie
Guión: John Fasano, James Vanderbilt, Joe Harris
Productores ejecutivos: Derek Dauchy, Lou Arkoff
Productora: Revolution Studios
Distribuidora: Columbia Tristar

Sinopsis

Durante los últimos 150 años, la leyenda de Matilda Dixon "El hada de los dientes" lleva acechando al pueblo de Darkness Falls y a todos sus habitantes. Matilda era una adorable anciana a la que todos los niños del pueblo querían. Siempre que un niño perdía un diente, se lo entregaba a ella a cambio de una moneda de oro, y así fue como Matilda llegó a ser conocida como "El hada de los dientes". Una noche, se declaró un incendio en su casa de la punta del faro. Su hermosa cara quedó horriblemente desfigurada...la piel abrasada de Matilda era tan sensible a la luz que sólo podía salir de noche, y siempre llevaba una máscara de porcelana para que nadie pudiera verle nunca el rostro...

Un día, dos niños del pueblo no volvieron a casa...y la gente culpó a Matilda de su desaparición, acusándola injustamente de un crimen que jamás cometió. Matilda Dixon fue salvajemente asesinada por el pueblo enloquecido, y al quitarle la máscara, expusieron a la luz sus terribles facciones. Con su último respiro, Matilda echó una maldición a pueblo de Darkness Falls, jurando que volvería para vengarse. A la mañana siguiente, los dos niños perdidos aparecieron sanos y salvos, pero ya era demasiado tarde para enmendar el error y el pueblo enterró su secreto junto al cuerpo de Matilda...

Darkness Falls

Desde entonces hay quienes creen que Matilda visita a los niños de Darkness Falls por la noche cuando pierden su último diente de leche, vengándose de cualquiera que se atreva a mirarle la car
a y cumpliendo su maldición: "Así como antes sembraba amabilidad, sembraré ahora venganza para toda la eternidad..."
La mayoría de los habitantes de Darkness Falls creen que sólo se trata de una leyanda infantil, sin embargo hay algunos que dicen que su espíritu ronda por el lugar esperando atrapar a cualquiera que le vea en la oscuridad. Eso mismo le sucedió al joven Kyle (Chaney Kley), y aunque logró escapar de la siniestra aparición, su madre fue brutalmente asesinada. Perseguido por los dolorosos recuerdos de esa noche, Kyle ha procurado no dormir ni estar a oscuras desde entonces.
Años después de este terrible suceso, Kyle regresa al pueblo a petición de Caitlin "Cat" (Emma Caulfield), su novia de la infancia, que le pide ayuda porque su hermano pequeño está teniendo las mismas pesadillas que llevaron a Kyle al borde de la locura. Sin embargo, cuando regresa, se da cuenta de que el espíritu maligno de Matilda no era fruto de su imaginación. Ella es real y extremadamente peligrosa, y si lo atrapa otra vez en la oscuridad, su espantosa cara será lo último que vuelva a ver...

Darkness Falls

Comentario personal

Como apasionado y fanático del cine de género, debo reconocer que he visionado cientos de películas de terror de todas las épocas, estilos y de distinta (y dudosa) calidad, incluso he llegado a disfrutar de cintas de terror de Serie Z totalmente prescindibles, casposas y cutres hasta la saciedad, pero provistas de un encanto del que carecen muchas películas de miedo de hoy día. Probablemente, ese cierto fanatismo que siento por esta clase de films (sobre todo, films de fantasmas), me ha convertido en un espectador poco exigente a la hora de seleccionar y valorar cintas de terror, ya que soy capaz de disfrutar a lo grande con películas que han sido destrozadas tanto por la crítica como por el público (y quizás con razón), y una de esas películas que han sufrido dicho acribillamiento (en este caso creo que injustamente) es Darkness Falls. Puede que un espectador flexible y poco exigente no sea capaz de ver cuándo una película de terror es un desastre y cuándo es una maravilla, y seguramente terminará defendiéndola contra viento y marea ante las decenas de opiniones negativas que surgirán hacia el film, y eso mismo me ocurre a mi con esta película de Jonathan Liebesman, un realizador debutante que demostró muy buenas maneras a la hora de mover la cámara y crear el clímax idóneo para el terror (aunque cometió algunos errores que después comentaré), unas cualidades que volvió a demostrar varios años después con la curiosa La Matanza de Texas: El origen (The Texas Chainsaw Massacre: The Beginning. 2006)

Kyle intenta ayudar a Michael con su obsesión por la oscuridad

Darkness Falls

Tras esta pequeña aclaración sobre mis gustos cinéfilos, sólo intento justificar porqué siento tanta simpatía por esta película (y en general, por todas las de terror), aunque quizás me equivoque y esté defendiendo una cinta de miedo bastante normalita que a nadie (o a casi nadie) le llegó a interesar, pero que desde mi punto de vista, se trata de una de las mejores películas de terror que se han rodado en USA en los últimos años (por supuesto, salvando las distancias con respecto a maravillas como The Ring). Puede que mi opinión sea errónea y contradictoria con la del resto de lectores, pero lo asumo con total modestia.
Vamos al grano, ¿qué pasa con Darkness Falls? pues sencillamente, una de las cosas que me cautivaron de esta película es su sensacional puesta en escena, realmente magistral...además, las secuencias donde aparece el espíritu vengador están tan bien rodadas y son tan oscuras, sombrías y en ocasiones impactantes, que en ciertos momentos llegan a estremecer y a erizarnos el vello, y eso no es algo que ocurra fácilmente con las producciones de terror de hoy día.
La película trata de manera elocuente el tema del miedo que provoca la oscuridad en la sociedad, y más concretamente, en el ser humano durante su infancia, aunque realmente la historia se centra básicamente en unos hechos semi-reales sobre la muerte de una anciana inocente, que tras regresar de la tumba, se vengará cruelmente de todo aquel que se atreva a mirarle a la cara. Como el titulo indica, la cinta se desarrolla en su totalidad en lugares oscuros y sombríos, todo un reto para el director de fotografía, que tuvo que plasmar en pantalla ese clímax tenebroso combinando tonos oscuros con juegos de luces y resplandores, logrando recrear el ambiente necesario para mantener al espectador bastante inquieto durante gran parte del metraje. Francamente, la película puede llegar a provocar miedo (en mayor o menor medida y dependiendo del tipo de espectador), sobre todo durante los primeros 25 minutos, sin duda, los mejores del film (atentos a la explicación sobre la leyenda de Matilda Dixon, y a la primera aparición del fantasma). Por desgracia, la trama se va desinflando progresivamente conforme va avanzando, y quizás sea debido a un error muy común en este tipo de producciones: la previsibilidad. Hoy día resulta complicado sorprender al espectador, y si la trama comienza a dar señales de previsibilidad y rutina argumental, no sólo no conseguirá sorprender a nadie, sino que además será maltratada hasta la saciedad, y ese fue uno de los errores de la película, que comienza a ser previsible durante muchos tramos de la historia, dando lugar a la pérdida de la tensión y del interés que se había logrado durante la primera parte del film.

El diabólico ente en la comisaria de policía buscando a Kyle

Darkness Falls

Pero ese no es su único error, hay otro quizás más influyente (cuyos culpables son algunos de los dirigentes de la película). En el guión original, no se mostraba el monstruo hasta el final del film, para así mantener al espectador alerta e ir alimentando su autosugestión conforme avanza la trama. No olvidemos que una de las claves del cine de terror es mantener oculto el mayor tiempo posible al causante de los hechos terroríficos, ya que eso lleva al espectador a un estado de sugestión e imaginación que puede llegar a resultar más terrorífico que mostrar en pantalla a la criatura cada 5 minutos, o dicho de otro modo, resulta más inquietante aquello que intuimos y que no podemos ver, que aquello que vemos en repetidas ocasiones...pero desgraciadamente, algunos productores (o quizás el propio director) optaron por todo lo contrarío, enseñándonos el fantasma de Matilda en numerosas ocasiones (aunque eso si, siempre entre luces y sombras y con una presencia impactante), anulando así ese elemento perturbador inicial y esa inquietud que la película nos hizo pasar durante sus primeros minutos.

Darkness Falls

Sin duda, el film habría sido mucho mejor aceptado si no se hubiesen cometido estos errores, que por otro lado, no son tan graves comparados con los de otras películas de terror que realmente son desastrosas se miren por donde se miren, como por ejemplo todas aquellas (absurdas) cintas de terror juvenil llenas de chistes malos, sexo, jóvenes asustados carentes de neuronas y guiones inexistentes. Y es que ese es otro punto a favor de Darkness Falls, su seriedad argumental (nada de niñatos gritando en plena pubertad) y un guión mucho más consistente y labrado de lo que se podría esperar para una producción de estas características, y no olvidemos que el presupuesto de la película fue de 10 millones de dólares, un presupuesto ridículo comparado con el de muchos films del mismo género y seguramente inferiores a Darkness Falls.

Kyle y Matilda, cara a cara...

Darkness Falls

Los efectos visuales son otro punto a favor, y aunque se ha llegado a comentar que éstos son desastrosos, puedo asegurar que están muy conseguidos y son realmente creíbles. Muchas de las apariciones espontáneas de Matilda Dixon llegan a resultar escalofriantes (su primera aparición pone los pelos de punta, así como su presencia en la cárcel y en el interior del faro), y todo ello gracias en parte a los técnicos de sonido, que dotaron al fantasma de unos chillidos y rugidos muy acertados e inquietantes. Y hablando de la escena final en el faro, se nota el trabajo del prestigioso técnico en Fx Stan Winston, ya que fue él quien diseñó a la criatura que podremos ver en la secuencia final de la película, ya sin máscara y con el rostro al descubierto. Aunque parezca un efecto infográfico o un actor, realmente se trata de una marioneta con total movilidad y funcionalidad, tanto en sus ojos, párpados, boca, cuello y manos. Una delicia.
En cuanto a los actores, poco hay que reprocharles. No son demasiado conocidos para la gran mayoría del público pero cumplen con creces en sus respectivos papeles, aunque quizás debería resaltar la labor del niño de la película (Lee Cormie), que sufre los continuos ataques de Matilda y se mete de lleno en el papel de chaval traumatizado por la aparición fantasmal y por su pánico a la oscuridad. Y poco más queda por decir, salvo resaltar las típicas incongruencias que se dan en todas las películas, como es el caso de la sensibilidad que sufre el fantasma hacía la luz. Los protagonistas se defienden de Matilda a base de linternas y luces, pero sin embargo, la luz que desprenden los relámpagos de la tormenta no le hacen ni el más mínimo daño. Por lo demás, me parece una película muy recomendable, inquietante, muy bien rodada y sobre todo, entretenida, y eso gracias a su corta duración, unos 85 minutos que se pasarán volando. Y reitero lo dicho, es una de las mejores películas Americanas sobre fantasmas que se han rodado en la presente década.

El espíritu de Matilda Dixon, desatando toda su furia en el interior del faro de Darkness Falls

Darkness Falls

 



 
          Google+