Aquaman: Número 13
Comparte con tus amigos










Enviar

Comentario de Aquaman: Número 13.

Aún continúa la invasión del reino antiguo de Thule en el mundo. Si bien sigue siendo muy poco interesante ahora se cuenta al menos con un ritmo más fluido y la aparición de la Liga de la Justicia. Particularmente importante Wonder Woman.

Valoración.
Continuamos la historia que ya se había presentado en el número anterior donde supimos que existe otra versión de Atlantis llamada Thule, y que está tratando de ocupar la Tierra. Debo decir que, lamentablemente, sigue siendo de lo peor que ha ofrecido Aquaman.

No obstante, este caso la lectura se hace más amena al conocer a lo que nos enfrentamos; a diferencia del anterior donde no lo descubrimos hasta el final. También tenemos la respuesta a por qué Mera está actuando como lo hace. Esto se debe a que no es ella sino a su hermana gemela, Siren, quien es una metamórfica. Siren es un personaje que fuera creado en 1965… y del que reconozco que no sabía mucho acerca de su existencia. Aquí no se revela tanto de ella por lo que deberemos esperar a la siguiente entrega para conocer sus motivaciones.

Por otro lado, Aquaman termina en otro planeta… (porque sí). De aquí lo único de provecho que sale es que hasta allá había llegado Atlantis. En serio nada más. Tan es así que cuando Arthur regresa a la Tierra básicamente retoma la historia donde había quedado antes de ese momento.

Tras esto Wonder Woman aparece para hablar con Aquaman. Asumo que esto se hizo por la conexión de la mitología griega que los une. De hecho, da igual el motivo que la trae puesto que se agradece (con creces). Esto le aporta algo interesante al pesado arco argumental. Más adelante toda la Liga de la Justicia se une para luchar. Deciden ayudar a Aquaman en su misión para acabar con Thule pero rescatando a todos los inocentes que puedan y trasladarlos a Atlantis. Esto lo que implica es acción. Grandes dosis de ella que tanto es necesaria para esta trama.

Francamente ni tengo muchas ganas de seguir extendiéndome más en lo que ofrece este Número 13 y tampoco es que haya mucho más que contar. El dibujo, a la par que el argumento, sigue siendo pobre aunque mejora llegando al final.

Conclusión.
Una pena que la serie de Aquaman cuente con este bache, pues todo lo que llevábamos leyendo previo a este arco argumental siempre fue muy bueno. Como positivo se puede mencionar que ahora todo lleva un mucho mejor ritmo, se incorpora la Liga de la Justicia y el dibujo va mejorando.