Fury of the Firestorm: The Firestorm Protocols
Comparte con tus amigos










Enviar

Comentario de Fury of the Firestorm: The Firestorm Protocols.

En este tomo tenemos acción a raudales. Principalmente por parte de Jason quien, utilizando sus poderes de transmutación, se topa con otros Firestorms para detener a los renegados. Esto es, mientras que en su interior siente que debe recuperar a Ronnie. Hasta la Liga de la Justicia Internacional aparece en Fury of the Firestorm: The Firestorm Protocols para brindar apoyo.

nuclear-men-tierra

Valoración.
Llegados a este tomo, el penúltimo, la cosa mejora pero a costa de algo muy importante: perder la identidad de nuestro protagonista. Como dije en el volumen 1 nunca había leído a Firestorm. Sin embargo, sí sabía lo básico: que se trataba de dos personajes que formaban al héroe. De ahí el que la decisión de separarlos creara tanta controversia entre los conocedores. Y en estos números la cosa empeora al aparecer no sé cuántos Firestorms.

Verán, en esta historia (que finalmente comienza a cobrar sentido aquí) tras la creación del protocolo Firestorm (lo que crea el superhéroe) se repartió a los diferentes gobiernos del mundo de manera que cada uno tuviera su propio protector. Es así como entendemos que Pozhar es el de Rusia, Firehawk de Francia, Hurricane del Reino Unido y Rakshasi de India; por no mencionar el fallido atento de Estados Unidos llamado Helix. A estos le sumamos nuestros dos héroes (cada uno por su lado), los Firestorm Renegados (que son bastantes para perder la cuenta) y los que salieron en el tomo anterior y es para preguntarse: «¿Qué tiene de especial Firestorm?» Y con razón.

nuclear-men-firehawk

Podrán decir: «¿Y el Cuerpo de Green Lanterns? ¿Y los demás miembros del Espectro Emocional?» Pero el caso es que ellos, concretamente los Green Lanterns, son básicamente un cuerpo de policías intergaláctico. Y cada uno de ellos es completamente diferente del otro en cuanto a personalidad, la manera de usar los poderes y cargos. Por no mencionar que la concepción del personaje era esa. En Firestorm casi todos son iguales y utilizan sus habilidades de la misma manera…

Pero eso no es todo, ¿recuerdan que la fusión de Jason y Raymond en un arrebato de coraje formaron una criatura llamada Fury? Pues bien, aquí aparecen dos más: Wrath (Ira) y Scorn (Desprecio). Esto lo que hace es cada vez más se vuelva todo genérico y lo que debiera hacer único a Firestorm se diluye de tal manera que es normal que se pierda el interés en él cuando debiera ser todo lo contrario.

nuclear-men-wrath

A su favor tiene que esta vez se queda atrás todo el rollo científico y las situaciones fuertes. Ahora toca mostrar a constantes Firestorms y enfrentarlos entre sí para ver desplegar su poder. Inclusive aparece la Liga de la Justicia Internacional: Batman, Booster Gold, Green Lantern Guy Gardner, Godiva, OMAC, Batwing y August General in Iron. Imagino que, como de costumbre, únicamente para atraer lectores al cómic. De esta manera, al menos se hace una lectura amena y entretenida. Y, a lo largo de la misma, vemos cómo Jason y Raymond mantienen una necesidad de conectarse. Esto es, hasta que termina el tomo con el número 0 donde finalmente se unen creando al Firestorm que todos conocemos.

nuclear-men-firestorm

Conclusión.
Lo dicho ya: el contenido de Fury of the Firestorm: The Firestorm Protocols mejora pero diluyendo a nuestro(s) héroe(s), dejando atrás el argumento principal (a duras penas se muestra algo de la Coporación Zithertech que se suponía era la columna vertebral del cómic) y básicamente lo que tenemos es acción por el mero hecho de tenerla. Por lo menos se hace todo mucho más llevadero, el dibujo siempre es espectacular y al final llegamos a donde siempre debimos haber estado.