El Inmortal Hulk: Número 1
Comparte con tus amigos










Enviar

Hacía varios años que llevaba desenganchado de los Marvel Cómics. Los continuos e interminables crossovers y la mala calidad de los guiones y dibujos me llevaron a marcharme. De esta forma, abandoné todas mis colecciones favoritas, incluida la de uno de mis grandes iconos: La Masa. Un día, de visita en una librería especializada, clavé mis ojos en este número cuya portada me llamó la atención por su “remember”. Fue así como decidí darle una oportunidad a El Inmortal Hulk: Número 1.

“¡Es el diablo, tío! ¡El puñetero rey del infierno!”

Comentario de El Inmortal Hulk: Número 1.

Recuerdo el último número que compré de El Increíble Hulk, fue el 11 de la colección Indestructible Hulk. Llevaba un tiempo lamentando los malos guiones y el desastroso arte en las grapas de mi superhéroe favorito y el citado número fue la puntilla. Os hablo del año 2013. Desde entonces, me desvinculé por completo de los Marvel Cómics y sólo seguí algunas noticias puntuales que veía por ahí. Nada más.

Gracias a esas noticias/flashes supe que Amadeus Cho se había convertido en el nuevo Hulk y que Bruce Banner había muerto a manos de Ojo de Halcón. Una muerte sin ningún tipo de trascendencia ni resonancia mediática… ¡Los disparates parecían no tener fin en la que fue “La Casa de las Ideas”! No obstante, tiempo después me enteré que en USA sacaban una colección titulada The Immortal Hulk. El tema despertó mi curiosidad y aquí estamos de nuevo derribando muros y haciendo un hueco a Hulk en Cineycine…

En esta, y otras colecciones Marvel, estamos ante un intento de vuelta a los orígenes, al Marvel Legacy. Esto significa que se mantendrán las nuevas historias ocurridas anteriormente pero también se vuelve a lo clásico. Así pues, este número es un “reinicio” y puede ser leído sin conocer los sucesos anteriores, tal es mi caso.

En el guión tenemos a Al Ewing que se confiesa fan del personaje. Su principal aportación es volver a dónde todo comenzó en The Incredible Hulk 1 (julio, 1962), incluso utiliza los tag-lines del origen. Ewing vuelve así al concepto de hombre y monstruo. A las transformaciones nocturnas y a un terror y misterio mucho más acentuados. No obstante, también parece beber de fuentes como la serie de televisión o del trabajo realizado en esa misma dirección por Bruce Jones y John Romita Jr. durante su etapa en la colección (34 al 54 USA del nuevo Volumen 1).

Entre las aportaciones de Ewing resulta interesante confrontar los actos de Banner y Hulk. Especialmente llamativo es no saber bien cómo va a reaccionar este nuevo coloso esmeralda ante determinados hechos. Y puede que la respuesta no te guste porque es más brutal de la que los lectores clásicos podríamos esperar. Así pues, Ewing opta por crear un debate moral y psicológico a través de sus bocadillos. Por su parte, Banner queda mucho más apartado en este número y sólo lo vemos al final como alguien temeroso y dubitativo.

De los dibujos se ocupa Joe Bennett con Ruy José como entintador y Paul Mounts aplicando el color. Mi gusto por los dibujos es muy clásico. A nivel personal creo que los mejores artistas fueron gente como los hermanos Buscema, Herb Trimpe, George Perez, John Byrne… Esos maestros plasmaban a la perfección lo que debe ser el dibujo de un comic-book. En este sentido, disto mucho de disfrutar con el arte que se hace ahora. Respecto a Joe Bennett es claro que es poco detallista con el entorno y objetos. Además, el movimiento tampoco lo sabe plasmar bien. Todo esto lo intenta compensar trabajando los rostros con varios primeros planos, incluido uno de Hulk a doble página. La última viñeta que cierra el número es un ejemplo de esto que comento.

Por último, destacar el extra de la gran galería de portadas alternativas por diferentes autores como Dale Keown o Sal Buscema. También es inevitable referirme a la portada principal de este número dibujada por Alex Ross. Una cover que homenajea totalmente la del número 105 USA (agosto 1968) por Marie Severin.

Conclusión.
El Inmortal Hulk: Número 1 es un esperanzador (que no innovador) comienzo para todo un icono de la Marvel. Tanto si eres fan clásico como moderno creo que le puedes dar una oportunidad. Siento curiosidad por ver hasta dónde nos lleva esta nueva etapa. Finalmente deseo que no se vuelvan a cometer errores pasados.