Nekomajin: El gato mágico
Comparte con tus amigos










Enviar

Con ‘Dragon Ball’ finalizado desde hace cierto tiempo, nuestro queridísimo Akira Toriyama nos presenta una nueva maravilla que, si bien no parece (por el momento) poder hacerle sobra a ‘Dragon Ball’, si que está encaminada a convertirse en un nuevo éxito: Nekomajin: El gato mágico.

Nekomajin leyendo‘Nekomajin’ es el nombre al que responden ciertas criaturas (yo diría que son ¡gatos!) con un físico un tanto peculiar: son regordetes, ojos achinados y están dotados de habilidades mágicas que no dudarán en usar para impartir justicia (dentro de lo que su primitiva inteligencia les permita). Además, tienen un gran conocimiento de las artes marciales.

El tomo comentado corresponde a una publicación de Planeta Cómic y consta de tres historias distintas protagonizadas por tres Nekomajines diferentes. Y es que como bien indica el primer protagonista, son unas cien especies diferentes, especies tales como: Nekomajin Singapur, Nekomajin American Curl, Nekomajin Bengalí (¡cómo mi gato! ¡un Bengalí!) Nekomajin Scottish Fol o el Nekomajin Oriental Shorthair. Vamos, razas reales de gatos.
He de reconocer que al principio me daba una pereza terrible embarcarme en más aventuras (bastante liado estoy con la cantidad de series que sigo) pero después de haberlo leído, sólo puedo hablar maravillas de él. Y es que Toriyama es mucho Toriyama.

ImágenEn la primera historia veremos como un Nekomajin llamado Nekomajin que vive en una casita vete tú a saber dónde y como usa sus poderes para hacer el bien… siempre que reciba una buena suma de yenes. Simpático e inocente, este primer protagonista nos introducirá en este mundo donde el estilo personal de su autor queda plasmado en cada viñeta.

La segunda historia es protagonizada por Nekomajin Atigrado. No creo que sea necesario aclarar el por qué de dicho nombre. Nuestro Nekomajin atigrado despierta de una siesta de ¡31 años! y lo primero que hace es darse un buen baño debido a que 31 años de siesta metido dentro de un árbol, hace que uno coja mucho musgo. Al salir se encontrará con un hombretón que Nekomajin vio por última vez siendo un niño. Ahora es maestro y tiene ciertos problemas. El destino ha querido, de nuevo, que un Nekomajin pueda ayudar a los inocentes…intentando sacar tajada del asunto, como siempre.

La tercera historia nos tiene deparado un pequeño guiño hacia el mundo de ‘Dragon Ball’. Y es que el Nekomajin de esta historia es nada más y nada menos que Nekomajin Z, que se declara fan incondicional de su maestro Son Goku. Tanto lo idolatra que usa un traje como el que llevaba Son Goku en sus primeras historias. Y no sólo eso, todas las técnicas de ataque son las mismas que usa… ya sabéis quién.
Este Nekomajin comparte su tiempo con un amigo suyo y no dudará ni un minuto en timar a todos los turistas que se crucen en su camino. Acción y diversión por igual nos llevarán a un desenlace inesperado.

Nekomajin y Goku

El tomo que tenemos entre manos es un recopilatorio de las aventuras publicadas a lo largo de 8 episodios en la revista Weekly Jump. En esta ocasión el maestro Toriyama quiere tomar un camino no tan serio y difícil de seguir como ha podido ser su obra cumbre. La obra empieza con un dibujo algo simple pero realmente divertido y bien definido. A medida que avanza, veremos su progreso y la plasmación de nuevas ideas y técnicas para acabar viendo una obra de arte a la altura de los Dragon Ball en la última historia.

Llegado a este punto, sólo me queda recomendaros este tomo puesto que estoy seguro de que lo disfrutareis tanto como yo.