Los Vengadores: Ultimates Volumen 1
Comparte con tus amigos










Enviar

Comentario de Los Vengadores: Ultimates Volumen 1

Y llegó el día en que el poderoso país estadounidense quedaba en evidencia frente al resto del mundo. Magneto, líder de la Hermandad de Mutantes, atacaba la capital del país, la arrasaba y obligaba al presidente a lamerle las botas. Sólo la aparición de los X-Men pudo salvar la situación. Meses después de dichos acontecimientos, el gobierno comienza a trabajar en un proyecto con la intención de crear su propia división superheróica, Los Vengadores: Ultimates Volumen 1.

“¿Rendirme? ¡¿Rendirme?! ¡¿Te has creído que esta letra que llevo en la cabeza significa Francia?!”.-Steve Rogers, Capitán América.

Vengadores Ultimates

El equipo creativo.
Después de que Marvel decidiese crear un nuevo sello denomidado “Ultimate Marvel” (donde se crearían diversas colecciones actualizando a los héroes de la compañía), uno de los grupos que con más fuerza sonaba era el de Los Vengadores. A menudo siendo considerado como el grupo principal de la compañía, quedaría en un segundo plano ante el auge de la franquicia mutante, que se había convertido en la estrella principal durante finales de los 80 y durante prácticamente la década de los 90. Quizás por eso no fueron ellos los primeros “reencarnados” y sí los X-Men y el héroe por excelencia de Marvel, Spiderman.

Pero eso no significaba que Marvel hubiese dejado de lado a los héroes más poderosos de la Tierra. Si querían hacer las cosas, querían hacerlas bien. Había que decidir quiénes serían el equipo creativo de la nueva colección. La apuesta por quien sería el guionista de la serie estaban entre Brian Michaels Bendis (quien aumentaba su popularidad y presencia en la empresa) y el siempre controvertido Mark Millar (con una larga carrera en DC/Vertigo). Ambos eran el centro neurálgico del universo Ultimate, siendo uno guionista de “Ultimate Spiderman”, y el segundo de “Ultimate X-Men”. El destino permitiría a Mark Millar ser el escritor de los “Héroes Más Poderosos de la Tierra”. A las manos de los lápices se puso el dibujante Bryan Hitch, quien ya venía de mostrar su calidad durante su carrera, tanto en Marvel como en DC, destacando entre otros su colaboración en The Authority.

El Hombre Gigante

Argumento.
El gobierno de los Estados Unidos está asustado. Recientemente han quedado en evidencia frente al mundo al ser víctimas de un ataque terrorista del maestro del magnetismo, Magneto. Viendo que su posición en la política mundial pudiese haberse resentido, deciden reunir un grupo de metahumanos para defenderse de los ataques de supervillanos que se produzcan en suelo americano. Para realizar la tarea, el gobierno concede a la agencia de inteligencia de SHIELD un aumento del presupuesto desmedido para costear los gastos, tanto de investigación como de entrenamiento, aparte de una división de combate de gran magnitud.
El empresario Tony Stark, junto a su armadura de Iron Man, se convierte en ser uno de los primeros que se une a las filas del general Nick Fury (tras el asesinato del General Ross). Tras el, la pareja de científicos Hank Pym y Janet Van Dyne (el Hombre Gigante y la Avispa) acaban “ascendiendo” a la primera división junto al Dr. Bruce Banner, quien está intentando desarrollar un nuevo suero de supersoldado. Un importante activista noruego a favor de los derechos humanos conocido como Thor rechaza la oferta de unirse al grupo. La aparición del cuerpo con vida del legendario Capitán América hace que el pueblo americano deje de cuestionar el nuevo equipo y comience a alabarlos. Pero puede que la amenaza real que buscaban no se encuentre en el exterior, sino entre ellos…

Concentrándonos en la trama y en el argumento de la colección tenemos un gran comienzo, donde vemos la última misión del Capitán América. Una gran representación de la llegada de los americanos contra el ejército alemán, gracias al buen hacer del dibujante Bryan Hitch, que realiza un sensacional trabajo durante los 13 números que reúne el primer volumen. El detallista artista inglés consigue sorprendernos con una increíble primera toma de contacto.
Es posible que durante los números siguentes el ritmo de la saga se haga algo más lento. Uno pensaria que tras este inicio espectacular, el guionista dedicase más tiempo a más metraje de acción. Sin embargo, Millar se entretiene en los siguientes números con la reunión del equipo, sus vivencias, la crítica social ante el gasto desmesurado en un grupo metahumano que no tiene ningún enemigo que combatir,… De todas formas, el cómic sigue manteniendo el interés gracias a sus personajes, llegando al final de la saga de forma genial.

Llegados a la siguiente saga que compone el primer volumen, esta vez Mark no se anda con tonterias y presenta una invasión alienígena de una raza que hizo un pacto con los alemanes durante la 2GM, iniciando con una primera presentación de los agentes Viuda Negra y Ojo de Halcón que el escocés no se sonroja al reconocer que tiene tintes de la película ‘Matrix’. Dicha parte del tomo presenta una cantidad de páginas dedicadas a la guerra considerable, aunque la historia llegue casi atropellándose y sin el freno de mano puesto. Todo esto con el buen hacer de Hitch, que haciendo uso de varias páginas dobles dónde explayarse, vuelve a demostrar su calidad artística.

El Increíble Hulk

Deconstrucción de The Ultimates.
Siendo sincero, creo que actualmente no debe de existir un autor que cause tanta diferencia de opiniones como puede ser el escocés Mark Millar. Sus guiones al frente de numerosas colecciones, ya sean de franquicias consagradas como de cosecha propia, tienen tantos seguidores como detractores. Lo bueno que tiene es que se le ve de lejos venir: si lees un cómic de su puño y letra ya sabes que vas a leer, no engaña a nadie. Sus trabajos pueden ser comparados perfectamente con los BlockBusters veraniegos, creados simplemente para que el lector pase un tiempo entretenido. Además, siempre tiene un hueco para críticas a ciertos sectores de la sociedad, mayormente la americana.

El trabajo que le encargan a Millar no es sencillo. Y tampoco da sensación de que él pidiese algo de ese estilo. Crear un nuevo origen para los Vengadores tenía que ser un desafío y tenía que ser algo fresco. Y esto lo consigue dando una vuelta de tuerca a cada uno de los personajes que forman el grupo. Porque ni uno se salva de ser “ultimizado”.

Comenzemos, por ejemplo, con Tony Stark. El mítico empresario que creó una armadura para escapar de sus captores era en los cómics tradicionales bastante pícaro y con un problema con la bebida. Pero, en The Ultimates, se vanagloria de esas dos cualidades, con una confianza y un ego insuperable, lo que permite al lector disfrutar de varias perlas a cada hoja.

Otro que no se escapa es el Capitán América. El primer capítulo de la serie se centrará en su última batalla en la segunda guerra mundial, mostrando una valentía y arrogancia que le llevarían a salvar la capital americana a costa de su “vida”. Hasta que es encontrado por SHIELD, por supuesto. Con una actitud muy marcada de los años cuarenta, representa perfectamente la expresión “pez fuera del agua”. No es el mundo que recuerda, no conoce apenas a un par de personas que vivan de su época y no entiende lo que ocurre a su alrededor. Cosas que el cree que son normales son tratadas por los demás de forma burlesca y actitudes caballerescas ya no sirven con las mujeres, que han cambiado tanto que se siente abrumado. SHIELD se convierte en su válvula de escape. A diferencia del Capitán original, su versión Ultimate es un soldado que obedecería una orden a ciegas.

Capitán América

El cambio más curioso e increíble sería el de Thor. El guionista escocés convierte al orgulloso dios del trueno en un personaje con un aura de misterio, que porta el martillo asgardiano y que se dedica a actividades contra los gobiernos establecidos. Su verdadero origen no se establece en este tomo, pero los lectores se preguntarían durante meses si lo que están viendo es el verdadero hijo de Odin, o un sociópata metahumano. Curiosamente, acaba desarrollando una amistad con Stark, siendo teóricamente, lados distintos de la misma moneda.

Para completar la plantilla inicial están los tres científicos del grupo. Uno de ellos es Hank Pym, el hombre gigante. Científico cuyo ego personal solo rivaliza con su desorden psicológico, consigue desarrollar sus poderes gracias a sus estudios de los poderes de la Avispa, su esposa. En el caso de esta, Janet Van Dyne, muestra una actitud medianamente agradable con sus compañeros, pero que se siente retraída ante los ataques de su marido. Es finalizando la primera saga del tomo cuando se produce una de esas escenas reales y crudas en el caso de la violencia de género. Por último, Bruce Banner. A menudo humillado por el resto del grupo por sus nulos progresos, se siente atormentado por sus recuerdos cuando se transformó por primera vez en el gigante esmeralda. Aunque teóricamente esa situación nunca vuelva a producirse…

A partir de la segunda saga aparecerán en escena los agentes de la divisón secreta Viuda Negra (Natasha Rommanov) y Ojo de Halcón (Clint Barton). La primera, una ex-agente rusa con gran confianza en sus cualidades mejoradas y con una líbido que rivaliza con la de Stark. El otro, un arquero con actitudes de llanero solitario, siendo su única preocupación volver con vida para ver de nuevo a su familia. Junto a ellos, y con poca presencia durante el primer volumen de The Ultimates, se encuentran los gemelos Wanda y Pietro Maximoff, los hijos del terrorista Magneto. Uniéndose al grupo secretamente para conseguir que SHIELD libere prisioneros mutantes que pertenecían a su hermandad.

Como último miembro, y liderándolos como general de la agencia, Nick Fury. Sorprendiendo a propios y extraños por su aspecto totalmente alterado salvo el detalle del parche, encontramos un afroamericano con la cabeza afeitada. Su aspecto final para esta reedición fue el elegido para el grupo de actores reales, siendo elegido finalmente el del actor Samuel L. Jackson. No sólo agradó a buena parte de los lectores, sino que el mísmisimo representado quedó encantado con ello, hasta el punto que cuando se dedició llevar la franquicia de los Vengadores y a sus integrantes en sus respectivas películas, la elección de Fury estaba decidido de antemano. En una de las secuencias del cómic, hacen referencia a una posible película sobre los Ultimates, siendo el propio Nick Fury el que indica que el único que podría hacer de el sería Samuel L. Jackson.

Cerrando el círculo de personajes principales, quería recalcar a uno de los secundarios, el clásico mayordomo de los Vengadores, Jarvis; quien en este remake del grupo de héroes sufre un cambio total en su forma de ser, siendo transformado en un irreverente e impredecible sesentón que uno se pregunta como Stark no lo ha despedido. Sus pocas líneas durante el volumen las aprovecha bien.

Thor

Valoración final.
Reconozco que es difícil para mi valorar Los Vengadores: Ultimates Volumen 1. Soy lector asiduo de cada pieza de Mark Millar, por lo cual mis preferencias al criticar The Ultimates estén condicionadas. Tampoco me lo pone fácil la gran labor de Bryan Hitch. Si bien puedo decir que el trabajo conjunto del dúo consigue una obra redonda y muy disfrutable para cualquier lector. Creo sinceramente que es posiblemente el mejor trabajo del guionista escocés hasta la fecha y que la sombra de ella y de “Civil War” le perseguirá siempre.

Detalles finales.
1º.-En el inicio del tomo viene incluido un prólogo a modo de introducción de la mano del director y guionista Joss Whedon, quien finalizará durante 2008 Astonishing X-Men. Curiosidades de la vida, acabaría siendo el director de la película de Los Vengadores, que bebe en cierta forma de esta obra.
2º.-Samuel L. Jackson no es el único famoso que aparece en The Ultimates, en ocasiones con el beneplácito del actor o actriz. La lista incluye a gente como Larry King, Shannon Elizabeth, Freddie Prinze Jr., Oprah… entre otros.
3º.-Mark Millar estuvo enfermo entre el final de la primera saga y el comienzo de la segunda. Por eso hay una distancia de más 6 meses entre una y otra.
4º.-Tanto Millar como Hitch recibieron numerosas nominaciones por su participación en esta obra.