Nogami Neuro, el detective demoníaco
Comparte con tus amigos










Enviar

Misterio, “gore”, comedia y, sobre todo, entretenimiento se fusionan en este manga para ofrecernos una historia que nos hará pasar muy buenos ratos de la mano de un personaje muy peculiar… Nogami Neuro, el detective demoníaco.

Valoración.
Lo que distingue los misterios de esta historia es que, a diferencia de otras donde primero se expone lo que sucede y luego poco a poco se va desvelando el enigma, aquí el crimen ya ha sucedido (o a punto de suceder) y van directo a resolverlo. Por lo que esa parte, algo “aburrida”, queda descartada para llevarnos directos a la solución. Mejor aún es que debido a este método no tendremos tiempo de analizar pistas y sucesos para tratar de resolver el caso en cuestión, de esta forma, y a la vez que todos los presentes en ese momento, nos vamos maravillando, poco a poco, de la manera en que Neuro nos va dando los detalles del crimen.

En relación a lo anterior, uno de los puntos fuertes de este manga es el personaje de Nogami Neuro y su interacción con Yako. Nogami ve a Yako como una sirviente, es más, como una cosa (algo que el mismo le dice cuando la compara con una ameba). Él la trata como le da la gana, abusa de ella (incluso al nivel de darle golpes frente a los demás) y la tiene constantemente intimidada para que haga lo que le ordene… lo que da paso a los momentos cómicos de la historia cuando, por ejemplo, por puro placer (y de manera inexplicable) Neuro le gira la cabeza 360 grados a Yako, dejándola con el cuello retorcido.

Por otro lado, tenemos el elemento fantástico de la historia: estamos hablando de un demonio por lo que las posibilidades para sacar mayor provecho a este aspecto dan para mucho. Comenzando por Las 777 Almas del Mundo Demoníaco que son una serie de herramientas que Neuro utiliza para resolver los misterios. Por ejemplo, para encontrar todas las pistas disponibles en una escena saca de la nada cientos de pequeños ojos con patas que no dejarán lugar sin revisar. Además, Nogami es capaz de hacer cualquier cosa físicamente imposible como mostrar su apariencia real, aparecer de la nada (colgando del techo o caminar por las paredes) y modificar el entorno a su antojo (darles un aspecto “temible” a las cosas). Llegados al tercer tomo nos encontraremos con un personaje (que por lo visto será recurrente) en el mundo humano que también posee habilidades misteriosas.

El último punto a resaltar es el elemento “gore” que puede llegar a tener la historia. Sin ir más lejos, en el primer misterio que nos encontramos veremos como un hombre vomita grandes cantidades de sangre (incluso sobre otra persona). En otra escena Neuro le abre los ojos de par en par a Yako y la amenaza con reventárselos poniéndole unas especies de agujas sobre ellos. No es algo que se muestre excesivamente pero cuando se muestran estas escenas llevan el contenido al máximo, tanto como para hacerle voltear la vista a muchos… aunque los momentos de Yako, como ya mencioné, son para causar risa.

El dibujo es muy bueno. Los personajes están bien logrados con los detalles justos, ni más ni menos. En cambio, todos los fondos de los recuadros si que están muy bien cuidados, llenos de los más mínimos detalles . Y como expuse ya en el párrafo anterior, cuando se trata de la escena de un crimen no se quedan cortos en mostrarnos lo gráfico del suceso. Y cabe resaltar que cuando llega el turno de que Nogami aparezca utilizando sus habilidades es digno de apreciar.

Terminando.
Nogami Neuro, el detective demoníaco es un manga que destaca por su originalidad y por su personaje principal. Me atrevo a recomendarlo para todos los que gusten de temáticas misteriosas con demonios de por medio.