El Inmortal Hulk: Número 5
Comparte con tus amigos










Enviar

Al Ewing presenta su firme candidatura para entrar en el Olimpo de los grandes guionistas de la colección. En estas grapas lleva al coloso esmeralda a niveles que hacía mucho tiempo que no se alcanzaban. Ayudándole a conseguir el Top tenemos a Joe Bennett, un dibujante que con sólo que pusiera un poco más de su parte estaría también entre los grandes. Diseccionemos ya lo que esconde el horrible corazón de Hulk…

“Puede que tu mundo mortal haya creado algo muy parecido a un Dios. O a un Diablo, quizá”.

Comentario de El Inmortal Hulk: Número 5.

Al Ewing consigue en estas grapas firmar un número de referencia en la ya larga colección de Hulk. Por un lado nos ofrece algo típico (y siempre disfrutable) como es el enfrentamiento del coloso esmeralda con Los Vengadores. No obstante, añade como novedad el hecho de que Hulk no sólo derrota a sus rivales con sus puños, sino también con sus duros comentarios psicológicos. Este Inmortal Hulk conoce las debilidades más íntimas de cada enemigo y se las suelta a la cara en pleno combate para hacerlos más vulnerables. Esto es algo que hace con Thor, con el Capitán América e incluso con su propia prima, Hulka. Así pues, como rival se convierte en imparable y el propio Thor lo llega a bautizar como “Hulk Diablo”.

Por otro lado, llega la auténtica y escalofriante novedad. Me refiero al despiece y estudio de Hulk. El motivo de esta gore situación nos la da el Doctor Clive de Base Sombra en forma de preguntas: “¿Cómo resucita? ¿Según qué ciencia? ¿Cuáles son las reglas? Tenemos que conocer las reglas para romperlas”. Esta forma de mostrar a Hulk “en piezas” contenidas en recipientes de cristal es algo que jamás había visto en toda mi larguísima etapa siguiendo al personaje. Sin duda, todo un acierto el estudio de este nuevo poder regenerativo (o inmortalidad) del titán verde. Innovar bien en un personaje con casi 60 años de historia hay que aplaudirlo como se merece. Además, en todo momento estás ansioso por pasar las páginas para saber cómo se las ingenia Hulk para escapar de tan imposible situación…

Teniendo en cuenta lo anterior, el tema del regreso del padre de Banner, o quién está detrás de él, “queda” en un segundo plano. Son varias las narrativas importantes que despierta el regreso de “La Masa” y hay que ir haciendo sitio a todas.

Respecto al dibujo de Joe Bennett decir que sigue exactamente en la misma línea que en el número 4. No obstante, el hecho de desarrollar el combate en un campo abierto hace que Bennett pueda centrarse más en lo que mejor se le da (los músculos) y preocuparse menos por los detalles (no es lo mismo una zona descampada que un hospital). Aquí encontraremos algunas dobles páginas tremendamente impactantes. Por ejemplo: el lanzamiento del coche del Piloto Fantasma o el tremebundo disparo del “Láser Hélios”. Sin olvidar tampoco grandes viñetas como esa en la que Hulk le salta un diente ¡al mismísimo Thor! o aquella en la que manda de un golpe a Hulka a más de dos kilómetros de distancia. Visualmente este número 7 USA es todo un placer para los amantes de las tortas…

Afortunadamente, el número siguiente también está dibujado por Joe Bennett. En consecuencia, no se rompe el estilo visual como en anteriores grapas. También luce mucho en esas páginas su arte, sobre todo mostrando a Hulk en los frascos de cristal. Ahora bien, sigue siendo clarísimo que Bennett presta más atención y detalle a unas viñetas que a otras. Si fuera capaz de centrar toda su atención en todas las viñetas estaríamos hablando de un dibujante top. Lastimosamente no es el caso.

Conclusión.
Honestamente creo que El Inmortal Hulk: Número 5 merece ser considerado como uno de los grandes números de la colección. Como expuse antes, hablamos de un personaje con casi 60 años de historia en el que las innovaciones buenas no han sido muchas. A la espera del futuro, pienso que a Al Ewing podemos ir haciéndole un hueco junto a grandes guionistas de esta colección como fueron: Bill Mantlo, Peter David o Greg Pak.