Aquaman: Número 12
Comparte con tus amigos










Enviar

Comentario de Aquaman: Número 12.

Se inicia la etapa final de Aquaman en el New 52 y para ello se cuenta con un nuevo equipo creativo. “El Rey de los Mares” ostenta un nuevo diseño y poderes en un argumento que nos lleva de aquí para allá… tanto en lugares como en periodos temporales. El lector deberá sumergirse en esta confusa trama esperando dar con una explicación.

Valoración.
Al igual que pasara en Green Arrow ahora tenemos en el cómic de “El Rey de Atlantis” un nuevo equipo creativo para la última etapa del New 52. El anterior consiguió mantener la calidad al nivel que Geoff Johns lo había dejado. ¿Qué tal este?

De entrada debo decir que, no sé si será por la manera en la que desarrolla la historia, pero resulta bastante confusa. De hecho, hay que llegar al final del tomo para, finalmente, entender lo que sucede. Y esto es porque son dos tramas que se cuentan a la vez.

Por un lado, tenemos “el Antes” (que es la que deja al lector fuera de sí) con un Aquaman con un nuevo diseño y poderes en un entorno extraño. Por si fuera poco, está siendo perseguido por sus propios atlantes considerándolo un traidor. Mientras que en “el Ahora” se encuentra el Aquaman que conocemos ejerciendo sus labores como rey junto con su adorada Mera. Así es como el lector está en un constante “Antes y Ahora”. Por ello, es difícil de seguir la trama… más aún cuando no se deja establecida la situación claramente. Comienzas a leer con “el Antes” y de ahí a continuar la lectura con sus saltos.

Lo peor de todo este corto número, tan sólo recopila tres grapas, es el dibujo. Pese a contar con dos dibujantes el estilo es el mismo. Lamento tener que decirlo pero no recuerdo la última vez que me encontré con un arte que me desagradara tanto. Cuando llegas al final más o menos te haces a la idea pero únicamente eso.

Conclusión.
Por desgracia empezamos esta última etapa del New 52 de Aquaman con mal pie. La trama resulta demasiado confusa, no parece que sea una historia muy interesante y el diseño en general del dibujo es feísimo. Esperemos que el siguiente número aporte más y que el apartado visual mejore.