Wonder Woman: Número 12
Comparte con tus amigos










Enviar

Comentario de Wonder Woman: Número 12.

Diana sigue siendo el objetivo de Egeo, su más reciente y nuevo adversario que quiere liquidarla a toda costa. Por otra parte, Donna Troy escapa de su celda buscando dar sentido a su vida en Inglaterra. A seguir pues estas aventuras en las que Wonder Woman se ve envuelta.

Valoración.
Egeo, el nuevo enemigo Wonder Woman sigue haciendo de las suyas… y Wonder Woman no está a un paso más cerca de derrotarlo que tras la última vez que se vieron las caras. ¿Quién es él y quién su benefactor? La respuesta a quién es este misterioso joven la encontramos aquí. El chico recuerda brevemente cómo fue su vida, en particular, el día que todo cambió para él. Además, como no podía ser de otra manera, está vinculado a la mitología griega… mitología que es el trasfondo/universo de Wonder Woman. En cuanto a descubrir quién es el que tira de los hilos… para eso tendremos que esperar todavía un poco más.

Volviendo a tocar el tema de la mitología griega, decir que en este número vuelve a ser clave para la historia que gira en torno a Donna Troy. Primero, y como se ve en la portada del número, ¿Quién más podría estar dándole cuerda? Discordia. Sus razones son obvias: con un nombre como este tiene que tener la personalidad acorde. No es que sea mala, es sencillamente quien es. Y segundo porque es dirigida a conocer sobre su destino de parte de los Hados llamados aquí así, aunque siempre han sido más conocidas como las Moiras.

Hablando sobre Discordia, tengo que hacer un apartado para hablar sobre el arte. Y es que, como pasara con el número 11, otro dibujante se hace cargo de los lápices en el capítulo que se centra en ella y los dioses. En este caso es Ian Churchill, quien tiene un estilo bastante distintivo. De nuevo, lo suficiente como para echarte para atrás por momentos. No solamente es radicalmente diferente a lo que ofrece David Finch… sino también porque puede llegar a resultar feo (fijarse más que nada en los labios). Lo que sí puedo decir es que te llegas a acostumbrar.

Respecto a la trama de Donna, es aquí donde se vuelve más interesante. Es cuando comienza a dar los pasos a su redención: conoce a una chica en Londres que tiene potencial a desarrollarse en una amistad, mejor aún, puesto que es la primera vez que Donna se encuentra en el mundo… por lo que no tiene idea de cómo funcionan las cosas. Así, desconoce todo y requiere de esta chica para ayudarla. ¡Hasta la viste con su nuevo traje! uno que recuerda, claramente, a su diseño antiguo.

Por último, quisiera incluir un par de portadas alternativas muy interesantes. Una de ellas se centra en Cheetah y la línea DC Comics “Bombshells”, donde las heroínas y villanas son representadas como si fueran de los años 40, haciendo énfasis en sus respectivas cualidades en relación a su representación. La segunda celebraba el 75 Aniversario de Green Lantern, y siendo Hal un piloto ¡¿cómo no ponerlo a competir con el avión invisible de Wonder Woman?!

Conclusión.
Wonder Woman: Número 12 viene a ser más que nada una extensión de lo que encontramos en el número anterior. Lo realmente importante es que, finalmente, sabemos quién es Egeo y los pasos que toma Donna para comenzar a ser alguien nuevo: una heroína. El resto es interacción de personajes y desarrollo de sus relaciones.