Superman: Un año después
Comparte con tus amigos










Enviar

Primero fue la “Crisis de Identidad”. A ella le siguió la reciente “Crisis Infinita”, uno de los mayores eventos de los últimos tiempos en el Universo DC. En este tomo de Superman: Un año después, veremos los resultados que nos han dejado a su paso las citadas Crisis y como el Hombre de Acero es más vulnerable que nunca.

Valoración.
La conclusión de la “Crisis Infinita” trajo consigo varias novedades en DC Cómics. Para empezar, todas las colecciones se sincronizaron empezando de cero con nueva numeración. Pero, sin duda alguna, la consecuencia más importante fue la del salto temporal de un año. Es decir, todas las colecciones empezaron tras haber transcurrido un año desde la finalización de las mencionadas crisis.

En ese tiempo, no estuvieron presentes, entre muchos otros, superhéroes de la talla de Superman, Batman o Wonder Woman. La serie semanal 52 se ocupó de narrar, a tiempo real, qué aconteció ese año desconocido por nosotros. 365 días en los que los superhéroes que no habían desaparecido se las tuvieron que apañar lo mejor que pudieron sin la ayuda de “los grandes”.

En el tomo que aquí comentamos, se analiza la vida de Superman sin sus poderes, y vemos que no lo tendrá nada fácil ante la cada vez más peligrosa presencia de Lex Luthor. Y es que Lex ha obtenido un antiguo y peligroso artefacto Kryptoniano, el cual pondrá en jaque a todo Metropolis, una ciudad que lleva un año sin saber nada de “El hombre de acero”.

Con un gran dibujo de Pete Woods y  Renato Guedes, seguiremos el arco argumental “Up,up and Away” que nos hará ver al “gran azul” como nunca antes lo habíamos visto: privado de sus poderes justo cuando más los necesita, Clark Kent deberá ir recurriendo a la ayuda de Super Girl y de otros miembros de la JSA. Pero ni siquiera ellos pueden estar siempre donde se les necesita. Todo esto es lo que nos ofrecerán dos grandes narradores actuales como son Geoff Johns y Kurt Busiek.

Atrévete a descubrir con tus propios ojos el final, o mejor dicho el principio, de  lo que el futuro ha deparado a Clark Kent en Superman: Un año después.