Renacimiento: Wonder Woman: Número 5
Comparte con tus amigos










Enviar

Se desvelan los motivos tras la actitud de Verónica Cale, se muestra el origen de la Doctora Cyber, Barbara Ann vuelve a ser Cheetah y muchas cosas más son las que nos cuentan en estas grapas: Greg Rucka, Bilquis Evely y Liam Sharp.

Comentario de Renacimiento: Wonder Woman: Número 5

Por fin descubrimos el motivo por el que Verónica Cale hace lo que hace. Sus maquinaciones y porque actúa contra Wonder Woman: lo hace por su hija, Izzy. Los hijos de Ares, Fobos y Deimos, atraparon el alma de Izzy en el Inframundo y si ella no obedece sus órdenes (encontrar Themyscira) permanecerá con su cuerpo vacío. Esto hace que la Doctora Cale sea un personaje muchísimo más interesante, ya que no es mala por querer serlo, ni tampoco es enemiga de Wonder Woman porque sí. Hace lo que debe hacer como madre.

Por otro lado, se revela el origen de la Doctora Cyber (sí, otra doctora más en la galería de villanas de Wonder Woman). Yo mismo no sabía que fuera un personaje antiguo. Ni siquiera sabía de su verdadera identidad hasta que se presentó aquí. La Doctora Cyber fue creada en 1968 y la actual Adrianna Anderson se basa en la segunda versión del personaje original (Cylvia Cyber), quien apareciera por primera vez en 2002 y no se supiera más de ella hasta 2006. En este caso se trata de una revisión, la cual, sin entrar en detalles, comenzará siendo la mejor amiga de Cale. Así pues, Greg Rucka ha tenido buen ojo en recuperar villanas ya olvidadas del universo de Wonder Woman.

También se descubren los motivos por los que Barbara Anna se transforma en Cheetah. No entraré en destalles para no arruinar la sorpresa. Sin embargo, sí que puedo decir que, en principio, fue puesta en el camino de Urzkartaga y eso no fue algo que sucediera por casualidad…

Finalmente, Diana recobra la cordura gracias a la ayuda de un viejo amigo minotauro llamado Ferdinand. ¡Menos mal! Porque toda esa manera de narrar cómo se encuentra loca hablándole a la serpiente de su mano nunca me gustó. Cuanto menos sirve para vincular con sucesos que transcurren paralelos en Themyscira.

Algo que me parece absurdo es que se insinúe que Bárbara Ann y Etta Candy han tenido una relación, o que exista la posibilidad de algo entre ellas. Si bien, en el número pasado, Bárbara la llamara “amor” en un momento dado, esto podía ser un comentario sin más… Sin embargo, aquí Etta habla de que “la acababa de recuperar”… y su actitud (más otros comentarios en diferentes ocasiones) denota lo ya dicho. Y digo que me parece absurdo porque ya se dejó cuasi confirmada la sexualidad de Wonder Woman e Hipólita (algo que comenté y si se piensa en ello es lógico de suponer), ¿ahora Etta y Barbarba Ann? Por no mencionar que en el pasado tomo también se estableció que uno de los compañeros de Steve (y amigo de Diana) es homosexual. Es maravilloso que haya representación para todos en los cómics… pero así como se plantea resulta ridículo y poco creíble.

Conclusión.
Renacimiento: Wonder Woman: Número 5 resulta en una entrega mucho más interesante que la anterior. Todo ello debido a que se explica, por fin, a qué se debe la actitud de Verónica Cale hacia Wonder Woman y se revelan momentos vitales de la doctora Cyber y Cheetah. La pena es que el dibujo de Bilquis Evely, sin ser malo, no está a la altura del de Liam Sharp.