Batman: Número 11
Comparte con tus amigos










Enviar

Comentario de Batman: Número 11.

Scott Snyder continúa narrando los primeros años de Bruce Wayne actuando como justiciero en Gotham. Por otro lado, tenemos un nuevo arco argumental donde Batman se enfrenta a un nuevo villano llamado Ira. Así pues, se continúa explorando el pasado mientras disfrutamos de algo nuevo.

Valoración.
Y aquí seguimos explorando los primeros años de Bruce Wayne como vigilante en Gotham, todo por cortesía de la trama Origen. Lo dije en mi reseña del Número 10 y lo repito: ¡no soporto estas historias!.. A quien le gusten muy bien pues están de suerte, pero aquellos que no, como yo, se hace muy agotador. Lo que sí tengo que hacer es darle méritos a Scott Snyder por, cuanto menos, hacer el viaje interesante. Nuevamente Bruce se enfrenta a la banda de Capuchas Rojas y otra vez se topa con Edward Nygma. Esta trama que involucra a su tío (por parte de madre) le tocará fuerte.

Yo puedo comprender la intención de Snyder de poner su sello en la mitología de Batman. De manera que, cuando se hable del personaje, haya que mencionar lo que aquí se presenta. Que se sepa que estos fueron sus inicios, o parte de ellos. Pero de ahí a repetir el mismo agotador origen, de narrar el asesinato de los padres de Bruce de niño, el cómo encontró la cueva que serviría como su base de operaciones y hasta la manera en la que se inspiró para crear a Batman es excesivo. ¿Hay alguien que no sepa esto cuando se muestra en películas de acción real, películas animadas, series animadas y de acción real y, además, se trae a colación a cada rato en cualquier cómic cualquiera donde aparezca El Murciélago?

Encima, para hacerlo interesante (y como pasara en el número 10) tenemos un par de historias cortas donde vemos a Bruce Wayne en diferentes momentos de su pasado entrenándose. Si bien esto se supone sea algo nuevo (y lo es) al final no es otra cosa que lo mismo: cómo se forjó en lo que es.

Por su lado, el contenido de Detective Comics comienza un nuevo argumento. Uno que gira en torno a un nuevo enemigo llamado Ira que es asesino de policías. De momento no es nada del otro mundo pero cuanto menos es algo original, contando con un Caballero Oscuro como tal, gran dibujo y buena acción.

Para culminar el tomo se nos ofrecen tres historias breves. Dos de ellas están vinculadas con lo que sucede en la trama de Ira y resultan en destripe por lo cual no puedo hablar de ellas. Están bien y nada más. Además, seguimos con la dichosa narrativa de Man-Bat. Nunca le he encontrado la gracia a este personaje y tampoco comprendo por qué darle tantas largas a esto que parece que no lleva a ningún lado.

Conclusión.
Batman: Número 11 no es una mala entrega. Lo que sucede es que yo no soy nada partidario de conocer lo sucedido en los primeros años de Bruce Wayne como vigilante y la manera en la que se entrenó fuera de Gotham. Si a ti te gusta esto no tendrás queja. Por su parte, en Detective Comics sin ofrecer un contenido impresionante cuanto menos se trata de algo diferente y tratando de las aventuras de Batman como tal.