Wonder Woman: Número 13
Comparte con tus amigos










Enviar

Comentario de Wonder Woman: Número 13.

Concluye el arco argumental de Wonder Woman siendo asediada por Egeo y todo ello con una revelación de los olímpicos. Además, Diana deberá enfrentarse a Cheetah y a la Doctora Veneno en un par de aventuras adicionales.

Valoración.
Por fin termina la historia sobre Egeo dando caza a Diana. Hay que recordar que este lo hacía porque es un semidios al quien una diosa le ordena hacerlo a cambio de ocupar un lugar en el Olimpo. Y aquí sabemos quién es la diosa…

… Irene, la diosa de la paz, es la que ha puesto precio a la cabeza de Wonder Woman. ¿El motivo? Al faltar Ares, y Diana no querer asumir su rol como diosa de la guerra, la ha afectado porque siempre debe haber un balance. A falta de uno es que se desencadena la acción y otros olímpicos se ven envueltos en el conflicto. De hecho, tras los eventos surge una espectacular revelación.

Antes de continuar debo hablar de Donna Troy. Ella es quien, en realidad, da inicio al tomo (y termina involucrada en la cacería de Egeo). El caso es que aquí se continúa explorando la relación de amistad con una chica que conoció en Londres. Esto resulta de gran importancia porque, nuevamente, surge un inesperado giro en los acontecimientos que llevan a Donna a convertirse en alguien instrumental en referencia a los dioses griegos y a ella misma.

Una vez se finiquita este arco argumental llega el turno de una nueva aventura. En esta ocasión es Cheetah la enemiga a enfrentar. Resulta que ha dado con un mapa que la llevará hasta un joya llamada El Ojo de Antíope (regalo de Hera a la abuela de Diana), que es lo que otorga la inmortalidad y juventud a las amazonas. Cheetah piensa que obtendrá los mismos dones.

Mi única queja respecto a esta historia es: ¿Por qué Cheetah otra vez? Sí, ella es, para todos los efectos, la enemiga principal de Wonder Woman por excelencia… pero tampoco es la única. Y teniendo ya una tan limitada galería de villanos se hace más que repetitivo el no ver alguno de los otros que tiene. Sin ir más lejos, Giganta es la segunda rival más reconocida de la Princesa Amazona, entonces, ¿por qué no haberle dado la oportunidad de aparecer aunque fuera solamente para este cómic? Todavía más teniendo en cuenta que en todo el New 52 nunca se han visto las caras.

Para culminar este tomo se presenta otra aventura. Siendo esta vez la villana la Doctora Veneno. Sí, la misma que aparece en la película de acción real. Por fin se le da el turno a brillar a alguien que no sea Cheetah. Se trata de un personaje para nada conocido (aunque es de los primeros de “La Era Dorada” de Wonder Woman), de hecho no sé ni cuándo fue la última vez que apareció en los cómics, y seguro que se utilizó por el inminente estreno del film. A la hora de la verdad no es nada del otro mundo en cuanto a guión… pero cuanto menos resulta refrescante para el lector.

Conclusión.
Wonder Woman: Número 13 ofrece bastante contenido interesante. Antes de finalizar el arco argumental de Egeo se le inyectan dosis de historia y exploración de personajes importantes… incluyendo el darle a Donna un gran valor. Las últimas dos historias cumplen con su cometido de entretener aunque, personalmente, me hubiera gustado ver a Giganta por una vez en lugar de a Cheetah.