Iron Man: La guerra de las armaduras
Comparte con tus amigos










Enviar

Con motivo de la popularidad de “El Hombre de Hierro”, en Cineycine queremos ir recogiendo a modo de homenaje aquellos grandes cómics que marcaron al personaje. Empezamos con una saga crucial en la vida de Tony Stark, os hablo de “La guerra de las armaduras”. (Ojo lector, este artículo puede contener destripes de lo sucedido en Iron Man: La guerra de las armaduras).

“Con o sin el apoyo de la ley… voy a recuperar lo que me pertenece…¡¡Y que Dios ayude al que se interponga en mi camino”.-Tony Stark.

Breve ficha meramente orientativa de Tony Stark alias El Invencible Iron Man.
Breve referencia a su origen:
Anthony Edward Stark sólo era un joven ingeniero industrial de 21 años catalogado como genio cuando heredó Stark Internacional, al fallecer sus padres Howard y María Stark en un accidente de coche. A partir de ahí, el joven Tony Stark llevó la ya de por si rica y poderosa empresa de su padre hasta límites increíbles.
Todo iba bien para Stark hasta que en un viaje al Nam para vender armas recibió un impacto de metralla que lo dejó inconsciente amenazando su corazón. Stark fue así hecho prisionero por el guerrillero Wong-Chu. Para escapar de sus garras, colaboró con el viejo profesor Yinsen en la construcción de una armadura invulnerable que además impedía que la metralla que tenía en su cuerpo llegara a su corazón. Así nacía Iron Man.
Ya en la jungla Tony Stark metido en la armadura conoció a un piloto norteamericano que le ayudó a regresar a los EEUU, ese piloto era James Rhodes y desde ese momento se convirtió en el mejor amigo tanto de Iron Man como de Tony Stark. Algunos años después el propio Rhodey se vería obligado a llevar la armadura de Iron Man.

Poderes:
Como Tony Stark estamos ante un ingeniero industrial elevado a la categoría de genio inventor. Tony tiene una fuerza normal para un hombre de su edad, aunque es importante destacar que Stark ha sido entrenado en combate cuerpo a cuerpo y artes marciales por Steve Rogers aka Capitán América.
Como Iron Man decir que Tony construyó una armadura que contiene un exoesqueleto que amplifica enormemente su fuerza, pudiendo levantar 90 toneladas. Además, el traje de Iron Man dispone de gran cantidad de armamento tanto ofensivo como defensivo. De sus múltiples armas ofensivas destacan sus míticos rayos repulsores, el uni-rayo (que incluye luz visible, infrarroja, ultravioleta, tractora, láser e inductora de imagen) o las descargas de pulsaciones (plasma). Dentro de su armamento defensivo podemos encontrar el escudo de energía (puede absorber el impacto directo de un láser), un campo amortiguador de energía y un punto de mira computerizado.
Además, puede ser equipado con diferente armamento especial según lo requiera la ocasión y dispone de un depósito de aire de 1,2 horas de duración. Para terminar, Iron Man puede volar con una velocidad supersónica gracias a dos poderosos generadores eléctricos situados en las botas.

Algunos triunfos destacados:
Personalmente, pienso que el mayor triunfo de Iron Man fue derrotar (almacenando todo el poder de su armadura en único y devastador puñetazo) a Hulk cuando este llevaba implantando en su pecho un dispositivo que le impedía calmarse. Esa fue una batalla tremenda y para mi ha sido el mayor triunfo de Iron Man. Otro gran triunfo fue pelear cara a cara con Namor en el agua y, por supuesto, ser miembro fundador de Los Vengadores.
Finalmente, cabe mencionar una gran hazaña de pura fuerza bruta de Iron Man: durante las Armor Wars II fue capaz de levantar del suelo todo un reactor nuclear, volar levantando dicho reactor y enterrarlo en las profundidades del mar.

Algunos fracasos destacados:
Dos y muy importantes. El primero tuvo lugar cuando, a causa de su adicción al alcohol, cedió su armadura a su amigo James Rhodes y perdió su empresa a manos de Obadiah Stane. Tony pasó de la noche a la mañana de ser un megamillonario del copón a ser un alcoholizado vagabundo que pasaba sus noches al raso. Su segundo gran fracaso vino cuando, manipulado por Kang, se enfrentó a Los Vengadores en la saga “La Encrucijada”. En esta saga, Tony Stark casi acaba con sus amigos pero finalmente perdió la vida… aunque bueno, luego la recuperó… pero esa ya es otra historia.

Ahora:
Nos encontramos en esta saga con un Tony Stark totalmente recuperado de los terribles ataques de Obadiah Stane que le costaron perder su empresa, su prestigio, su dinero, su salud e incluso su mítica armadura roja y dorada.
Tony Stark ha conseguido refundir Industrias Stark, vuelve a tener dinero y poder, e incluso se ha integrado en la nueva sección de Los Vengadores que capitanea Ojo de Halcón desde la Costa del Pacífico de los EEUU. Además, luce una poderosa armadura escarlata y blanca con más poder que la anterior.

Iron Man

Resumen.
A continuación os dejo con una breve sinopsis-resumen de los cómics que componen Iron Man: La guerra de las armaduras.

Capítulo I: Stark Wars (The Invincible Iron Man nº225 USA).
Revisando los circuitos y componentes de la armadura de uno de sus enemigos Tony Stark descubre que la tecnología esencial con la que está construida es suya. Es la tecnología con la que fabricó la clásica armadura roja y dorada. Sintiéndose culpable de los posibles crímenes que algunos supertipos hayan podido cometer con su tecnología robada, decide investigar el origen del robo de datos y neutralizar legal y físicamente a los posibles ladrones.

“De alguna manera, alguien me espió en el labo y robó mi tecnología”.-Tony Stark.

La Guerra de las Armaduras

Capítulo II: Error (The Invincible Iron Man nº226 USA).
Stark consigue un listado de los posibles sospechosos y va tras ellos con la armadura escarlata y blanca de Iron Man. El problema surge cuando en el listado aparezca el agente del gobierno y vigilante de la isla de Los Vengadores… Mantarraya.

“Podemos hacer esto por las buenas o por las malas. Tú eres el Macero, tienes una armadura altamente sofisticada… ¡¡La quiero!!”.-Iron Man.

iron-man-mh-55

Capítulo III: El último Mandroide (The Invincible Iron Man nº227 USA).
Tras el ataque contra Mantarraya Tony Star se ve obligado a colaborar con SHIELD para detener a ¡¡¡Iron Man!!! Pero Stark le dará la vuelta a la tortilla para aprovecharse y tratar de inutilizar los Mandroides especiales de SHIELD.

“Estamos aquí para que nos entregues al Latas. Ya”.-Nick Furia.

iron-man-mh-56

Capítulo IV: ¿Quién guarda a los guardianes? (The Invincible Iron Man nº228 USA).
Tony con la ayuda de Rhodey planea inutilizar las armaduras de los guardianes de La Bóveda. El asunto parece fácil hasta que se cruza en su camino un viejo amigo en busca de ayuda: Steve Rogers.

“La Bóveda es indispensable para proteger al público y los guardianes son indispensables para proteger La Bóveda. Te lo pido como amigo Tony… no lo hagas”.-Steve Rogers.

El Capitán

Capítulo V: Nieve roja (The Invincible Iron Man nº229 USA).
Tras el incidente en La Bóveda, Stark fija sus siguientes objetivos en la URSS. Es la hora de adentrarse en territorio soviético para medir fuerzas con La Dinamo Escarlata y El Hombre de Titanio.

“Da! ¡es mi deber defender al pueblo de la gloriosa madre Rusia”.-La Dinamo Escarlata.

iron-man-mh-57

Capítulo VI: El día en que el héroe murió (The Invincible Iron Man nº230 USA).
El ejército de los EEUU decide actuar contra Iron Man y con la ayuda de Edwin Cord y de la tecnología robada a Stark fabrican una armadura de gran poder destructivo: Potencia de Fuego. El propio Stark se ve obligado a colaborar con el gobierno en un destructivo juego de emboscadas mutuas.

“Siempre me gustaron los finales deslumbrantes”.-Potencia de Fuego.

iron-man-mh-58

Capítulo VII: Vuelto a renacer (The Invincible Iron Man nº231 USA).
Mr. Cord empieza a usar a Potencia de Fuego para acabar con empresas Stark, esto obliga a Tony a diseñar una nueva y mejorada armadura de Iron Man para acabar con Potencia de Fuego y proteger a sus empleados.

“Espabila idiota. ¡Te metes con los intereses de Mr. Stark en todo el mundo y tendrás que responder ante… ¡¡el nuevo Iron Man!!”.-Iron Man.

Iron Man

Epílogo: Enemigos íntimos (The Invincible Iron Man nº232 USA).
Por fin Tony Stark puede dormir tranquilo, la pesadilla de “la guerra de las armaduras” terminó… pero vencidos los enemigos físicos quedan los mentales. Tony Stark es el invencible Iron Man pero en el mundo de las pesadillas le aguarda su peor enemigo…

“Me acuesto para dormir. Y pido a Dios que guarde mi alma. Si debiera morir antes de despertar. Ruego a Dios que se lleve mi alma”.-Tony Stark.

iron-man-mh-59

Valoración.
Siempre que me preguntan por algún o algunos cómics de referencia del “cabeza de lata” no dudo en citarles la espectacular pelea entre Iron Man vs Hulk con la intervención de El hombre hormiga en aquel cómic titulado “El hombre que quería ser La Masa”, el fabuloso tandem que Iron Man formó en Camelot con el Doctor Muerte en Viaje a Camelot… y, por supuesto, “La guerra de las armaduras”. Esta saga de episodios la podemos considerar como una de las mejores de Iron Man, no ya de la década de los 80, sino de toda su historia. Luego hicieron otras “Stark´s Wars” pero con una orientación diferente y aprovechando el tirón y éxito de esta primera saga.

Esta saga de Iron Man no sólo es de las mejores y más importantes sagas clásicas del personaje (creo que ya la podemos considerar un clásico sin el menor atisbo de duda), sino que también es importante porque en ella asistiremos a una de las primeras e importantes confrontaciones de caracteres entre Tony Stark y Steve Rogers (confrontaciones entre dos amigos que tendrían su punto culminante en la “Civil War”). Además, seremos testigos de una de las primeras apariciones de Rogers como “El Capitán” y, por supuesto, asistiremos a la creación de su escudo negro. En su momento estas apariciones parecían no tener mayor relevancia en la saga, pero creo que con el paso del tiempo la han enriquecido todavía más y le han dado mayor importancia.

En los guiones nos encontramos a David Michelinie. Michelinie te transmite a la perfección con sus “bocadillos” toda la impotencia y furia que, al comienzo de la aventura, siente Tony Stark al descubrir el robo. Era una época esta de finales de los 80 en la que los guionistas se molestaban en “dibujar” perfectamente a los personajes de los que se ocupaban, de esta forma, se tomaban su tiempo en rellenar bocadillos de diálogos que nos dibujaban perfectos retratos de personajes y situaciones. Una pena que esto prácticamente se haya perdido hoy en día en favor de dibujos espectaculares pero carentes de personalidad. Destacan además las frases duras, sentenciadoras y lapidarias que Stark escupe a los malos cuando se pone la armadura escarlata y blanca. Como bien apuntan en un momento de la aventura estamos ante un Iron Man con los modos y maneras del mítico Harry el sucio‘.

Por su parte, los dibujos de Mark D. Bright-Bob Layton (coloreados por Bob Sharen) siempre me han parecido de los mejores que se han hecho nunca del vengador dorado. Ver plasmar en viñetas el arte de Layton y Sharen dibujando Iron Man es uno de los pocos placeres que a los buenos amantes de Iron Man nos quedan en este mundillo de los cómics. Naturalmente que puede resultar desfasados para las nuevas generaciones acostumbradas más a “posters” que a dibujos, pero para un tipo como yo que está chapado a la antigua estos dibujos son verdaderas obras de arte. Como verdadera obra de arte es también ese epílogo dibujado por el siempre inquietante Barry Windsor Smith.
Lo siento por las generaciones actuales de aficionados al cómic, pero lo que se hace ahora, para mi, no aguanta la más mínima comparación con “el ayer” de artistas como Layton, Smith, Buscemas, Perez, Lim, Romitas… Eso eran dibujos, lo de ahora son simples posters más o menos chulos, sólo eso.

Mantarraya

Conclusión.
En definitiva, mi conclusión final de esta crítica de Iron Man: La guerra de las armaduras es que tenemos delante una saga totalmente recomendada para los amantes clásicos de Iron Man, y también para que los actuales lectores o seguidores del “cabeza de lata” conozcan más detalles del personaje y de cómo se hacían antes los mejores cómics del mundo que son los de Marvel, por supuesto.

Dato de interés.
En la colección “What if…?” en la que se daba la vuelta a algunos sucesos reales que habían tenido lugar en el Universo Marvel, y que tanta fama alcanzó a finales de los 80 y principios de los 90, la famosa “Guerra de las Armaduras” de Iron Man tuvo su correspondiente pregunta condicional y su respuesta. Fue en el número 8 USA del Volumen I de “What if…?” (en España el número 34) cuando el Vigilante se formuló esta pregunta: ¿Y si Iron Man hubiese perdido las Stark Wars?… la respuesta era tremendamente desoladora para los seguidores de Iron Man y hasta aquí puedo contar.