Hal Jordan y los Green Lantern Corps: Números 15 y 16
Comparte con tus amigos










Enviar

Los Nuevos Dioses requieren la ayuda del Cuerpo de Green Lanterns. Hal Jordan y Kyle Rayner son designados a la misión. Robert Venditti sigue al frente de los guiones. En los dibujos se recupera al español Rafa Sandoval.

Comentario de Hal Jordan y los Green Lantern Corps: Números 15 y 16

Este arco argumental está, relativamente, vinculado con el evento “Metal”. Evento que, a fecha de publicación de este artículo, no he leído todavía. Aun así, la conexión no es tal que alguien que no lo lea no vaya a comprender lo que pasa aquí. Es como leer algo que ya está iniciado… o no. Puesto que han existido tramas en este cómic donde se inicia en medio de la acción para explicarse luego.

Los vínculos con “Metal” son dos. El Green Lantern Graf, quien es un monje de luz, tiene una visión sobre determinados sucesos. Supongo que su rol tiene mucho que ver con el hecho de que sus brazos y piernas sean metal. Además, los robots que persiguen a los Nuevos Dioses están hechos de Nth (el material más poderoso en el universo DC).

En el número 15 John envía a Hal y Kyle a investigar una anomalía en el espacio. Estando allí aparece Orión. Ha sido enviado por Highfather para a solicitar la ayuda del Cuerpo de Green Lanterns y la razón no es revelada de momento. Esto es porque el propio Orión es perseguido por un robot cuyo objetivo es matarlo… y en el proceso es capaz de destruir planetas completos.

Cuando llegamos al número 16, por razones que omito para evitar destripes, tanto Kyle como Orión están fuera de los acontecimientos. De Hal dependerá poner a salvo a Highfather, quien está huyendo de unos rayos omega a toda la velocidad que Lightray puede llevarlo.

La primera mitad de esta trama es básicamente todo acción. No solamente se trata de encontrar la manera de salvar a Orión. También está el hecho de que estos robots acabarían con millones de vidas en el proceso. Así pues, es todo un despliegue visual por parte del español Rafa Sandoval.

La segunda mitad pierde calidad. Es cierto que hablo de que “La Caída de los Dioses” se divide en dos partes. Ahora bien, me refiero tanto a la manera como está estructurada y a la casualidad de que ecc publica dos cómics por grapas. No obstante, así mismo, me refiero al número 28 de la grapa que ecc edita como Número 16. En todo caso, en esa parte tenemos a Hal viajando a la velocidad de la luz en un constructo de avión. Eso es prácticamente todo…

Prácticamente todo porque, mientras teme de no ser capaz de llegar a Highfather a tiempo, se le aparece su padre en el asiento trasero. Si de por sí esto no es algo que me atraiga mucho, peor aún el hecho de que no se le da explicación. En el argumento se dice que su aparición se puede deber al poder de los Nuevos Dioses, pero nunca se concreta. Entonces, el no tener una respuesta clara a mí no me satisface.

Lo que queda al final es el enfrentamiento. El Cuerpo de Green Lanterns contra estos robots. Donde, nuevamente, Sandoval destaca en su labor. Tanto en los personajes en sí como en la acción.

Conclusión.
Hace mucho que estas grapas no ofrece un contenido sustancial. Casi siempre se trata de arcos argumentales muy cortos y donde no sucede nada con consecuencias definitivas o futuras. En Hal Jordan y los Green Lantern Corps: Números 15 y 16, seguimos teniendo una aventura simple sin más. En todo caso, mucho mejor esto que lo que Robert Venditti nos llevaba brindando en el New 52.