Renacimiento: Green Arrow: Número 7
Comparte con tus amigos










Enviar

El Noveno Círculo se hace con el control de Steattle… ahora llamada Star City. Oliver Queen decide plantar cara. Además, intervenciones de Flash y Wonder Woman. Benjamin Percy y Juan Ferreryra nos siguen contando las aventuras del mejor arquero de DC Cómics.

Comentario de Renacimiento: Green Arrow: Número 7

El comienzo de este número nos traslada a las consecuencias de lo sucedido anteriormente: la destrucción de la Aguja Espacial (“Space Needle”). Un monumento totalmente representativo de Washington DC. Acto que lleva al Noveno Círculo al paso definitivo para renombrar al estado como Star City.

Durante el transcurso del dominio del Noveno Círculo a Oliver se le ocurre que ya está bien de actuar desde las sombras. Ya está bien de que sea Green Arrow quien luche por defender el bien y la justicia. Así pues, Oliver Queen es quien debe tomar las riendas del asunto. Y, como lleva siendo la norma, el contenido es del mismo nivel de siempre. No se trata de nada particularmente espectacular (a excepción de una revelación final). Lo que sí resalta, como es habitual, es el dibujo de Juan Ferreyra.

La mitad de este tomo es donde comienza el arco argumental “El arduo camino del héroe”. A través del mismo, nuestro arquero se encontrará con diferentes personajes de DC. Todo mientras viaja fuera de Star City para detener los planes del Noveno Círculo de controlar los Estados Unidos. Más concretamente se topa/hace equipo con los diferentes miembros de la Liga de la Justicia.

Su primer encuentro es con Flash, el Velocista Escarlata. Pero lejos de ser una relación muy amistosa se trata de una áspera. Algo que también se verá más adelante con Wonder Woman. Esto es debido a que se retoman los hechos vistos en Liga de la Justicia: Número 8 del New 52. Allí Green Arrow quiso formar parte del grupo pero su carácter chocaba con los demás y de ahí que no sucediera.

Cabe mencionar que, pese a lo genial que es ver a Green Arrow hacer equipo con Flash, resulta que es el cómic más decepcionante del tomo. Stephen Byrne no sabe dibujar acción. Encima, se trata de Flash haciendo uso de sus poderes y el dibujante no sabe cómo plasmarlo. En teoría está ahí pero no hay sensación de movimiento alguno (por irónico que parezca), algo que también pasa con el Arquero Esmeralda. Faltan, por ejemplo, las líneas que le hacen sentir/saber al lector que algo está pasando y sentido de dirección. Para muestra, el dibujo aquí incluido con el héroe disparando una flecha: ¿eres capaz de sentir la fluidez de ese acto/que está sucediendo o no?

Wonder Woman es la siguiente integrante de la Liga de la Justicia en verse envuelta en las maquinaciones del Noveno Círculo. Como notarán por la imagen, tampoco resulta un encuentro agradable para Green Arrow. Según lean el cómic descubrirán porqué pasan las cosas que pasan. Pero que nadie crea que (en estos tiempos) se debe a que WW tiene que ser la superior por ser mujer y por ser Green Arrow un hombre blanco y heterosexual. ¡Nada más lejos que la realidad! Como dije, ya hay precedente de que la Liga y Green Arrow no son los mejores amigos.

Por otro lado, sí, Wonder Woman es el personaje invitado en el cómic de Green Arrow y, por tanto, no debería robar protagonismo a Oliver. ¡Pero es la Princesa de las Amazonas! Uno de los personajes más poderosos de DC. Es imposible que no sea la que destaque o pueda hacer más que un arquero. Además, no pasa mucho para que se entiendan y trabajen como compañeros.

Conclusión.
Green Arrow: Número 7 nos ofrece un par de grapas que contiene lo que habitualmente esperamos del cómic. Además, nos sorprende con dos aventuras donde se sale de lo habitual para ver al Arquero con Flash y Wonder Woman, algo totalmente refrescante. Muchas ganas de ver y leer lo siguiente.