Renacimiento: Green Arrow: Número 2
Comparte con tus amigos










Enviar

Green Arrow ha de rescatar a Canario Negro que ha sido retenida y Emiko recuerda una de sus aventuras pasadas con su hermano mientras hace frente a los yakuza. Este es un número que se siente de transición pero a la vez ofrece lo que uno espera de este cómic de Benjamin Percy.

Comentario de Renacimiento: Green Arrow: Número 2

De entrada tenemos a Green Arrow regresando a la ciudad para reclamar su posición. Para su sorpresa se encuentra con John Diggle quien, tras haberse ido por su cuenta, ahora regresa para colaborar juntos. En un principio se trataba de ayudarle a recuperar su empresa pero pronto las cosas cambian y se convierten en una misión de rescate: salvar a Canario Negro.

Este número resulta un tanto extraño para reseñar porque no se trata únicamente de rescatar a Canario Negro… eso es tan sólo la mitad del tomo, la otra mitad se centra en Emiko que se ve envuelta en un par de situaciones diferentes. Empezando con Canario Negro decir que se encuentra prisionera en el barco Infierno. Ese es lugar a donde se llevan a las personas sin hogar para convertirlas en quemados. El líder es Dante y es miembro de El Noveno Círculo. ¿Qué es exactamente El Noveno Círculo? Aquí se explica con todo detalle, pero valga la pena mencionar que, al vaciar todas las cuentas de Oliver Queen, estas se encuentran vinculadas a este grupo.

Sobre la parte de Emiko, y sin caer en spoilers, lo único que puedo decir es que recuerda una aventura pasada en la que defraudó a su hermano cuando se vio envuelta con el Rey Reloj. Además tendrá que enfrentarse a los yakuza.

Es bueno saber que Benjamin Percy no decidió tirar por la borda varios de los elementos nuevos que se crearon para el Arquero Esmeralda en el New 52 (entiéndase Emiko y Henry). Sobre todo me parece genial que haya reivindicado al personaje de Henry, quien quedara muy mal parado en el primer tomo sin razones válidas. En cuanto a Emiko… hay que leer este número para saber qué pasa con ella.

El dibujo sigue siendo tan bueno como antes. Esta vez Juan Ferreyra comparte labores con Stephen Byrne. Este último logra parecerse bastante a lo que ya habíamos visto antes por lo cual no desentona y la acción sigue también al mismo nivel.

Conclusión.
Renacimiento: Green Arrow: Número 2, se siente más como una entrega de transición que como una historia completa. No es que esto sea malo, pero por su propio contenido no puedo decir que se encuentre al mismo nivel que el anterior. Lo mejor que tiene es que seguimos compartiendo con la familia de Arrow por lo que se siguen desarrollando sus personalidades y explorando sus relaciones.