Liga de la Justicia: Números 44 al 53
Comparte con tus amigos










Enviar

Comentario Liga de la Justicia: Números 44 al 53.

Llegamos al final de la Liga de la Justicia. Para ello, Geoff Johns se despide tirando la casa por la ventana y como solamente él sabe hacerlo. Darkseid y Anti-Monitor luchan usando como campo de batalla a la Tierra… y ni siquiera nuestros héroes serán capaces de salvar al mundo…

Valoración.
¡Espectacular! ¡Impresionante! Estos son sólo algunos de los adjetivos con los cuales describir la última historia de la Liga de la Justicia en el New 52. Todo gracias a Geoff Johns (como no podía ser de otro modo). El guionista empezó muy bien la serie y, salvo un par de tropezones por el camino, toda su etapa fue elevando el contenido cada vez más y más… hasta conseguir terminar en la estratosfera.

Para culminar, lo hace con el arco argumental conocido como “La Guerra de Darkseid”. Y, como bien indica el título, trata del regreso del líder de Apokolips. Pero no solamente él, sino que también se ve envuelto el Anti-Monitor, un villano creado en los 80 para el evento “Crisis en Tierras Infinitas” como devorador de multiversos. Y su aparición no sale de la nada, ya que, justamente, la razón para que se diera Maldad Eterna fue que el Sindicato del Crimen llegó hasta Tierra 1 huyendo de él. Ellos esperaban que retornara en algún momento y así había quedado establecido entonces. Así pues, se da el enfrentamiento de estos seres increíblemente poderosos.

Como trasfondo de esto tenemos a Wonder Woman y su pasado. Ella es quien va narrando los sucesos según se van dando en cada entrega. En cuanto a su pasado, descubrimos que, además de Hipólita, otra amazona llamada Myrina dio a luz a una bebé profetizada como “la que traería el fin del mundo”… pero Myrina se negó a creerlo abandonando Themyscira y criándola lo mejor que pudo para evitar que fuera mala y se cumpliera la profecía… algo que, resulta claro, no funcionó.

Para lograr contener lo que implica el tener a Anti-Monitor (con su legión de Hombres-Sombra) y Darkseid (con su legión de Parademonios) va a ser necesario aún más que la Liga de la Justicia. Así es como se ven involucrados Mister Miracle, Big Barda, el Cuerpo de Green Lanterns, el Sindicato del Crimen y hasta los mismos seguidores de Darkseid… que incluyen a su hijo Kalibak, las Furias y otros más.

Por supuesto, no todo puede ser únicamente batallas (aunque queda claro que es lo que principalmente veremos), de esta manera, y a lo largo de la historia, hay giros y sorpresas en el argumento que afectarán a Superman, Batman, Green Lantern, Shazam y Lex Luthor… todo lo que les sucederá complicará aún más las cosas. Para rematar, al final de todo, se desvela un secreto que modifica del todo el origen de Wonder Woman y que ya veremos cómo se retoma esto en el futuro. Así pues, si la acción es espectacular… la trama tampoco desentona. Todo a un elevado nivel como era de esperar.

También hay que hablar de Liga de la Justicia Unida, la cual también termina en estos números. De hecho, hay grapas donde ni quiera se incluyen y ya culmina, definitivamente, en el número 50. Mi opinión sobre este cómic realmente no la tengo clara. Las últimas aventuras de la Liga de la Justicia Unida establecían que Adam Strange había quedado atrapado en el Rayo Zeta y desde ahí tenía el conocimiento para elegir a los personajes del universo DC. Personajes que debían participar en las misiones que se avecinaban para llevarlas a cabo. Por ello, se incorporaban desde héroes a villanos. Y tan dispares unos de otros como Batgirl, La Cosa del Pantano, Hiedra Venenosa o Vandal Savage. Lamentablemente, no es hasta que llegamos al mismo final donde conocemos cómo Adam quedó en la situación en la que está y el porqué de estas misiones y la necesidad de incluir a personajes ajenos a la Liga de la Justicia Unida para resolverlas. Esto supone un enorme problema para el lector, porque no puede ser que se le exija a una persona no comprender una historia hasta pasados seis números; más que nada porque no hay siquiera mención de que se vaya a explicar todo.

De los tres arcos argumentales incluidos el mejor de todos es el segundo (con diferencia), donde deben parar una anomalía que enfrenta a muchos personajes de diferentes épocas en una guerra constante. El dibujo es el mejor de todos. La historia se plantea mucho mejor y se desarrolla igual de bien. Todos los protagonistas tienen su oportunidad de destacar y se rescatan personajes totalmente olvidados del universo DC.

Así pues, considero que la Liga de la Justicia Unida fue realmente buena previo a la idea de estas últimas aventuras. Estas entregas daban la impresión de que no sabían qué hacer o lo que se hizo fue sin ganas. La primera misión está horriblemente dibujada y tampoco se entiende lo que pasa ni en trama ni acción. Y la tercera está bien y ya. Si no fuera porque están incluidas en los cómics de Liga de la Justicia no los hubiera podido ni recomendar. Afortunadamente, los puedes considerar como lo que son: un contenido adicional a la cabecera de la Liga de la Justicia.

Conclusión.
Liga de la Justicia: Números 44 al 53 termina por todo lo alto. Como debió ser. “La guerra de Darkseid” es espectacular en cuanto a guión, dibujo, acción, giros inesperados en la trama y uso de los personajes. De verdad que no hay nada de lo que me tenga que quejar. En todo caso, lo único negativo es lo que ofrece Liga de la Justicia Unida… pero, a final de cuentas, es un cómic separado y no tiene nada que ver con la cabecera…En definitiva, una historia que está al mismo nivel queLa noche más oscura”.