Red Lanterns: Número 4
Comparte con tus amigos










Enviar

Comentario de Red Lanterns: Número 4.

Guy Gardner se pasa del verde al rojo ahora que se convierte en miembro de los Red Lanterns. Mientras Guy se adapta a la situación, el derrotado Atrocitus busca la manera de vengarse. ¡Tan solo tres grapas en Red Lanterns: Número 4 pero muy bien aprovechadas!

Valoración.
Hay que ver cómo uno al ser lector descubre las habilidades de cada guionista. Justo antes de escribir este artículo hice el de Superman y Wonder Woman: Número 5, donde se daba una misma situación. En ese tomo solamente se recopilaban tres grapas, al igual que en este de Red Lanterns: Número 4. Sin embargo, mientras que en aquel no se supo aprovechar lo que había en este sí.

Charles Soule logra explotar cada página de tal manera que, a diferencia de S&WW5, en este no se siente que sea corto. Todo lo contrario. Es un contenido de calidad. Basta con leer la sinopsis tan breve de esta reseña para pensar que hay muy poco aquí. Y, aunque en teoría es cierto, en la práctica no lo es… Todo gracias a que Soule se las arregla para narrar a un nivel donde se suceden muchas cosas. En resumidas cuentas: el contenido es substancial y todo eso con una premisa tan simple.

Para poder comprender lo que nos trae hasta este punto hay que retroceder un poco en la historia de Green Lantern. Antes del New 52 hubo momentos donde Guy portó anillos de los Red Lanterns; de ahí que Hal lo eligiera para esta misión de espionaje. Por otra parte, Hal Jordan recién es designado líder del Cuerpo de Green Lanterns, por ello la petición a su amigo.

Teniendo en cuenta lo anterior, aquí vemos, paso a paso, el desarrollo de los eventos. Primero Guy llega hasta Ysmault (planeta hogar de los rojos) donde se convierte en Red Lantern, derrotando a Atrocitus en el proceso. Luego se plantea un objetivo en el espacio que no es otra cosa que una excusa para conocerse mejor y fraternizar con sus nuevos compañeros. Por último, seguimos a Atrocitus quien, con la ayuda de Dex-Starr, pone en marcha su plan de venganza.

Conclusión.
Lo dicho: un número muy breve con un planteamiento muy simple y al que se le saca todo el provecho. Mi única queja es el dibujo… si bien el arte no es malo, considero que pudo ser mejor. Así que nada, Red Lanterns: Número 4 es una entrega muy recomendable.