Renacimiento: Wonder Woman: Número 7
Comparte con tus amigos










Enviar

Cheetah tiene deseos de venganzas. Steve se reúne con sus compañeros de Oddfellows para cumplir una misión. Además, muchas más cosas pasarán en este número que recupera los eventos regulares tras el anual del número anterior. Este es el final de la etapa de Greg Rucka en ‘WW’.

Comentario de Renacimiento: Wonder Woman: Número 7

Francamente, no entiendo esta costumbre que llevo viendo en los cómics. Me refiero al hecho de haber terminado un arco argumental y continuarlo en la siguiente entrega. Ya sea a base de epílogos, o de mantener a los personajes de la historia original presentes de alguna manera en la “periferia” de una nueva trama. Aquí pasa a manera de epílogo y más.

Chettah, tras ser negada su entrada en Themyscira, decide cobrarse su ira y venganza en Veronica Cale. Por su puesto, Wonder Woman no se lo va a consentir. Por ello, se presenta en el hogar de la doctora para protegerla.

Tengo que reconocer que resulta bastante satisfactorio ver esto, peso a que supone continuar con lo ya visto. La verdad es que te llega al alma cuando Cheetah ve que ha perdido la oportunidad de visitar la isla de las amazonas. El diálogo (“Dejadme pasar. Tenía muchas ganas de conoceros…”) y el dibujo te da mucha lástima de la situación. Más aún cuando recordamos que toda su infancia vivía ilusionada con la mitología griega. Particularmente con las amazonas. De adulta se hizo arqueóloga precisamente para probarle al mundo que eran reales. Y tras serle negado esto el ataque que desata en Cale es brutal. Si no es por Wonder Woman, que también sufre su furia, la habría destrozado.

En estas grapas se incluye también un especial dedicado a Steve Trevor. Su título hace referencia a algunos cómics de DC (de finales de los 50) titulados ‘La Novia de Superman, Lois Lane’. En todo caso, lo que se hace es integrar al grupo de compañeros de Steve en la película de Wonder Woman al universo DC. Así pues, ya pueden dar la bienvenida a Sameer, Charlie y Jefe. En este caso se sitúan en la actualidad.

Esta es una aventura de la que Steve no puede hablarle a Diana. Sus compañeros y él mismo forman parte de un regimiento de la sala negra de A.R.G.U.S., los Oddfellows. Debían investigar sucesos extraños clandestinamente y decidir si había que capturar o catalogar algo. En este caso Steve viaja a Turquía a petición de sus amigos. Ellos lo necesitan para una misión que involucra a una niña con ciertas habilidades. Sin embargo, todos son capturados por Saturna y los Hombres Carmesíes, quienes desean a la niña. Es entretenida pero nada más.

De aquí pasamos a otra trama que sigue arrastrando lo acontecido en el último arco argumental. En este caso Diana se encuentra frustrada por haber perdido su lazo. Interesante a su manera, sobre todo por la participación de la Liga de la Justicia.

Seguidamente da comienzo el arco argumental ‘El corazón de la Amazona’. Por un momento se regresa en el tiempo a cuando Diana era una niña en Themsycira. Allí se presenta una anécdota interesante de cómo algunas de las amazonas veían mal el que ella tuviera una muñeca (por el hecho de ser guerrera). Lo menciono porque es lo mejor de todo, pese a sus breves 5 páginas dedicadas a ello.

A continuación nos encontramos con lo que debería haber sido el contenido del número pero no es así. Lo que se nos presenta es a Diana invitada a la boda del hermano de Etta. Sí, es a lo que se dedica más tiempo. A esto y a situaciones que no merecen la pena. Todo para entonces llegar a lo importante: se descubre que la sangre de Diana, por ser una semidiosa, es capaz de curar casi todas las enfermedades del mundo.

No es malo que un cómic tenga momentos donde se exploren a los personajes. Especialmente fuera de situaciones de acción/superhéroicas. Eso es lo que nos hace conocerlos mejor y sentir por ellos. Sin embargo, que sean eso: momentos. No la mayor parte de las historias. A final de cuentas lo que queremos es justamente aventuras y acción.

Y entonces está el dibujo. El dibujo no funciona. Mirka Andolfo antes tuvo su aporte algunos números atrás y, ocasionalmente, podía valer pero no como recurrente. ¿Esto es un cómic o un manga/anime? La realidad es que no funciona. Reto a quien sea que al ver sus dibujos diga que Wonder Woman parece una mujer. No. Parece una adolescente (siendo generoso). Por ello resulta difícil tomarse en serio esto.

Conclusión.
En Renacimiento: Wonder Woman: Número 7 se suponía que el arco argumental pasado había quedado atrás. Sin embargo, aquí descubrimos dos historias más. No es que sean malas, pero eso significa que no podemos avanzar con algo nuevo. La trama del cómic de Steve cumple. Además lo mejor es traer al universo DC a sus compañeros de la película. El resto es muy poco contenido relevante y un dibujo en plan anime/manga que no le pega.