Renacimiento: Wonder Woman: Número 14
Comparte con tus amigos










Enviar

Steve Orlando se ocupa, en esta ocasión, de las aventuras de Wonder Woman. El guionista decide desarrollarla y que haga equipo con Aztek y Artemisa. Las tres se embarcan en una misión que las llevará desde México hasta Qurac. El dibujo corre a cargo de Laura Braga, ACO, Raúl Allén y Patricia Martín.

Comentario de Renacimiento: Wonder Woman: Número 14.

Esta nueva entrega de las aventuras de Wonder Woman resulta un tanto peculiar de valorar. Esto se debe a que el contenido resulta desequilibrado en términos de calidad. Consta de dos historias aunque la segunda básicamente se divide en dos partes. Eso sí, a nivel general es más que aceptable.

La primera trama se desarrolla exclusivamente en una grapa y trae de vuelta al personaje de Mayfly. Ella era una de las villanas que apareció en el número 8 y estaba dispuesta a cobrar una recompensa por Wonder Woman. En estas grapas se encuentra cumpliendo condena por sus acciones. Aun así, la Princesa de las Amazonas va a visitarla para tratar de convertirla en una buena persona. Esto no resulta en una trama interesante o que aporte nada al arco argumental. Sin embargo, es una mínima parte de la recopilación por lo que no se resiente. Además, supone explorar el personaje de la superheroína y demostrar sus valores.

La narrativa como tal comienza con “Rival de ambos bandos”. En esta historia encontramos a Wonder Woman haciendo equipo con Aztek y Artemisa. Las tres se unen para recatar a Atalanta, la tía abuela de la primera. Ella se encuentra luchando en un templo mexicano para impedir que el peligroso dios Tezcatlipoca se libere en el mundo.

Cabe señalar que el personaje de Aztek fue creado por Grant Morrison. En ese tiempo era un hombre y ahora es una mujer llamada Nayeli (puesto que el original murió). Básicamente todo lo que sucede en esta aventura es acción. El interior del templo tiene múltiples niveles de existencia. Por ello, los fondos están dibujados de manera abstracta. Esto es algo que no es de mi gusto… pero comprendo su uso dado el contexto. En todo caso, también cuenta con un gran punto fuerte: la interacción entre las superheroínas.

Una vez rescatada Atalanta le corresponde a Wonder Woman llevarla a su hogar en Qurac con el resto de su tribu de guerreras bana-migdall. Y es aquí donde todo lo visto antes se desmorona. La trama gira en torno a estas guerreras dispuestas a desatar una guerra con tal de quedarse en el lugar (puesto que son nómadas y han decidido cambiar). Los problemas son: el planteamiento no resulta interesante y el dibujo de Raúl Allén y Patricia Martín no acompaña.

Conclusión.
Renacimiento: Wonder Woman: Número 14 ofrece un contenido bastante desigual. La primera historia no aporta nada que no sea la exploración de Diana. Y, por otro lado, el arco argumental principal comienza bien pero termina de manera muy insatisfactoria.