The Fury of Firestorm: The Nuclear Men 1
Comparte con tus amigos










Enviar

Comentario de The Fury of Firestorm: The Nuclear Men 1.

Primer tomo recopilatorio de los cómics del “New 52” del superhéroe Firestorm. Desde los 80 se ha intentado varias veces darle su propia cabecera a este personaje pero nunca ha podido ser. Con el reinicio de DC se intentó nuevamente (la que abarcará estos artículos) pero también se vio cancelada; no por el personaje sino por sucesos relacionados a su equipo creativo. Exploremos las aventuras del Hombre Nuclear en The Fury of Firestorm: The Nuclear Men 1.

firestorm-numero-1-poder

Información del personaje sacada de la DC Comics Encyclopedia.
-Primera aparición: Firestorm #1 (marzo, 1978).
-Nombre real: Ronnie Raymond.
-Poderes especiales/habilidades: Vuelo, fuego nuclear y transmutación.

Mi breve historia con Firestorm.
No es que siempre haya sentido fascinación por este personaje pero sí debo reconocer que, las pocas veces que lo veía, siempre captaba mi atención. Su diseño es tan particular que no existe nada parecido en el resto del universo DC. Es más, al leer la DC Comics Encyclopedia supe que este súper héroe era verdaderamente especial cuando se le otorga una página completa; el mismo libro indica que este tratamiento solamente se le da a los personajes más importantes.

Poco a poco me decidí a buscar información sobre él. Lo más increíble es que este personaje fue inventado por Gerry Conway y Al Milgrom quienes para Marvel crearon a Punisher y al Capitán Marvel. Además, descubrí que había aparecido en la serie animada “Los Súper Amigos” (específicamente en las versiones “The Legendary Super Powers Show” y “The Super Powers Team: Galactic Guardians”). Más allá de eso poco más apareció en versiones animadas salvo brevísimos cameos en alguna que otra película directa a DVD/BD. Más adelante (finalmente) tuvo su oportunidad en algunos episodios de la serie ‘Batman: El intrépido’.
Además es miembro de la JLA. y aun así sabía para mis adentros que tenía que existir más sobre él… no en vano fue uno de los personajes más importantes en el evento de los cómics “El día más brillante”; sin mencionar que su contra parte, Deathstorm fue de los miembro de los Black Lanterns más destacados en el previo evento “La noche más oscura”.
Recientemente ha llegado a ser miembro de la Liga de la Justicia. Pero lo mejor de todo es que ha comenzado a dar señales de vida en acción real en la serie “The Flash”.

Antes de saber que aparecería en esta serie de TV supe que se le brindó su propio cómic titulado ‘The Fury of Firestorm: The Nuclear Men’ (La furia de Firestorm: Los hombres nucleares). Era uno de los 52 nuevos cómics tras el relanzamiento de DC. También tuve conocimiento de que no recibió las mejores críticas y seguramente por ello se canceló con tan solo 20 números. Aun así quise tenerlos para finalmente conocer el personaje por mí mismo.

firestorm-television

Valoración.
No solamente antes de decidir optar por estos cómics de Firestorm estaba ya informado de la calidad de los mismos sino que también supe de lo que pasó tras bastidores. Y es que, por diversos motivos, hubo gran cantidad de cambios en los guionistas. Algo que afectó al cómic ya que se podrán imaginar cómo diferentes personas buscaban contar algo diferente… y en tan pocos números.

El primer cambio radical que se hizo lo podemos notar en el título: The Nuclear Men. ¿Los Hombres Nucleares? Exacto. Firestorm se compone de dos personas que se fusionan: uno es el cuerpo y el otro el cerebro. Aquí cada chico se convierte en su propio Firestorm; Raymond que posee poderes de fuego nuclear, y Jason con el poder de la transmutación. Este cambio en la mitología del personaje fue lo que más afectó al cómic y no se vino a arreglar hasta los últimos números que, no es de sorprender, resultaron los mejores de la colección.

Lo anterior que comenté fue un cambio que afectó para mal el cómic y que se debe considerar un fallo. Sin embargo, me voy a centrar ahora en los dos verdaderos errores: el tono y la historia. Esto es lo que realmente no permitió a Firestorm conservar su serie.

firestorm-numero-1-jason

Ya sabemos que, por lo general, DC tiene un tono más oscuro/»adulto» que Marvel. Y que tras la trilogía de Nolan de Batman fue algo que por poco se lleva al extremo en este universo y llegó a afectar el estilo de Marvel también en el cine. Pues bien, esto es algo que sucedió con Firestorm. Ya que, nada más comenzar la historia, nos vemos en una situación donde unos mercenarios están torturando a una familia de Oriente Medio para sacarle cierta información. Tortura que llega hasta la muerte y que involucra niños. Leyendo esto me sentí como si me hubieran dado un golpe en el estómago. No lo vi apropiado y luego, buscando más información, supe que no es el estilo del personaje y que al ver la interacción de los protagonistas se nota. Pero esto no se queda aquí ya que se repite algo similar pocas páginas más adelante y nuevamente al final del tomo. Como dije, fuera de lugar.

Otro tema que se toca es el racismo. De la nada surge una situación sobre los protagonistas que involucra el color de la piel. Algo que, nuevamente informándome, descubrí que sentó mal a los americanos… recordemos que ahora estamos viviendo una etapa en la cual, si bien es cierto hace ya mucho no debiera ser algo prominente y no debiera ser la realidad es que es algo que existe y siempre existirá. ¡Claro que se debe combatir y no sacar a relucir cada dos por tres! Pero tampoco se puede hacer ahora creer que es algo inexistente y que ha pasado página del todo; la cruzada que tenemos ahora en Hollywood. Si a mí me chocó fue porque lo sacaron de la manga, que no encajaba cuando se tocaba y tampoco fue a ningún lado. De ahí mi queja y cómo terminó añadiendo a unas situaciones bastante fuertes. No porque fuera un tema tabú.

firestorm-numero-1-corriendo

Por último habría que mencionar el contenido científico. Queda evidente que todo lo relacionado a Firestorm está íntimamente vinculado a la ciencia: desde el científico que diseñó la fórmula que crea al personaje como el hecho de que, para que éste pueda transmutar la materia, tiene que conocer el compuesto químico de los elementos. Pero, ¿era necesario enfocarse tanto en esto? Yo soy bilingüe y no comprendí mucho del vocabulario que se utiliza aquí. Amén de que no sabes cuánto es cierto y cuánto es ficción.

Para cerrar el tema de los aspectos negativos queda la historia. Como ya dije pasaron unos cuantos guionistas que, en lugar de trabajar en lo ya creado e irlo modificando lo que hacían eran inventar situaciones nuevas. Esto denota que no hay algo coherente. Ya se verá más claramente en los siguientes tomos pero aquí se nota en diferentes aspectos. Si ya de por sí fue una mala idea el separar las partes que conforman a Firestorm peor aún es crear Fury como esta poderosa entidad que funciona a base de rabia y que ninguno de los protagonistas puede controlar. Hay un símbolo que aparece varias veces, con un claro enfoque, pero que luego no se usó para nada. Y otros Firestorm adicionales que funcionan como enemigos en mayor o memo medida: Helix, Pozhar y un par de Firestorm renegados; y no serán los únicos aunque en el segundo tomo se centrará en este aspecto.

Definitivamente, lo mejor que tiene para ofrecer este primer tomo de Firestorm es el dibujo. Ya de por sí Firestorm posee un diseño único. Esto es tanto en colorido como el mismo traje. A esto le sumamos su base en torno al fuego y con esto, yo diría que, cualquier dibujante puede hacer maravillas. Justamente lo más sobresaliente es cuando aparecen en escena los diferentes Firestorm: un verdadero espectáculo visual.

firestorm-numero-1-atrapado

Conclusión.
Firestorm es un personaje que siempre ha destacado en DC, que debería ocupar un lugar prominente y que en el pasado ya se le había otorgado su propia serie. Con el reinicio de DC fue genial descubrir que la compañía tenía esperanzas en él y le otorgó, nuevamente, su propio cómic. Lástima que la calidad del mismo fuera la causante de su fracaso. Este primer tomo (The Fury of the Firestorm: The Nuclear Men 1) resulta el peor de los 3 y en el cual, claramente, se ve cómo lo negativo supera lo positivo dejando hasta el fondo del todo el propio Firestorm.